Archivo de la categoría: Uncategorized

Falsos gestores “de Anses” embaucaron a varios jubilados

FUENTE: EL TRIBUNO

                                Las estafas son muchas, aunque pocos denuncian. Un jubilado depositó $7.500 para trámites de la reparación histórica.

Jaime Barrera
La apacible vida de El Carril no haría suponer que operarían estos estafadores allí.

Las recurrentes estafas a personas mayores están en aumento en esta parte del Valle de Lerma. Les dicen que son de Anses, que deben depositar un monto de dinero, y que están por cobrar una abultada suma por la reparación histórica. La mayoría cayó en la trampa.

Algunos denunciaron y otros, por temor a burlas se guardan en el anonimato.

Las llamadas se han dado en localidades como Cerrillos, Rosario de Lerma y El Carril. En esta última ciudad, un jubilado de 65 años denuncio ser víctima del cuento del tío, mediante este ardid de engaño. “Tome un bolígrafo y anote”, le dicen del otro lado del teléfono, “mediante resolución judicial, usted cobrará por reparación histórica un monto de dinero en los próximos días”, dice la voz del teléfono con un castellano neutro.

De este lado el jubilado estatal se cree el cuento y se dirige al cajero automático para depositar $ 7.500 a nombre de una cuenta, al parecer de la Anses, y sin titubeos realiza la transacción. Del otro lado del teléfono la voz que guió a la víctima se asegura de tener el depósito en la cuenta apócrifa, y se despide del jubilado sarcásticamente “disfrute de este dinero que pronto tendrá en sus manos”.

Pasan los días sin saber nada del dinero obtenido, supuestamente, por medio de la resolución judicial que permite una actualización de montos de jubilaciones y pensiones.

“El llamado era de Buenos Aires, se hacía pasar por el Dr. Flores, asesor de Anses, pedía un número de celular, para transmitir los datos en donde debían depositar el dinero. Luego cuando surgieron las dudas por la operación se dieron que era una estafa”, acotó la autoridad policial consultada por El Tribuno.

La cuenta usada para el depósito de la víctima era de una mujer con domicilio y datos alterados. La entidad bancaria privada suministró la información luego de la intervención judicial. El dinero no estaba en esa cuenta, porque ya había sido extraído.

“Se realizan las denuncias, otros no formulan el hecho en sede judicial o comisarías por vergenza. Debemos advertir sobre estas estafas virtuales, o cuento del tío, que la gente debe tener cuidado. Hay otros casos con estafas de compras de motos y tarjetas de crédito. Normalmente llaman al azar, sin saber si es jubilado, pero su accionar es tan convincente, que muchos adultos mayores caen en estas redes de estafas”.

Por averiguaciones de El Tribuno hay vecinos que llegaron a depositar montos superiores a 10 mil pesos, y con la promesa de cobrar un plus en sus jubilaciones por estos supuestos trámites.

Anses vive comunicando sobre estas estafas. En varias localidades de esta región se ha dado este modo delictivo, en el cual personas se hacen pasar por personal idóneo de esta repartición nacional a los fines de transferir dinero para asegurarse la reparación histórica de su jubilación.

“Lamentablemente muchos adultos no son asesorados por sus familiares, o en las entidades bancarias para que no lleguen a realizar esta maniobras que son fraudulentas”, explicó la fuente. “Todas estas operaciones se realizan personalmente en el cajero, y hasta piden otros contactos de celulares para enviar los datos del delincuente”, agregó.

La policía de la provincia advierte de estas llamadas a los vecinos, para que no se brinden datos certeros de identidad o situación del jubilado.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cuánto van a cobrar los jubilados y los beneficiarios de la AUH luego de los aumentos de diciembre y marzo

FUENTE: INFOBAE

Con la actualización del nivel de la Remuneración Imponible para el Trabajador Estable a septiembre, y la inflación de ese mes, Infobae estimó sendos aumentos de la Movilidad Jubilatoria de 7,79% el mes próximo, y 11,9% tres meses después

dsticco@infobae.com
Se estima que el año cierra con un aumento nominal de los haberes de 28,5%, tres puntos porcentuales más que los salarios, pero 20 puntos porcentuales menos que la inflación
Se estima que el año cierra con un aumento nominal de los haberes de 28,5%, tres puntos porcentuales más que los salarios, pero 20 puntos porcentuales menos que la inflación
Las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares de ANSES, como la Asignación Universal por Hijo, aumentan 4 veces por año, en marzo, junio, septiembre y diciembre, según lo estableció la Ley 27.426, del 18 de diciembre 2017, que determinó esa periodicidad para la Movilidad Jubilatoria, sobre la base de la variación trimestral de los salarios promedios registrados (RIPTE) en una proporción del 30%, y de la inflación con una ponderación del 70%, en el trimestre previo al último semestre al del período de actualización.

