Archivo mensual: febrero 2019

De la esperanza a la decepción: historiade la jubilación

FUENTE: DIARIO CLARIN

Desparejo. Nació con un fuerte superávit. El Estado comenzó a usar sus fondos, y aún lo sigue haciendo, y quedó desfinanciado. Los cambios que se hicieron en el sistema fueron para peor.  

ISMAEL BERMUDEZ

Todo régimen de jubilaciones y pensiones, llámese de reparto o de capitalización colectiva o individual, está íntimamente relacionado con las cotizaciones de los trabajadores y las contribuciones de los empleadores. Ningún régimen público o privado puede garantizar a largo plazo beneficios generosos ni autofinanciamiento si hay bajas cotizaciones, producto de la informalidad e inestabilidad laboral o de políticas que condicionen la cuantía de tales recursos, dado que la informalidad y el nivel de empleo son problemas del mercado laboral y no del sistema previsional”, señala el reciente Estudio de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) “Evolución y Financiamiento de la Previsión Social en la Argentina”, elaborado por Raul Gaya, Sergio Carpenter y Carlos Martínez, bajo la Coordinación de Graciela La Ruffa.

El sistema previsional argentino sufre esas inconsistencias y más.

El régimen previsional público se estructuró como un sistema de capitalización colectivo administrado por el Estado. Se financió con contribuciones patronales y aportes del trabajador calculados como un porcentaje del salario. A cambio, y condicionado al cumplimiento de ciertos requisitos preestablecidos —como edad o años de aportes — el sistema aseguraba el pago de beneficios que se actualizaban por la evolución de los salarios. La diferencia se invertía para capitalizar el sistema.

Se trata, en síntesis, de un régimen de aportes y contribuciones definidas (sobre el salario) y beneficios también definidos (por alícuotas o porcentajes del salario), con independencia de los rendimientos que hayan tenido o no los fondos ingresados al sistema.

La magnitud de los aportes y las contribuciones, más los rendimientos de esos ingresos, se calculan de modo de asegurar los beneficios, que deben guardar una relación con los últimos ingresos obtenidos en la actividad, como el otrora “famoso” 82% o la garantía de un piso del 70%, para mantener el nivel de vida de la etapa activa. Por esto, la jubilación es un salario diferido y los fallos de la Justicia reconocen reajustes cuando no se cumplen esos principios o derechos.

Al comienzo estos sistemas son fuertemente superavitarios, ya que aporta mucha gente activa y hay al inicio pocos beneficiarios. Los excedentes son invertidos en acciones, bonos y otros instrumentos financieros o productivos cuyos rendimientos deberían ayudar a capitalizar el sistema para afrontar los pagos a medida que se va incrementando el número de beneficiarios.

Un estudio de 1994 de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericana (FIEL) reconoció que “en la década de 1950, la acumulación de esos títulos públicos en las ‘Cajas’ de previsión representaba el 47% del Producto Bruto Interno (PBI)”.

En tanto otro trabajo elaborado por Oscar Cetrángolo y José L. Machinea (1993) admite que “desafortunadamente, los superávits de los primeros años no lograron financiar los déficits posteriores. La razón de eso debe buscarse en el hecho de que los excedentes fueron colocados en bonos de la Tesorería con un rendimiento del 4% anual mientras la inflación oscilaba entre el 15 y 25% anual. Por otro lado, el Tesoro hacía sus aportes como empleador en bonos. En 1970, se dispuso mediante una ley el rescate de los bonos por un monto total de 215 millones de dólares, en 10 cuotas anuales sin ajuste”.

El Estudio de ASAP dice que “en la etapa de acumulación de excedentes, el Estado Nacional logró financiarse con ellos a cambio de títulos de deuda a tasas menores al 8% anual, mientras los guarismos inflacionarios alcanzaban un piso del 20%”. En otras palabras, las Cajas fueron vaciadas.

Otro factor de deterioro fue la tolerancia del Estado con la evasión y el trabajo no registrado que luego derivaron en moratorias “generosas” para el pago de aportes retenidos y contribuciones no declaradas de los empleadores. “En 1964 se registra el primer antecedente de moratoria… que desligaba la acreditación de los años de servicio a favor del trabajador del pago efectivo de las cotizaciones a ser efectuado por el empleador”. O sea, jubilaciones sin la contrapartida del pago del empleador de los aportes y las contribuciones.

“Entre 1974 y 2017, la informalidad ascendió desde un 24% al 33% del total del empleo”. En tanto, se aprobaron jubilaciones de privilegio para jueces, diputados, senadores y concejales, entre otros. Y, con el argumento de abaratar la creación de empleo, las constantes reducciones de las contribuciones patronales que acentuaron el desfinanciamiento del sistema, agravado porque no evitaron el incremento de la informalidad.

En esas condiciones, las jubilaciones y pensiones se degradaron y el sistema debió ser asistido por el Tesoro. “El haber previsional promedio observó una tendencia de fuerte caída en términos reales. Entre 1971 y 1991 dicha reducción del haber real alcanzó el 50%”. Aun así, y ante el vaciamiento y evasión, se afectaron impuestos al financiamiento previsional . “Esta afectación promedio fue del 2,1% del PBI, siendo su menor valor en 1995 (1,1%) y alcanzando el máximo en 2016 (3,4%)”, dice ASAP.

Novedades en los 90

En 1994, con el argumento de la “quiebra” previsional se creó la jubilación privada a través de las AFJP invirtiendo —previo cobro de comisiones — los aportes también en títulos públicos y acciones, no sin prometer haberes mediocres.

El estudio de ASAP calcula que esta transferencia de recursos públicos al sector privado, “cuyo núcleo controlante fue la industria financiera, resultó una novedad en la historia económica argentina. Se estima dicha transferencia directa en torno a los U$S8.000 millones… Esa experiencia terminó disminuyendo la cobertura, provocando costos fiscales de magnitud, habilitando transferencias al sector privado que administraba las AFJP y compañía de seguros vinculadas, y dejando un estela de promesas incumplidas”.

Además, a cambio de asistir al sistema con impuestos y el 15% de la coparticipación, volvieron a bajar los aportes patronales , se transfirieron a la ANSeS cajas provinciales y los déficits de las cajas no transferidas.

El trabajo de ASAP dice que “la política económica de los años 90 afectó al sistema previsional de varias maneras: redundó en la generación de desempleo, aumentó la precarización laboral y redujo el salario real. Así, resultó una macroeconomia con un sesgo hacia el desfinanciamiento del sistema previsional”.

Luego de la crisis de 2001/2002, hubo aumentos del haber mínimo en detrimento del resto de los jubilados, lo que fue cuestionado por la Corte Suprema en el caso Badaro. También la Justicia cuestionó que no se actualizaran los sueldos que se toman como base para el cálculo del haber inicial (caso Elliff) y avaló que se ajustaran por el ISBIC (Índice Salarial Básico de la Industria y la Construcción), lo que fue ratificado por el fallo de la Corte de fines de 2018 en el caso Blanco.

En 2008 se estatizó el sistema pero se mantuvo la ley de jubilaciones de los 90, que había reducido el cálculo de los haberes, y se continuó cargando a la ANSeS el pago de beneficios que no se financiaron con aportes, como consecuencia de los altos niveles de desempleo, informalidad y evasión patronal.

Así, las jubilaciones con moratorias y la PUAM (Pensión Universal al Adulto Mayor) “representan las formas en que el Estado argentino enfrentó los efectos previsionales de una realidad caracterizada por la precarización laboral” (ASAP, pág.154). También hay que consignar que se otorgaron jubilaciones con moratoria, sin indagar las condiciones socioeconómicas de los beneficiarios.

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Por un cambio de la ANSeS, más jubilados pagarán Ganancias

FUENTE: DIARIO CLARIN

Es porque a partir de enero se suman las jubilaciones y pensiones que recibe una misma persona. Hasta ahora se tomaban por separado.

partir de una circular interna, en enero la ANSeS modificó la forma de medir el Impuesto a las Ganancias para los jubilados y pensionados.Hasta ahora, cada haber que recibía un beneficiario -ya sea jubilación o pensión- se consideraba en forma separada para calcular el impuesto.

Ahora, se sumarán y si el monto supera los seis ingresos mínimos -es decir los $ 55.854- los jubilados comenzarán a sufrir retenciones mensuales, como sucede con los empleados. La nueva modalidad empieza a regir con el pago de enero.

Así, el beneficiario pasará de pagar por cada una de las retribuciones a pagar por CUIL.

Jubilados y empleados tienen diferentes mínimos no imponible. Mientras que para los trabajadores en relación de dependencia es de $ 38.301, para los jubilados es de $ 55.854 y pasará a ser de $ 62.462 a partir de marzo, cuando se aplique la actualización ya prevista.

Pero esa base no imponible rige si el jubilado no tiene otros ingresos (renta o salario) y si no paga Bienes Personales.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

MACRI, VIDAL Y CASSINOTTI VISITARON EL NUEVO HOSPITAL HOUSSAY

FUENTE: PAMI

El presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal recorrieron esta mañana junto al director ejecutivo de PAMI, Sergio Cassinotti, el nuevo Hospital Dr. Bernardo A. Houssay (ex EMHSA), Hospital propio de PAMI que brindará atención a los afiliados de la UGL de Mar del Plata.

“Quiero felicitar a Sergio Cassinotti y a todo el equipo de PAMI. Atienden a más de 220 mil afiliados de Mar del Plata y de los alrededores. Que no se tendrán que trasladar a Buenos Aires”, sostuvo el presidente Macri.

“La reapertura del Hospital Houssay significa devolver la confianza a los bonaerenses. Diez años cerrado. Diez años esperando que volviera a abrir. Y durante la gestión del presidente se lo expropió, se lo hizo íntegramente a nuevo. Se les podrá dar este gran nivel de calidad de atención a todos aquellos que trabajaron toda su vida”, afirmó la gobernadora Vidal.

En esta primera etapa, el Hospital Houssay cuenta con los servicios de internación de alta, intermedia y baja complejidad con 48 camas operativas, laboratorio clínico para internación, quirófanos, Hospital de día para tratamientos oncológicos, consultorios externos para consulta con especialistas y diagnóstico por imágenes.

En la segunda etapa, el Houssay dispondrá de 120 camas, 8 quirófanos, unidad de hemoterapia, laboratorio clínico, anatomía patológica, Hospital de día para tratamientos oncológicos, terapia transfusional y terapias con drogas peligrosas.

Hasta 2016, PAMI realizaba un promedio de treinta derivaciones diarias desde los prestadores locales. Las mejoras en la gestión de PAMI y en las prestaciones de los hospitales locales permitieron reducir la cantidad de derivaciones a ochenta mensuales, mayoritariamente pacientes del tercer nivel de complejidad. La apertura del Hospital Houssay permitirá recibir esas derivaciones para que los pacientes de PAMI sean atendidos en la ciudad y evitar así derivaciones a Buenos Aires o La Plata.

¿Quiénes pueden atenderse en el Hospital Houssay? 

Sólo los afiliados a PAMI que hayan sido derivados por un médico pueden atenderse en el Hospital. Aquellos afiliados que se presenten en el Hospital sin orden de derivación, no podrán ser atendidos.

Una vez que el afiliado cuente con la orden de derivación del médico, puede pedir un turno llamando al (0223) 489-5301. También podrá pedir un turno de forma presencial en el Hospital

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cronograma de pagos para jubilados y AUH de febrero de 2019

FUENTE: TN

La ANSES publicó el calendario, que se define en función del monto de la jubilación y DNI.

Enterate de cuándo cobrás el haber de febrero.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) comenzará a pagar las jubilaciones de febrero el viernes 8, tal como consta en el calendario oficial que publica el ente previsional cada trimestre. A su vez, comenzará a depositar los montos de la Asignación Universal por Hijo (AUH) el martes 12.

El calendario de cobro de los jubilados se define en función de dos variables: último número del DNI y monto del haber. Los que perciben menos de $10.580 cobran primero y quienes tienen una jubilación mayor a esa cifra, en las semanas siguientes.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Basavilbaso defendió cambio por el que más jubilados pagarán Ganancias

FUENTE: AMBITO.COM

“Es más justo”, afirmó el titular de ANSES. La medida rige desde este mes.

Emilio Basavilbaso.

Emilio Basavilbaso.

El titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Emilio Basavilbaso, consideró hoy “más justo” aplicar el impuesto a las Ganancias a los jubilados cuyos ingresos sumados superen los $55.800.

“Lo que hicimos fue ser más justos; si hay un jubilado que tiene dos beneficios y otros no, pusimos a todos en igualdad de condiciones”, afirmó hoy Basavilbaso en radio La Red.

Explicó que “antes, para determinar si los jubilados debían pagar o no (el impuesto a las Ganancias) se tenían en cuenta el monto del beneficio individual”, explicó Basavilbaso.

Ahora, desde enero, “si un jubilado cobra también una pensión y la suma supera el monto de $55.800 empieza a tributar”.

Por su parte, el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, adelantó en la misma emisora que harán una presentación judicial para evitar la aplicación de esta decisión, dado que la “resolución hace una interpretación de la ley”.

Agregó que “el haber jubilatorio no es ganancia”, y que se caerá en una “doble imposición” si el jubilado ya tuvo descuentos por este impuesto sobre sus ingresos antes de retirarse.

5 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Nadie le quiere alquilar a jubilados

FUENTE: AMBITO.COM

Advierten que como no pueden acceder a garantías o seguros de caución, nadie los acepta como inquilinos.  Hay un vacío legal.

POR LILIANA FRANCO

La situación de los jubilados es compleja por cualquier lado que se la mire, son los eternos postergados y a quienes el freno de la economía más les golpea.

No solo se trata de la pérdida de poder adquisitivo que, el año pasado tuvieron una caída de 13 puntos de la jubilación mínima (tuvo un aumento de casi 29% contra una inflación de 47,5%) según cálculos de Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad.

A esta situación se suma que las dificultades que enfrentan los jubilados y pensionados cuando deben alquilar. Es que lo que podría ser una buena medida que el haber jubilatorio no es embargable termina convirtiéndose en un problema. Se les dificulta conseguir que alguien acepte ofrecerles una garantía o conseguir seguro de caución o fianza.

Las únicas salidas son que algún familiar propietario les salga de garante o acudir a la asistencia de dos o tres familiares o amigos con recibo de sueldo (algo no fácil en la economía argentina caracterizada por la informalidad) para que respalde el pago de la vivienda.

“No hay ningún apoyo al jubilado que quiera alquilar por parte del Estado”, señala Armando Pepe, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios.

Consultado por ámbito.com sobre cuál podría ser la solución, Pepe señaló que la mejor alternativa sería que “el ANSES o PAMI otorgue una garantía gratuita” a los jubilados que quisieran alquilar. Sin embargo, consultado al organismo la respuesta fue escueta y contundente “el Anses no ofrece soluciones de vivienda”.

En tanto, el PAMI tiene dos tipos de ayuda “un subsidio (mínimo) para ayudar a pagar el alquiler o el ofrecimiento de ir a un hogar de ancianos” pero no contempla aquel jubilado que quiera pagarse su alquiler.

En marzo se estima que volverá al Parlamento la discusión por la Ley de Alquileres, el proyecto que lidera el diputado Daniel Lipovetzky quizás podría incluir este tema que en la actualidad seguramente no debe afectar a muchos jubilados.

En la iniciativa que impulsa el diputado oficialista, a diferencia del proyecto aprobado en el Senado se introduce, entre otros aspectos, el tema de la garantía que presentan los inquilinos ampliándolo a tomar no solo con títulos de propiedad, sino también con certificados de ingreso, recibos de sueldo o bancarias pero el tema de los jubilados no está contemplado.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized