Cartas al País

FUENTE: DIARIO CLARIN

La ANSeS debe liquidar los beneficios como determinó la jurisprudencia

El tema previsional es demasiado importante como para dejarlo en manos de los políticos de turno. El mismo debería ser pensado como una política de Estado de largo plazo a 30 o 40 años, vista y manejado por funcionarios de carrera expertos en demografía, economía y cálculo actuarial contemplando el sentir y las necesidades de los beneficiarios, dejando de lado toda especulación política o demagógica.

Mientras se implementa éste cambio de paradigma, cabe dar solución a algunos de los problemas que actualmente aquejan a los beneficiarios, sobre todo de la ANSeS, principal administradora de beneficios. Para empezar la ANSeS debe liquidar los beneficios como determinó la jurisprudencia para terminar con la litigiosidad autogenerada, en tanto el Congreso Nacional dicta leyes específicas. Por otra parte, debe dejar de apelar y pagar las sentencias en tiempo y forma; si no pudiera por razones presupuestarias el Estado debería emitir un bono, de carácter optativo para el beneficiario, para así cancelar las deudas y terminar con el recurso inmoral e ilegal de “bicicletear” al jubilado reclamante; actualizando el haber previsional ipso facto.

Es conocido que los haberes previsionales normalmente alcanzan alrededor del 45% de las remuneraciones de actividad, la llamada “tasa de sustitución”. Esta disminución se justifica con varios argumentos, menor gasto en transporte, indumentaria, capacitación, no crianza de niños, etc. Sin embargo, el Estado debería acompañar ésta disminución de ingresos, exceptuando a los beneficiarios en tanto sean Consumidores Finales del IVA y todo impuesto nacional sobre los servicios. Igualmente los estados provinciales y municipales deberían exceptuarlos de los impuestos y tasas que las empresas prestatarias trasladan a los clientes finales, quienes no tienen posibilidad de recupero.

Ramón Aguayo

raguayo30@hotmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Viendo tanta propaganda política y promesas, ya con muchos años acumulados de existencia, quisiera preguntarle a los políticos de ayer y de hoy ¿cuántas de las promesas se hicieron realidad para los ciudadanos? Antes trabajadores y ahora jubilados. Me gustaría que en éste momento de campaña fueran sinceros con ellos mismos, de todos los partidos políticos, porque si algo aprendí es que creo en la democracia, pero ya no en los políticos.

Soy jubilada y percibo la mínima, así que quisiera proponerle a todos los candidatos, de todos los partidos, sin distinción ¿por qué no prometen que no van a cobrar sus sueldos en beneficio del país para contribuir a sacarlo adelante? Ya que el sacrificio siempre es de los ciudadanos y en mayor medida de los jubilados, sería una buena forma de demostrar si son políticos por vocación o porque conviene por otras “razones”, y, además, que al jubilarse lo hagan con una jubilación mínima, sólo como reconocimiento al deber realizado. ¿Lo harían? ¿Serían tan sacrificados como lo somos los ciudadanos que no nos alcanza el dinero para llegar a fin de mes y debemos elegir en qué gastar porque para todo no alcanza?

Espero llegar a verlo o será solo una ilusión ó esperanza que es lo último que se pierde.

Magdalena Marino

angelesmaria1956@hotmail.com

Cada día nos causa más sorpresa observar de qué manera personas no autorizadas toman decisiones sobre cosas que no les corresponde. Así debemos poner las cosas en claro.

Primero determinemos que son los fondos de los jubilados. (Fondos: caudal, bienes) (Jubilación: Renta que disfruta la persona jubilada) ¿Cómo se forma ese fondo? Los trabajadores aportan y el patrón colabora con un porcentaje de su salario: hoy 11%. Aquí el Estado no ingresa dineros provenientes de otras áreas. Por lo tanto son dineros de origen privado. Por una cuestión de orden y abuso, el Estado tomó la administración, desadministrando. La condiciones en que los dineros deben ser repartidos son incumbencia de los titulares de la cuenta y no de las decisiones políticas.

Desde sus orígenes, el Estado se ha tomado esos fondos como propios. Ha dispuesto su uso, su distribución, su aplicación, su inversión y su disposición. Ya lo ha incorporado como ingresos fiscales. Es solamente un cobrador por cuenta y orden de los particulares. Entonces esas prerrogativas de dar “ventajitas” a ciertas elites como ser miembros del gobierno, intelectuales, ama de casa y otros, son simplemente “apropiaciones ilegales”. La ley debe ser pareja para todos y si una prerrogativa es para un grupo, también lo debe ser para todos. ¿Hacemos huelga? No nos escuchan. Posiblemente deberemos elevar esta nota a la Comisión de la OEA, las Naciones Unidas y el Tribunal de la Haya. Si aquí no nos prestan atención, busquemos ayuda en el exterior. Lo ha dicho el gobierno en un juicio por embargo en New York. Los fondos de las AFJP eran privados. ¿Y entonces?

Juan Bell

belljuanroberto@yahoo.com.ar

Soy un notario jubilado. Estoy indignado por todo el desastre económico que dejó el gobierno anterior. Puntualmente, uno de ellos fue la estatización deYPF similar a la de Aerolíneas. El ex ministro de Economía, con la anuencia presidencial y la presencia delex ministro de Obras Públicas y comitiva, han provocado al país una pérdida de más de 3.000 millones de dólares. No incluye el otro desastre de Aerolíneas. No tienen ninguna responsabilidad por mala praxis, uso indebido de fondos públicos que siempre tenemos que soportar nosotros.

Este señor todavía tiene la cara de porcelana para presentarse candidato al gobernador de la Provincia de Buenos Aires. Si estas macabras maniobras las hubiera realizado en Rusia, estaría muerto o en la cárcel de por vida. En otro orden de cosas, este Gobierno de débiles medidas, no tiene el coraje de eximir a las pymes de la carga impositiva por un año para levantar la economía. La ocasional pérdida de la recaudación del presente se compensaría con las ganancias en el futuro para todos. El cooperativismo sería la solución si contamos con gente decente y proba.

Carlos Staffa Morris

carlos.morris@outlook.com.ar

El precandidato del Frente para Todos Alberto Fernández propuso, si llega al gobierno, un aumento del 20% para los jubilados dejando de pagar los intereses de las leliqs afirmando que el dólar está subvaluado; no teniendo en cuenta que el no pago de los intereses generaría un gravisimo problema económico y sus inversores se pasarían al dólar elevando su precio. No tuvo en cuenta que la ley de movilidad actual prevee cuatro aumentos en las jubilaciones en el año y que en septiembre ya se anunció un aumento del 12,9% que sumados a los otorgados en marzo y junio pasado llegan a un total del 39% superior a la inflación.

Está claro que ese candidato apela a cualquier medio a su alcance para que los jubilados lo voten. Durante 12 años a través de los subsidios los kirchneristas usaron los fondos de la ANSeS para cualquier cosa menos para quienes son sus verdaderos dueños: los jubilados.

Mario A. Parafati

malejandoparafati@gmail.com

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

2 Respuestas a “Cartas al País

  1. Juan Carlos Jaite

    Excelentes todos los comentarios.

  2. Omar Villarreal

    Se nota un aumento en la cantidad de jubilados mayores de 70 años que concurren a votar. Eso es muy importante. En la democracia toman las decisiones los polìticos que se turnan en el poder a travès de los votos de la ciudadania y otorgan beneficios a aquellos que pueden elegirlos.
    Consultando los padrones se averigua facilmente ese dato.
    Si todos los jubilados votaran serìamos mayoria y los polìticos tendrian que respetar nuestros derechos y cumplir sus promesas de campaña .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s