Sobre esa base, en septiembre de 2018 se realizó el tercero de los 4 aumentos del año en las jubilaciones, pensiones y asignaciones, fue 6,68%, como resultado de sendas subas del RIPTE en 6,73% y del Índice de Precios al Consumidor del Indec 6,66%, en el primer trimestre del año.

De ahí surgió un nivel mínimo de $8.637 hasta noviembre inclusive, para un universo del orden de 4,5 millones de beneficiarios, sobre un total de 6,8 millones de jubilados y pensionados; mientras que para 4 millones de titulares con derecho a percibir la Asignación Universal por Hijo se elevó la asistencia a $1.684 por cada menor, hasta un máximo de 5, quienes deberán acreditar el cumplimiento de la escolaridad y el Plan Nacional de Vacunación.

Para diciembre la variación de los componentes de la fórmula de Movilidad Jubilatoria fue de 5,44% en el caso del componente salarial y 8,81% de los precios al consumidor determinó un ajuste de 7,79%; a $9.313 para la mínima, y $1.816 para la AUH

Mientras que para diciembre la variación de los componentes de la fórmula de Movilidad Jubilatoria fue de 5,44% en el caso del componente salarial y 8,81% de los precios al consumidor determinó un ajuste de 7,79%; a $9.313 para la mínima, y $1.816 para la AUH, los cuales regirán hasta febrero.

Para marzo próximo el factor de actualización arroja 11,92%, como resultado del efecto combinado de alza de 6,5% de los salarios; y 14,2% del IPC nacional, y elevará el ingreso base de los jubilados a $10.423 y el de la AUH a $2.033, hasta mayo inclusive.

Subibaja del poder de compra

El proceso de desinflación y modesta reactivación de la economía en 2017 que posibilitó la mejora real de las remuneraciones y el poder de compra de los beneficiarios de jubilaciones y pensionados, como de asignaciones familiares atadas a la Movilidad Jubilatoria, determinaron que en el último trimestre de ese año esos sectores recuperaran el poder de compra que tenían al inicio del gobierno de Cambiemos.

Aunque la vigencia de ese efecto fue efímera, porque la inflación erosiona a partir del mes siguiente los haberes reales, de modo que no alcanzó para compensar la pérdida acumulada en 18 de los 20 meses previos.

La inflación erosiona a partir del mes siguiente los haberes reales, de modo que no alcanzó para compensar la pérdida acumulada en 18 de los 20 meses previos

Y con la recesión posterior, y aceleración notable del aumento de los precios al consumidor hasta el último mes, los ajustes que tendrán lugar en diciembre y en marzo, sólo permitirán recortar la pérdida real de 20% este mes a 16% en diciembre; y 20% prevista para febrero a 13% en marzo, de cumplirse la desinflación que proyecta el Relevamiento de Expectativas de Mercado que recibió últimamente el Banco Central.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Coletazos de la reforma

FUENTE: iProfesional

Defensoría de la Tercera Edad advirtió que los jubilados terminarán el año con una caída de 25 puntos en sus ingresos

Los jubilados de la Argentina cerrarán el 2018 con un poder de compra un 25% inferior al que tenían en julio del año pasado, antes de la reforma previsional.

Así lo advirtió hoy el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, al señalar que hay 7.000 de personas entre jubilados y pensionados que verán una “brutal caída” en su poder de acceso a bienes y servicios.

“Nosotros estamos en contra de un bono. Pedimos la recomposición del haber para que la mínima esté en línea con la canasta del jubilado: hoy los jubilados de la mínima sólo cubren el 35% de las necesidades básicas”, dijo Semino.

En declaraciones a la radio Futurock, el defensor de la Tercera Edad dijo que el deterioro del haber jubilatorio será de 20 puntos porcentuale en 2018 sólo por el impacto de la inflación, pero aclaró que la caída será peor.

“La inflación cerrará por encima del 45% y los haberes 28,5%. Si a esto se le suma la pérdida por el factor empalme por el cambio de fórmula de reajuste entre septiembre de 2017 y marzo de 2018, los jubilados perderán un 25% de su poder adquisitivo en solo un año”, dijo Semino.

A su vez, advirtió que la situación es similar para las jubilaciones, pensiones y pensiones no contributivas, por lo que hay casi un millón de personas con discapacidad que “condenadas a vivir con 6.600 pesos en la Argentina”.

La Defensoría reclamó un “reajuste inmediato” de 5.100 pesos, es decir, 1.700 pesos por mes a partir de diciembre, incorporados al haber para llegar a marzo, cuando debe darse un nuevo reajuste.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Blindaje social

FUENTE iProfesional

Jubilados y desocupados: negocian bono de 5.000 pesos y “aguinaldo social” para fin de año

Por Juan Manuel Barca

espués de firmar el decreto que fija un bono de fin de año de $5.000 para los asalariados y un mecanismo para dilatar los despidos, el Gobierno deberá resolver ahora el pedido de un refuerzo similar para 11 millones de jubilaciones y planes sociales, afectados por la pérdida de poder adquisitivo.

Como adelantó el viernes último en exclusiva iProfesional, se trata de medidas que integran el amplio paquete de blindaje social con el que las autoridades apuntan a moderar el impacto del plan económico y contener la conflictividad social, que la semana pasada ya empezó a registrar un aumento por las paritarias y la carestía.

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, solicitó a principios de la semana pasada al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y al de Hacienda, Nicolás Dujovne, un “urgente reajuste de emergencia” para 6,9 millones de jubilaciones y pensiones.

Por escrito, Semino les pidió una suma de $5.160 en tres cuotas sucesivas de $1.720, a pagarse en diciembre, enero y febrero. La idea es que no sea por única vez, sino que se incorpore al haber, de modo que sirva como base de cálculo para el incremento de marzo, fijado por la Ley de Movilidad.

“Los recursos en el sistema están para afrontar la erogación”, señaló en la carta el defensor, quien advirtió que “los jubilados no necesitan una dádiva para el pan dulce de fin de año, sino que se reconozcan efectiva y no discursivamente sus derechos”. De ese modo, apuntó al excedente de de la cartera del Fondo de Garantías de Sustentabilidad, que a fines de septiembre alcanzó $1.676.183 millones.

La movida cuenta con el respaldo del triunviro de la CGT, Héctor Daer, con quien Semino acordó impulsar en tándem sus reclamos.

“Hablé con Daer y está de acuerdo con la idea. La negociación de ellos sigue esta semana y van a incluir algo para los jubilados”, confirmó el representante de la tercera edad a iProfesional.

En el marco del diálogo con Sica, el sindicalista sumó además otros dos pedidos para los jubilados: el adelantamiento a diciembre del aumento previsto para marzo de 2019 (que llevaría el haber a $10.442) por la movilidad, y un bono alimentario por un valor cercano a los $5.000 reintegrable a través de las compras en supermercados, una propuesta que el Gobierno ya intentó aplicar sin éxito a través del descuento del IVA en los consumos con tarjeta.

Los reclamos apuntan a morigerar el impacto de la inflación sobre los haberes que, según los cálculos del defensor y la consultora ACM, perderán este año cerca de 20 puntos porcentuales en su capacidad de compra.

Esto se debe a que la jubilación mínima en diciembre será de $9.300 (un 28% anual), una cifra por debajo de la canasta básica del jubilado medida por la defensoría, que llegará en ese mismo mes a $23.500.

La pérdida no solo se debe a la brecha creciente entre los ingresos y una inflación esperada superior al 40%: también hay que sumar el efecto “empalme” por el cambio de fórmula de reajuste entre septiembre de 2017 y marzo de 2018, producto de la reforma previsional.

En diciembre pasado, el Congreso aplicó una nueva fórmula compuesta en un 70% por la inflación del INDEC y un 30% por el salario promedio de los trabajadores registrados (Ripte).

En su momento, el Gobierno aseguró que los cambios no impactarían en los ingresos. Pero al eliminar la recaudación tributaria de su base de cálculo y medir la inflación con un rezago de tres meses (efecto empalme), el mecanismo implementado trajo aparejado un deterioro en los haberes y las prestaciones sociales, algo que por estas horas y en voz baja reconocen las propias autoridades.

En el Gobierno, que recién el lunes firmó el decreto para los trabajadores privados y confirmó el beneficio para los empleados estatales, mantienen discreción sobre la eventual extensión de la medida a otros sectores de la población.

Consultados por posibles anuncios sobre un alivio de fin de año, tanto en la Secretaría de Trabajo como en la ANSES, una cartera que depende de esa área, aseguraron a este medio que por el momento “no hay nada”.

“Aguinaldo social”

En cuanto a los planes sociales, por estas horas el Ministerio de Desarrollo mantiene abiertas las negociaciones con los movimientos territoriales. Luego de que un sector más duro se movilizara el miércoles de la semana pasada y fuera recibido por funcionarios de segunda línea, el “triunvirato” de organizaciones de perfil más moderado, integrado por Ctep, CCC y Barrios de Pie, aguarda en los próximos días un contacto cara a cara con la ministra Carolina Stanley.

Piden un bono de fin de año y un aumento de emergencia para los beneficiarios de cuatro millones de planes de asistencia social, junto con un refuerzo alimentario para los comedores. El objetivo es compensar la pérdida del valor de las asignaciones, que aumentaron un 25% en el año.

“Queremos para fin de año un esquema de aguinaldo que nos permita obtener una suerte de sueldo extra de $5.500 en diciembre”, dijo a iProfesional Daniel Menendez.

El Gobierno es consciente de que ha ingresado en un escenario diferente, marcado por la cumbre del G20, la cercanía del fin de año y el inicio de la campaña electoral, lo que favorece una mayor polarización de los actores políticos, incluidos los dirigentes barriales.

Los movimientos realizarán un acto en la cancha de Atlanta pare rechazar la presencia de los líderes del mundo que participarán del foro global en Costa Salguero entre el 30 de noviembre y el 1° de diciembre.

En vísperas de la visita de Donald Trump, el 25 de noviembre comenzará la “semana de acción global contra el G20”, que incluirá una movilización el viernes 30, actividades en otras partes del país y protestas simultáneas en las embajadas argentinas de varios países. Mientras que el 29 se realizará la “Cumbre de los Pueblos” frente al Congreso.

La tensión se refleja en la creciente interna para encarar la protesta social que divide a Cambiemos en un ala dura, encabezada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y otra más negociadora, liderada por Stanley.

La influencia de Bullirch en el manejo de la protesta se hizo evidente en las medidas que comandó su cartera para desalojar el Congreso el mes pasado, cuando Diputados aprobó el Presupuesto. Además, la ministra está a cargo de la seguridad durante el G20 a través de un operativo inédito que busca “vaciar” la Ciudad y aislar las manifestaciones, como adelantó semanas atrás iProfesional.

Pero la titular de Desarrollo todavía preserva un margen significativo de poder, gracias a su rol privilegiado de interlocutora con la Iglesia y los líderes sociales. El principal foco de preocupación es la provincia de Buenos Aires, en donde la pobreza ya supera el 30%. La idea es evitar que se repitan los saqueos registrados en septiembre pasado en más de siete localidades del país, incluido el distrito gobernado por María Eugenia Vidal.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ESTÁ BAJO ANÁLISIS OFICIAL ADELANTAR EL AUMENTO POR LA MOVILIDAD DE MARZO A LOS PASIVOS

FUENTE: EL CRONISTA

Tras los bonos, el Gobierno prepara beneficios para los jubilados y AUH

El Ejecutivo cuenta con u$s 1850 millones para programas sociales que acordó con el Banco Mundial y el BID. La ministra Stanley evalúa un plus para la AUH de diciembre

Imagen de MARTÍN TORINO

Por  MARTÍN TORINO

Imagen de ELIZABETH PEGER

Por  ELIZABETH PEGER

A tiro de la Cumbre de Líderes del G20 y del siempre complicado diciembre argentino, el Gobierno busca un fin de año sin protestas sociales. Por eso, tras los bonos anunciados para trabajadores privados y estatales, la Casa Rosada evalúa un refuerzo de hasta $ 1000 para los beneficiarios de la AUH, adicionalmente al plus de $ 1500 que recibirán en diciembre. También analizan adelantar a diciembre el aumento correspondiente en la movilidad jubilatoria previsto para marzo, a modo de acortar distancia con la inflación que según el último sondeo del Banco Central cerrará en 47,5% este año.

El presidente Mauricio Macri apuró los suplementos de fin de año para trabajadores del sector privado, estatales, fuerzas de seguridad y hasta las fuerzas armadas. Ante este escenario, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quedó ante la presión de movimientos sociales que reclaman también una mejora para beneficiarios de AUH (casi 7 millones de personas), así como la CGT exigió una compensación para jubilados.

La mejora para beneficiarios de planes sociales parece estar más madura. El Gobierno había anunciado en septiembre el refuerzo de $ 1500 para diciembre pero, tras los bonos para trabajadores y una inflación mayor a la esperada, la Nación planea otorgar otros $ 1000. La ministra quedó acorralada ya que los beneficios a los trabajadores ahondaría la inequidad interna con los sectores informales de la economía.

En el oficialismo no quieren dar detalles aún. “Vamos a patear estas discusiones lo máximo posible”, comentaban en Casa Rosada. Lo cierto es que Stanley tiene a su disposición parte de los u$s 1850 millones, que recibirá la Nación del Banco Mundial y el BID, tal como anunciaron el 1 de noviembre. Los organismos multilaterales otra vez apuestan a Macri y le destinaron estos fondos únicamente con fines sociales, lo que es un eje que resaltan en su relación con los países en desarrollo. El BM está colaborando con el Gobierno para que la AUH alcance a todos aquellos que pueden estar incluidos en el plan social, pero aún no fueron inscriptos. Con esos recursos, el Gobierno evitaría ahondar el déficit fiscal de este año.

Stanley da por descontado que deberá encarar reuniones con movimientos sociales. “Siempre estoy abierta al diálogo; si hay algún planteo que quieran hacer, nos reuniremos y veré qué es lo que plantean”, sostuvo ayer en Casa Rosada, después de la reunión de gabinete. La negociación pasará por una mejora en el refuerzo de diciembre, mayor cobertura de alimentos y extender las capacitaciones laborales. En el Gobierno por ahora tienen un enfoque positivo y resaltan que “menos mal que dimos un refuerzo” para AUH en los albores de la volatilidad financiera, en septiembre, y así “no quedamos tan lejos del nivel de inflación.

En el oficialismo quieren tener despejado el panorama para lo que resta de este año. Las preocupaciones principales pasan por el desarrollo de la cumbre del G20 y que no haya incidentes en torno al foro global. Por otro lado, evitar los saqueos de diciembre, que suelen sucederse cada año. A mediano plazo, ya se muestran optimistas. “La inflación está mermando y creo que podemos empezar a pensar en bajar las tasas de interés a fin de año”, comentaba optimista ayer el senador Federico Pinedo.

El otro punto serán las jubilaciones. El vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, quiso desactivar cualquier rumor ayer. “Por el momento el esquema que está vigente en el próximo ajuste va a tener en consideración los índices más altos de inflación, por lo que ahí va a haber una mejora respecto de las remuneraciones. Se verá esa mejora pero no habrá bono”, señaló.

Ahora bien, la iniciativa del oficialismo no es pagar un “bono” a los jubilados, tal como rechazó públicamente Ibarra. Según fuentes oficiales, se evalúa como alternativa adelantar a diciembre la actualización correspondiente a la aplicación de la fórmula de movilidad prevista para marzo, lo que -de acuerdo con las estimaciones oficiales- significaría una suba de 11% en los haberes. Actualmente, el mínimo está en $ 8637.

El Gobierno todavía no da precisiones sobre las jubilaciones y hasta planea relegar esa definición. Es que en la Casa Rosada están expectantes porque el 18 de diciembre, la Corte Suprema definirá qué índice debe utilizarse para calcular las sentencias y reajustes jubilatorios. En esa misma fecha, un año atrás, el Congreso debatía un cambio en la fórmula de calcular las jubilaciones que generó las protestas más virulentas contra el Gobierno desde que llegó Macri al poder.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El Gobierno ratificó que no habrá bono de fin de año para jubilados y pensionados

FUENTE: INFOBAE

El vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, aseguró que por el esquema de actualización de haberes “va a haber una mejora” por efecto de “los índices más altos de inflación”

El vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, aclaró este miércoles que los jubilados y pensionados de la administración central no percibirán el bono de fin de año y destacó que se logró reducir 15% la planta de personal del sector público, lo que representa unos 35 mil empleados.

“Firmamos un acta acuerdo con el sector gremial de UPCN donde se dispone que 5.000 pesos integren un bono remunerativo en diciembre para los empleados que forman parte del convenio colectivo de la administración pública”, indicó Ibarra.

Dijo que implica unos “140 mil empleados públicos, pero es una referencia en general para el resto de la administración pública, considerando que hay algunos convenios y situaciones específicas que ya tienen compensaciones parecidas”.

Por el esquema de actualización de haberes, el próximo ajuste va a tener en consideración los índices más altos de inflación

En declaraciones a radio La Red, Ibarra puntualizó que el bono alcanza a los empleados públicos de los tres poderes y que se agregan, para complementar la paritaria firmada en abril, dos incrementos en enero y febrero del 5% cada uno.

“De esa forma recomponemos también en enero la pirámide salarial porque fuimos dando durante el año algunas sumas fijas para atenuar el impacto de la inflación de los últimos meses”, explicó.

Tras indicar que los integrantes de las fuerzas de seguridad recibirán el bono, precisó que no sucederá lo mismo con jubilados y pensionados.

“Por el momento el esquema que está vigente en el próximo ajuste va a tener en consideración los índices más altos de inflación, por lo que ahí va a haber una mejora respecto de las remuneraciones. Se verá esa mejora pero no habrá bono“, señaló.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una puja millonaria La Corte Suprema deberá fallar sobre otro caso sensible para los jubilados

FUENTE: DIARIO CLARIN

Una sentencia de Cámara determinó un piso del 70% para los haberes. Como la ANSeS apeló, tendrá que definir el Máximo Tribunal.

Los jueces Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, en un encuentro en octubre pasado.

ISMAEL BERMUDEZ

Por la apelación de la ANSeS, un nuevo fallo jubilatorio llegó a la Corte Suprema, de mayor alcance que el que debe resolver el Alto Tribunal el próximo 18 de diciembre.

El fallo es el de la Sala II de la Cámara de la Seguridad Social (causa Hartmann Gabriel c/ ANSeS s/ reajustes varios) que había resuelto que las jubilaciones no pueden ser inferiores al 70% del promedio de los sueldos actualizados de los últimos 10 años. Como buena parte de las jubilaciones ya otorgadas o que se están aprobando son inferiores al 70%, lo que determine la Corte sentará doctrina para reclamos similares de miles de beneficiarios.

En esa causa, además de rechazar la aplicación del índice RIPTE porque el jubilado no aceptó la propuesta de la Reparación Histórica, los jueces de Cámara Luis René Herrero y Nora Carmen Dorado determinaron que, si al momento de abonar una sentencia de acuerdo a los parámetros establecidos por la Justicia, del cálculo que realiza la ANSeS resulta del haber inicial inferior al 70% del promedio de los sueldos actualizados de los últimos 10 años, el organismo deberá reconocer al jubilado la diferencia hasta alcanzar este porcentaje mínimo. Y a partir de allí, se aplicarán las pautas de actualización ordenadas en la sentencia previsional.

En los fundamentos de la resolución judicial, los camaristas señalaron que “la Constitución Nacional establece, en su artículo 14 bis, una protección operativa a las jubilaciones y pensiones, lo que significa asegurar a los beneficiarios un nivel de vida similar –dentro de una proporcionalidad justa y razonable– según las remuneraciones percibidas en actividad. Se trata, por consiguiente, de un mecanismo constitucional que garantiza la adecuada relación del haber de pasividad con el nivel de ingresos laborales percibidos”.

Los jueces también citaron un fallo de la Corte Suprema (v. “Deprati, Adrián Francisco c/ANSeS s/ amparos y sumarísimos”) donde se señala que “corresponde al Estado que es, como ya se ha dicho, a quien va dirigido el mandato constitucional de otorgar movilidad a las jubilaciones y quien ha diseñado, regulado y controlado el sistema que, en el caso, ha producido resultados disvaliosos, garantizar el cumplimiento de aquel precepto e integrar las sumas necesarias para cubrir las diferencias existentes entre los montos percibidos por el actor y los que hubiera debido percibir si se hubieran aplicado las leyes, decretos y resoluciones antes citados.” (sentencia del 4 de febrero de 2016).

Con relación al índice de ajuste de los sueldos que determinaron el haber inicial del jubilado, la sentencia dice que “no corresponde aplicar en la presente causa el mecanismo de actualización previsto en el art. 5° de la ley 27.260 (RIPTE), toda vez que el actor no adhirió al referido programa de Reparación Histórica ni suscribió el acuerdo transaccional que ella reglamenta”.

La polémica sobre el índice a aplicar es el otro tema sobre el que fallará la Corte Suprema el 18 de diciembre, según adelantó este martes en un inusual cronograma.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized