Archivo mensual: noviembre 2018

Falsos gestores “de Anses” embaucaron a varios jubilados

FUENTE: EL TRIBUNO

                                Las estafas son muchas, aunque pocos denuncian. Un jubilado depositó $7.500 para trámites de la reparación histórica.

Jaime Barrera
La apacible vida de El Carril no haría suponer que operarían estos estafadores allí.

Las recurrentes estafas a personas mayores están en aumento en esta parte del Valle de Lerma. Les dicen que son de Anses, que deben depositar un monto de dinero, y que están por cobrar una abultada suma por la reparación histórica. La mayoría cayó en la trampa.

Algunos denunciaron y otros, por temor a burlas se guardan en el anonimato.

Las llamadas se han dado en localidades como Cerrillos, Rosario de Lerma y El Carril. En esta última ciudad, un jubilado de 65 años denuncio ser víctima del cuento del tío, mediante este ardid de engaño. “Tome un bolígrafo y anote”, le dicen del otro lado del teléfono, “mediante resolución judicial, usted cobrará por reparación histórica un monto de dinero en los próximos días”, dice la voz del teléfono con un castellano neutro.

De este lado el jubilado estatal se cree el cuento y se dirige al cajero automático para depositar $ 7.500 a nombre de una cuenta, al parecer de la Anses, y sin titubeos realiza la transacción. Del otro lado del teléfono la voz que guió a la víctima se asegura de tener el depósito en la cuenta apócrifa, y se despide del jubilado sarcásticamente “disfrute de este dinero que pronto tendrá en sus manos”.

Pasan los días sin saber nada del dinero obtenido, supuestamente, por medio de la resolución judicial que permite una actualización de montos de jubilaciones y pensiones.

“El llamado era de Buenos Aires, se hacía pasar por el Dr. Flores, asesor de Anses, pedía un número de celular, para transmitir los datos en donde debían depositar el dinero. Luego cuando surgieron las dudas por la operación se dieron que era una estafa”, acotó la autoridad policial consultada por El Tribuno.

La cuenta usada para el depósito de la víctima era de una mujer con domicilio y datos alterados. La entidad bancaria privada suministró la información luego de la intervención judicial. El dinero no estaba en esa cuenta, porque ya había sido extraído.

“Se realizan las denuncias, otros no formulan el hecho en sede judicial o comisarías por vergenza. Debemos advertir sobre estas estafas virtuales, o cuento del tío, que la gente debe tener cuidado. Hay otros casos con estafas de compras de motos y tarjetas de crédito. Normalmente llaman al azar, sin saber si es jubilado, pero su accionar es tan convincente, que muchos adultos mayores caen en estas redes de estafas”.

Por averiguaciones de El Tribuno hay vecinos que llegaron a depositar montos superiores a 10 mil pesos, y con la promesa de cobrar un plus en sus jubilaciones por estos supuestos trámites.

Anses vive comunicando sobre estas estafas. En varias localidades de esta región se ha dado este modo delictivo, en el cual personas se hacen pasar por personal idóneo de esta repartición nacional a los fines de transferir dinero para asegurarse la reparación histórica de su jubilación.

“Lamentablemente muchos adultos no son asesorados por sus familiares, o en las entidades bancarias para que no lleguen a realizar esta maniobras que son fraudulentas”, explicó la fuente. “Todas estas operaciones se realizan personalmente en el cajero, y hasta piden otros contactos de celulares para enviar los datos del delincuente”, agregó.

La policía de la provincia advierte de estas llamadas a los vecinos, para que no se brinden datos certeros de identidad o situación del jubilado.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cuánto van a cobrar los jubilados y los beneficiarios de la AUH luego de los aumentos de diciembre y marzo

FUENTE: INFOBAE

Con la actualización del nivel de la Remuneración Imponible para el Trabajador Estable a septiembre, y la inflación de ese mes, Infobae estimó sendos aumentos de la Movilidad Jubilatoria de 7,79% el mes próximo, y 11,9% tres meses después

dsticco@infobae.com
Se estima que el año cierra con un aumento nominal de los haberes de 28,5%, tres puntos porcentuales más que los salarios, pero 20 puntos porcentuales menos que la inflación
Se estima que el año cierra con un aumento nominal de los haberes de 28,5%, tres puntos porcentuales más que los salarios, pero 20 puntos porcentuales menos que la inflación
Las jubilaciones, pensiones y asignaciones familiares de ANSES, como la Asignación Universal por Hijo, aumentan 4 veces por año, en marzo, junio, septiembre y diciembre, según lo estableció la Ley 27.426, del 18 de diciembre 2017, que determinó esa periodicidad para la Movilidad Jubilatoria, sobre la base de la variación trimestral de los salarios promedios registrados (RIPTE) en una proporción del 30%, y de la inflación con una ponderación del 70%, en el trimestre previo al último semestre al del período de actualización.

Sobre esa base, en septiembre de 2018 se realizó el tercero de los 4 aumentos del año en las jubilaciones, pensiones y asignaciones, fue 6,68%, como resultado de sendas subas del RIPTE en 6,73% y del Índice de Precios al Consumidor del Indec 6,66%, en el primer trimestre del año.

De ahí surgió un nivel mínimo de $8.637 hasta noviembre inclusive, para un universo del orden de 4,5 millones de beneficiarios, sobre un total de 6,8 millones de jubilados y pensionados; mientras que para 4 millones de titulares con derecho a percibir la Asignación Universal por Hijo se elevó la asistencia a $1.684 por cada menor, hasta un máximo de 5, quienes deberán acreditar el cumplimiento de la escolaridad y el Plan Nacional de Vacunación.

Para diciembre la variación de los componentes de la fórmula de Movilidad Jubilatoria fue de 5,44% en el caso del componente salarial y 8,81% de los precios al consumidor determinó un ajuste de 7,79%; a $9.313 para la mínima, y $1.816 para la AUH

Mientras que para diciembre la variación de los componentes de la fórmula de Movilidad Jubilatoria fue de 5,44% en el caso del componente salarial y 8,81% de los precios al consumidor determinó un ajuste de 7,79%; a $9.313 para la mínima, y $1.816 para la AUH, los cuales regirán hasta febrero.

Para marzo próximo el factor de actualización arroja 11,92%, como resultado del efecto combinado de alza de 6,5% de los salarios; y 14,2% del IPC nacional, y elevará el ingreso base de los jubilados a $10.423 y el de la AUH a $2.033, hasta mayo inclusive.

Subibaja del poder de compra

El proceso de desinflación y modesta reactivación de la economía en 2017 que posibilitó la mejora real de las remuneraciones y el poder de compra de los beneficiarios de jubilaciones y pensionados, como de asignaciones familiares atadas a la Movilidad Jubilatoria, determinaron que en el último trimestre de ese año esos sectores recuperaran el poder de compra que tenían al inicio del gobierno de Cambiemos.

Aunque la vigencia de ese efecto fue efímera, porque la inflación erosiona a partir del mes siguiente los haberes reales, de modo que no alcanzó para compensar la pérdida acumulada en 18 de los 20 meses previos.

La inflación erosiona a partir del mes siguiente los haberes reales, de modo que no alcanzó para compensar la pérdida acumulada en 18 de los 20 meses previos

Y con la recesión posterior, y aceleración notable del aumento de los precios al consumidor hasta el último mes, los ajustes que tendrán lugar en diciembre y en marzo, sólo permitirán recortar la pérdida real de 20% este mes a 16% en diciembre; y 20% prevista para febrero a 13% en marzo, de cumplirse la desinflación que proyecta el Relevamiento de Expectativas de Mercado que recibió últimamente el Banco Central.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Coletazos de la reforma

FUENTE: iProfesional

Defensoría de la Tercera Edad advirtió que los jubilados terminarán el año con una caída de 25 puntos en sus ingresos

Los jubilados de la Argentina cerrarán el 2018 con un poder de compra un 25% inferior al que tenían en julio del año pasado, antes de la reforma previsional.

Así lo advirtió hoy el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, al señalar que hay 7.000 de personas entre jubilados y pensionados que verán una “brutal caída” en su poder de acceso a bienes y servicios.

“Nosotros estamos en contra de un bono. Pedimos la recomposición del haber para que la mínima esté en línea con la canasta del jubilado: hoy los jubilados de la mínima sólo cubren el 35% de las necesidades básicas”, dijo Semino.

En declaraciones a la radio Futurock, el defensor de la Tercera Edad dijo que el deterioro del haber jubilatorio será de 20 puntos porcentuale en 2018 sólo por el impacto de la inflación, pero aclaró que la caída será peor.

“La inflación cerrará por encima del 45% y los haberes 28,5%. Si a esto se le suma la pérdida por el factor empalme por el cambio de fórmula de reajuste entre septiembre de 2017 y marzo de 2018, los jubilados perderán un 25% de su poder adquisitivo en solo un año”, dijo Semino.

A su vez, advirtió que la situación es similar para las jubilaciones, pensiones y pensiones no contributivas, por lo que hay casi un millón de personas con discapacidad que “condenadas a vivir con 6.600 pesos en la Argentina”.

La Defensoría reclamó un “reajuste inmediato” de 5.100 pesos, es decir, 1.700 pesos por mes a partir de diciembre, incorporados al haber para llegar a marzo, cuando debe darse un nuevo reajuste.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Blindaje social

FUENTE iProfesional

Jubilados y desocupados: negocian bono de 5.000 pesos y “aguinaldo social” para fin de año

Por Juan Manuel Barca

espués de firmar el decreto que fija un bono de fin de año de $5.000 para los asalariados y un mecanismo para dilatar los despidos, el Gobierno deberá resolver ahora el pedido de un refuerzo similar para 11 millones de jubilaciones y planes sociales, afectados por la pérdida de poder adquisitivo.

Como adelantó el viernes último en exclusiva iProfesional, se trata de medidas que integran el amplio paquete de blindaje social con el que las autoridades apuntan a moderar el impacto del plan económico y contener la conflictividad social, que la semana pasada ya empezó a registrar un aumento por las paritarias y la carestía.

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, solicitó a principios de la semana pasada al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, y al de Hacienda, Nicolás Dujovne, un “urgente reajuste de emergencia” para 6,9 millones de jubilaciones y pensiones.

Por escrito, Semino les pidió una suma de $5.160 en tres cuotas sucesivas de $1.720, a pagarse en diciembre, enero y febrero. La idea es que no sea por única vez, sino que se incorpore al haber, de modo que sirva como base de cálculo para el incremento de marzo, fijado por la Ley de Movilidad.

“Los recursos en el sistema están para afrontar la erogación”, señaló en la carta el defensor, quien advirtió que “los jubilados no necesitan una dádiva para el pan dulce de fin de año, sino que se reconozcan efectiva y no discursivamente sus derechos”. De ese modo, apuntó al excedente de de la cartera del Fondo de Garantías de Sustentabilidad, que a fines de septiembre alcanzó $1.676.183 millones.

La movida cuenta con el respaldo del triunviro de la CGT, Héctor Daer, con quien Semino acordó impulsar en tándem sus reclamos.

“Hablé con Daer y está de acuerdo con la idea. La negociación de ellos sigue esta semana y van a incluir algo para los jubilados”, confirmó el representante de la tercera edad a iProfesional.

En el marco del diálogo con Sica, el sindicalista sumó además otros dos pedidos para los jubilados: el adelantamiento a diciembre del aumento previsto para marzo de 2019 (que llevaría el haber a $10.442) por la movilidad, y un bono alimentario por un valor cercano a los $5.000 reintegrable a través de las compras en supermercados, una propuesta que el Gobierno ya intentó aplicar sin éxito a través del descuento del IVA en los consumos con tarjeta.

Los reclamos apuntan a morigerar el impacto de la inflación sobre los haberes que, según los cálculos del defensor y la consultora ACM, perderán este año cerca de 20 puntos porcentuales en su capacidad de compra.

Esto se debe a que la jubilación mínima en diciembre será de $9.300 (un 28% anual), una cifra por debajo de la canasta básica del jubilado medida por la defensoría, que llegará en ese mismo mes a $23.500.

La pérdida no solo se debe a la brecha creciente entre los ingresos y una inflación esperada superior al 40%: también hay que sumar el efecto “empalme” por el cambio de fórmula de reajuste entre septiembre de 2017 y marzo de 2018, producto de la reforma previsional.

En diciembre pasado, el Congreso aplicó una nueva fórmula compuesta en un 70% por la inflación del INDEC y un 30% por el salario promedio de los trabajadores registrados (Ripte).

En su momento, el Gobierno aseguró que los cambios no impactarían en los ingresos. Pero al eliminar la recaudación tributaria de su base de cálculo y medir la inflación con un rezago de tres meses (efecto empalme), el mecanismo implementado trajo aparejado un deterioro en los haberes y las prestaciones sociales, algo que por estas horas y en voz baja reconocen las propias autoridades.

En el Gobierno, que recién el lunes firmó el decreto para los trabajadores privados y confirmó el beneficio para los empleados estatales, mantienen discreción sobre la eventual extensión de la medida a otros sectores de la población.

Consultados por posibles anuncios sobre un alivio de fin de año, tanto en la Secretaría de Trabajo como en la ANSES, una cartera que depende de esa área, aseguraron a este medio que por el momento “no hay nada”.

“Aguinaldo social”

En cuanto a los planes sociales, por estas horas el Ministerio de Desarrollo mantiene abiertas las negociaciones con los movimientos territoriales. Luego de que un sector más duro se movilizara el miércoles de la semana pasada y fuera recibido por funcionarios de segunda línea, el “triunvirato” de organizaciones de perfil más moderado, integrado por Ctep, CCC y Barrios de Pie, aguarda en los próximos días un contacto cara a cara con la ministra Carolina Stanley.

Piden un bono de fin de año y un aumento de emergencia para los beneficiarios de cuatro millones de planes de asistencia social, junto con un refuerzo alimentario para los comedores. El objetivo es compensar la pérdida del valor de las asignaciones, que aumentaron un 25% en el año.

“Queremos para fin de año un esquema de aguinaldo que nos permita obtener una suerte de sueldo extra de $5.500 en diciembre”, dijo a iProfesional Daniel Menendez.

El Gobierno es consciente de que ha ingresado en un escenario diferente, marcado por la cumbre del G20, la cercanía del fin de año y el inicio de la campaña electoral, lo que favorece una mayor polarización de los actores políticos, incluidos los dirigentes barriales.

Los movimientos realizarán un acto en la cancha de Atlanta pare rechazar la presencia de los líderes del mundo que participarán del foro global en Costa Salguero entre el 30 de noviembre y el 1° de diciembre.

En vísperas de la visita de Donald Trump, el 25 de noviembre comenzará la “semana de acción global contra el G20”, que incluirá una movilización el viernes 30, actividades en otras partes del país y protestas simultáneas en las embajadas argentinas de varios países. Mientras que el 29 se realizará la “Cumbre de los Pueblos” frente al Congreso.

La tensión se refleja en la creciente interna para encarar la protesta social que divide a Cambiemos en un ala dura, encabezada por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y otra más negociadora, liderada por Stanley.

La influencia de Bullirch en el manejo de la protesta se hizo evidente en las medidas que comandó su cartera para desalojar el Congreso el mes pasado, cuando Diputados aprobó el Presupuesto. Además, la ministra está a cargo de la seguridad durante el G20 a través de un operativo inédito que busca “vaciar” la Ciudad y aislar las manifestaciones, como adelantó semanas atrás iProfesional.

Pero la titular de Desarrollo todavía preserva un margen significativo de poder, gracias a su rol privilegiado de interlocutora con la Iglesia y los líderes sociales. El principal foco de preocupación es la provincia de Buenos Aires, en donde la pobreza ya supera el 30%. La idea es evitar que se repitan los saqueos registrados en septiembre pasado en más de siete localidades del país, incluido el distrito gobernado por María Eugenia Vidal.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ESTÁ BAJO ANÁLISIS OFICIAL ADELANTAR EL AUMENTO POR LA MOVILIDAD DE MARZO A LOS PASIVOS

FUENTE: EL CRONISTA

Tras los bonos, el Gobierno prepara beneficios para los jubilados y AUH

El Ejecutivo cuenta con u$s 1850 millones para programas sociales que acordó con el Banco Mundial y el BID. La ministra Stanley evalúa un plus para la AUH de diciembre

Imagen de MARTÍN TORINO

Por  MARTÍN TORINO

Imagen de ELIZABETH PEGER

Por  ELIZABETH PEGER

A tiro de la Cumbre de Líderes del G20 y del siempre complicado diciembre argentino, el Gobierno busca un fin de año sin protestas sociales. Por eso, tras los bonos anunciados para trabajadores privados y estatales, la Casa Rosada evalúa un refuerzo de hasta $ 1000 para los beneficiarios de la AUH, adicionalmente al plus de $ 1500 que recibirán en diciembre. También analizan adelantar a diciembre el aumento correspondiente en la movilidad jubilatoria previsto para marzo, a modo de acortar distancia con la inflación que según el último sondeo del Banco Central cerrará en 47,5% este año.

El presidente Mauricio Macri apuró los suplementos de fin de año para trabajadores del sector privado, estatales, fuerzas de seguridad y hasta las fuerzas armadas. Ante este escenario, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quedó ante la presión de movimientos sociales que reclaman también una mejora para beneficiarios de AUH (casi 7 millones de personas), así como la CGT exigió una compensación para jubilados.

La mejora para beneficiarios de planes sociales parece estar más madura. El Gobierno había anunciado en septiembre el refuerzo de $ 1500 para diciembre pero, tras los bonos para trabajadores y una inflación mayor a la esperada, la Nación planea otorgar otros $ 1000. La ministra quedó acorralada ya que los beneficios a los trabajadores ahondaría la inequidad interna con los sectores informales de la economía.

En el oficialismo no quieren dar detalles aún. “Vamos a patear estas discusiones lo máximo posible”, comentaban en Casa Rosada. Lo cierto es que Stanley tiene a su disposición parte de los u$s 1850 millones, que recibirá la Nación del Banco Mundial y el BID, tal como anunciaron el 1 de noviembre. Los organismos multilaterales otra vez apuestan a Macri y le destinaron estos fondos únicamente con fines sociales, lo que es un eje que resaltan en su relación con los países en desarrollo. El BM está colaborando con el Gobierno para que la AUH alcance a todos aquellos que pueden estar incluidos en el plan social, pero aún no fueron inscriptos. Con esos recursos, el Gobierno evitaría ahondar el déficit fiscal de este año.

Stanley da por descontado que deberá encarar reuniones con movimientos sociales. “Siempre estoy abierta al diálogo; si hay algún planteo que quieran hacer, nos reuniremos y veré qué es lo que plantean”, sostuvo ayer en Casa Rosada, después de la reunión de gabinete. La negociación pasará por una mejora en el refuerzo de diciembre, mayor cobertura de alimentos y extender las capacitaciones laborales. En el Gobierno por ahora tienen un enfoque positivo y resaltan que “menos mal que dimos un refuerzo” para AUH en los albores de la volatilidad financiera, en septiembre, y así “no quedamos tan lejos del nivel de inflación.

En el oficialismo quieren tener despejado el panorama para lo que resta de este año. Las preocupaciones principales pasan por el desarrollo de la cumbre del G20 y que no haya incidentes en torno al foro global. Por otro lado, evitar los saqueos de diciembre, que suelen sucederse cada año. A mediano plazo, ya se muestran optimistas. “La inflación está mermando y creo que podemos empezar a pensar en bajar las tasas de interés a fin de año”, comentaba optimista ayer el senador Federico Pinedo.

El otro punto serán las jubilaciones. El vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, quiso desactivar cualquier rumor ayer. “Por el momento el esquema que está vigente en el próximo ajuste va a tener en consideración los índices más altos de inflación, por lo que ahí va a haber una mejora respecto de las remuneraciones. Se verá esa mejora pero no habrá bono”, señaló.

Ahora bien, la iniciativa del oficialismo no es pagar un “bono” a los jubilados, tal como rechazó públicamente Ibarra. Según fuentes oficiales, se evalúa como alternativa adelantar a diciembre la actualización correspondiente a la aplicación de la fórmula de movilidad prevista para marzo, lo que -de acuerdo con las estimaciones oficiales- significaría una suba de 11% en los haberes. Actualmente, el mínimo está en $ 8637.

El Gobierno todavía no da precisiones sobre las jubilaciones y hasta planea relegar esa definición. Es que en la Casa Rosada están expectantes porque el 18 de diciembre, la Corte Suprema definirá qué índice debe utilizarse para calcular las sentencias y reajustes jubilatorios. En esa misma fecha, un año atrás, el Congreso debatía un cambio en la fórmula de calcular las jubilaciones que generó las protestas más virulentas contra el Gobierno desde que llegó Macri al poder.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

El Gobierno ratificó que no habrá bono de fin de año para jubilados y pensionados

FUENTE: INFOBAE

El vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, aseguró que por el esquema de actualización de haberes “va a haber una mejora” por efecto de “los índices más altos de inflación”

El vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, aclaró este miércoles que los jubilados y pensionados de la administración central no percibirán el bono de fin de año y destacó que se logró reducir 15% la planta de personal del sector público, lo que representa unos 35 mil empleados.

“Firmamos un acta acuerdo con el sector gremial de UPCN donde se dispone que 5.000 pesos integren un bono remunerativo en diciembre para los empleados que forman parte del convenio colectivo de la administración pública”, indicó Ibarra.

Dijo que implica unos “140 mil empleados públicos, pero es una referencia en general para el resto de la administración pública, considerando que hay algunos convenios y situaciones específicas que ya tienen compensaciones parecidas”.

Por el esquema de actualización de haberes, el próximo ajuste va a tener en consideración los índices más altos de inflación

En declaraciones a radio La Red, Ibarra puntualizó que el bono alcanza a los empleados públicos de los tres poderes y que se agregan, para complementar la paritaria firmada en abril, dos incrementos en enero y febrero del 5% cada uno.

“De esa forma recomponemos también en enero la pirámide salarial porque fuimos dando durante el año algunas sumas fijas para atenuar el impacto de la inflación de los últimos meses”, explicó.

Tras indicar que los integrantes de las fuerzas de seguridad recibirán el bono, precisó que no sucederá lo mismo con jubilados y pensionados.

“Por el momento el esquema que está vigente en el próximo ajuste va a tener en consideración los índices más altos de inflación, por lo que ahí va a haber una mejora respecto de las remuneraciones. Se verá esa mejora pero no habrá bono“, señaló.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una puja millonaria La Corte Suprema deberá fallar sobre otro caso sensible para los jubilados

FUENTE: DIARIO CLARIN

Una sentencia de Cámara determinó un piso del 70% para los haberes. Como la ANSeS apeló, tendrá que definir el Máximo Tribunal.

Los jueces Juan Carlos Maqueda, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, en un encuentro en octubre pasado.

ISMAEL BERMUDEZ

Por la apelación de la ANSeS, un nuevo fallo jubilatorio llegó a la Corte Suprema, de mayor alcance que el que debe resolver el Alto Tribunal el próximo 18 de diciembre.

El fallo es el de la Sala II de la Cámara de la Seguridad Social (causa Hartmann Gabriel c/ ANSeS s/ reajustes varios) que había resuelto que las jubilaciones no pueden ser inferiores al 70% del promedio de los sueldos actualizados de los últimos 10 años. Como buena parte de las jubilaciones ya otorgadas o que se están aprobando son inferiores al 70%, lo que determine la Corte sentará doctrina para reclamos similares de miles de beneficiarios.

En esa causa, además de rechazar la aplicación del índice RIPTE porque el jubilado no aceptó la propuesta de la Reparación Histórica, los jueces de Cámara Luis René Herrero y Nora Carmen Dorado determinaron que, si al momento de abonar una sentencia de acuerdo a los parámetros establecidos por la Justicia, del cálculo que realiza la ANSeS resulta del haber inicial inferior al 70% del promedio de los sueldos actualizados de los últimos 10 años, el organismo deberá reconocer al jubilado la diferencia hasta alcanzar este porcentaje mínimo. Y a partir de allí, se aplicarán las pautas de actualización ordenadas en la sentencia previsional.

En los fundamentos de la resolución judicial, los camaristas señalaron que “la Constitución Nacional establece, en su artículo 14 bis, una protección operativa a las jubilaciones y pensiones, lo que significa asegurar a los beneficiarios un nivel de vida similar –dentro de una proporcionalidad justa y razonable– según las remuneraciones percibidas en actividad. Se trata, por consiguiente, de un mecanismo constitucional que garantiza la adecuada relación del haber de pasividad con el nivel de ingresos laborales percibidos”.

Los jueces también citaron un fallo de la Corte Suprema (v. “Deprati, Adrián Francisco c/ANSeS s/ amparos y sumarísimos”) donde se señala que “corresponde al Estado que es, como ya se ha dicho, a quien va dirigido el mandato constitucional de otorgar movilidad a las jubilaciones y quien ha diseñado, regulado y controlado el sistema que, en el caso, ha producido resultados disvaliosos, garantizar el cumplimiento de aquel precepto e integrar las sumas necesarias para cubrir las diferencias existentes entre los montos percibidos por el actor y los que hubiera debido percibir si se hubieran aplicado las leyes, decretos y resoluciones antes citados.” (sentencia del 4 de febrero de 2016).

Con relación al índice de ajuste de los sueldos que determinaron el haber inicial del jubilado, la sentencia dice que “no corresponde aplicar en la presente causa el mecanismo de actualización previsto en el art. 5° de la ley 27.260 (RIPTE), toda vez que el actor no adhirió al referido programa de Reparación Histórica ni suscribió el acuerdo transaccional que ella reglamenta”.

La polémica sobre el índice a aplicar es el otro tema sobre el que fallará la Corte Suprema el 18 de diciembre, según adelantó este martes en un inusual cronograma.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Cartas de nuestros lectores

Los jubilados: ¿Sentencia previsional o pena capital?

por Francisco Viotti

Los años pasan, los gobiernos también y los jubilados siempre seguimos esperando que alguien decida sobre nuestras vidas o mejor dicho, que decida sobre los que nos resta de vida; cosa que cada día se reduce notoriamente a consecuencia de nuestra edad, las enfermedades lógicas y las no tan lógicas, como así también el “inmoral desgaste” a que somos sometidos, al cercenar nuestros derechos adquiridos por medio de toda una vida de trabajo y aportes previsionales, en tiempo y forma.

Los Jubilados, nos damos cuenta que una vez alcanzado ese “estado de júbilo”, ya no le importamos a nadie más y si bien somos millones que “votamos”, a los gobernantes ya no les interesamos más. Todos, absolutamente todos los gobernantes, se “defecan” en nosotros. Los actuales, con la indiferencia y la falsa preocupación con los Adultos Mayores, o como nos tildan irónica y burlonamente “Nuestros Queridos Abuelos”; cosa que suena como una burla tremenda. Ni hablar de la denominada “Reparación Histérica”, que sólo se trata de reducir la deuda original del estado con los Jubilados verdaderos y Aportantes, en su mayoría por más de treinta años; favoreciendo sólo a los que nunca aportaron o lo están haciendo por medio de una moratoria y lo que es peor, algunos que tampoco han trabajado.

Tampoco debemos dejar de recordar, que la anterior mandataria y reina suprema del barrio El Gato de Tolosa, junto a su séquito de inútiles adulones, nos tildó de “Buitres y Caranchos” por el sólo hecho de reclamar por nuestros derechos sobre la deuda del Estado para con nosotros. De los gremialistas no podemos esperar absolutamente nada, puesto que en su mayoría son todos delincuentes a los que sólo les interesa acrecentar sus bienes personales por miles de millones de dólares, propiedades lujosas, aviones, yates y sobre todo automóviles de muy alta gama, producto del latrocino a sus afiliados; por lo tanto a ningún gremialista le “Interesa” ningún Jubilado, puesto que no aportamos más una cuota sindical; por tanto “que se jodan” y se las arreglen como puedan. Todos tienen la misma actitud, llámense Moyano cuando era el supremo de la CGT, o como se llamen los actuales.

Por tanto, los Jubilados debemos seguir esperando “resoluciones de la Justicia”, que como en este caso que le toca decidir nuestra suerte de “cadalso”, a manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del estado de ánimo de sus integrantes, como así también del “arreglo” que puedan lograr con el Poder Ejecutivo actual, respecto al tema del Impuesto a las Ganancias que deben aportar todos los integrantes del Poder Judicial; por supuesto que incluidos todos los Sres. Jueces de la Nación. Por lo tanto, no podemos tener muchas expectativas respecto al futuro de nuestra misérrima vida de Jubilados, puesto que el lema será siempre el mismo: Estos viejos de mier… que se jodan ¿Qué huelga van a hacer? y si alguno muere en el intento, será uno menos al que tener que pagarle el Legítimo dinero que le pertenece, ya que si lo cobraran sus deudos, será a largo plazo y con alguna nueva “triquiñuela” para estirar la misma por años.

En una palabra; siempre vamos a estar en las manos de una Justicia que carece totalmente de sensibilidad para comprender el Drama que padecemos los Jubilados y que sólo trata de quedar bien con el Poder Ejecutivo de turno. Ambos poderes, esgrimirán nuevamente que entraríamos en Default por lo tanto el País no puede afrontar semejante “pretensión”. Por tal motivo, “Queridos Abuelos” confórmense con las migajas que podemos tirarles y sobrevivan como puedan. ¿A quién se le puede ocurrir haber trabajado y sobre todo “aportado” legalmente por cuarenta años?

De Ustedes Señores Camaristas de la Suprema Corte de Justicia, depende nuestro misérrimo futuro (¿Futuro?) Los Jubilados no tenemos futuro. Sólo tenemos Presente y ahora, después de los cientos de apelaciones falsas para “hacer tiempo” esgrimidas por la ANSeS; la potestad de vida o muerte para los Buitres y Caranchos; está en vuestras manos y en “vuestras conciencias”.

Que DIOS N.S. nos ayude y despierte esa conciencia que deberían tener los Magistrados Camaristas del Máximo Tribunal de Justicia.

PD:

La presente es otra nota más, que se suma a los kilómetros de escritura reclamando por Nuestros Derechos. Que no sea otra vez: AJO Y AGUA.

Francisco Viotti

DNI 4.520.511

jos_efe@yahoo.com.ar


Ahora se está evaluando si se le va a dar o no algún “bono” como al resto, según decreto presidencial, es decir como siempre los jubilados medio “como si queda algo”, pero claro olvidándose nuestros señores gobernantes, actuales y pasados, que cada vez que hizo falta echar mano a los fondos previsionales no titubearon ni un segundo…no lo estuvieron “evaluando”,¿no?…¡Claro que sabemos que los aportes actuales no alcanzan para cubrir todos los gastos sociales!, que no son sólo los sueldos que genuinamente les corresponde a los “jubilados aportantes”, es decir a todos lo que durante no menos de 30 años pusieron de sus ingresos peso sobre peso, y todos los meses, es decir de su bolsillo, al sistema previsional, sino que hay millones de argentinos que cobran sueldo o ingresos subsidiados. Jubilados que cabeza gacha soportaron que les usaran el capital aportado para toda clase de fines, y como si fuera poco que se les eche siempre en cara nuestros haberes jubilatorios como si fuera una “gauchada” o un favor, que el Estado nos hace, y no una deuda que el Estado tiene. Y como toda deuda hay que pagarla. Y si no les alcanza con los aportes de los actuales aportantes, señores , lo tendrán que sacar de Tesorería, del Bco. Central, de la Afip, del IVA, o de donde les parezca, o apliquen un impuesto al respecto, especialmente a los altos ingresos de funcionarios tanto del Estado (nacional, provincial, y municipal), como de los tres poderes (Ejecutivo, legislativo, y judicial).

Raúl Ermoli


A los JUBILADOS  AMIGOS y COMPAÑEROS de LUCHA

Mi nombre es Mario Guillermo González, tengo 72 años, y desde hace 5 años casi 6, me he retirado de mi profesión de Sanitarista (especialista en Hospitales Públicos y privados) y me he acogido a la jubilación por Anses, con este organismo tengo un juicio de actualización de haberes con sentencia definitiva en 2ª. Instancia y próximo a cobrar, no sé cuándo? Estoy casado hace casi 25 años, y hemos luchado junto a mi esposa en criar y educar los hijos y tener una casa confortable, cosa que hemos conseguido con esfuerzo y no pocas vicisitudes. Como en toda pareja sufrimos vaivenes, propios de la vida y a veces de decisiones equivocadas, pero siempre salimos adelante, incluido un cáncer que me tomo hace 15 años y que he podido superar gracias a los facultativos, a mi esposa que siempre estuvo a mi lado y a mi fuerza y perseverancia para vivir.

Hoy mi vida ha dado un giro de 180° , por un incidente minúsculo si se quiere, que protagonice con mi hijastra y su marido, mi esposa ha tomado la decisión irrevocable de divorciarse de mí, con un agregado terrible, me ha impedido entrar a nuestra casa, y ha comenzado los tramites, he hablado con ella fuera de casa y su postura es inapelable según sus palabras; en síntesis estoy en la calle sin nada después de años de lucha y con la certeza que no voy a recibir absolutamente nada del bien común, en una palabra si acepto bien sino también. Ella es abogada y yo soy incapaz de entablar un juicio, a la persona que estuvo a mi lado 25 años, con el único fin de destruirnos uno al otro; me ofrece una pequeña cantidad de dinero, en concepto de “compensación”.

Miles de preguntas me acechan: estuve durmiendo con el enemigo durante estos años? La descarto de plano, era un amor pleno y verdadero. Pero que paso? Es el día de hoy que me lo pregunto y NO LO SE, habría algún problema escondido que nunca salió a luz y este fue el detonante? NO LO SE, NO LO SE. No puedo pensar que después de tantos años de lucha, de trabajo en conjunto para tener una casa en común, haya tomado esta decisión inconsulta y tan rápido sin siquiera tomarnos un tiempo razonable para pensarlo en frio, para armar semejante tragedia y dejarme con una mano adelante y otra atrás, INCOMPRENSIBLE. Estoy viviendo mitad en lo de un amigo, acá en Arrecifes, y la otra parte en un hotel local; es un infierno que no se lo deseo a nadie ni a mi peor enemigo si lo tuviera. No puedo dormir ni comer y durante el día parezco un sovni, es una situación insoportable, y si no estuviera en mis cabales, seguramente, ya me habría suicidado. El único familiar que me ha demostrado que me quiere y reconoce implícitamente todo lo que he hecho por ellos, es mi hijastro un hombre y caballero incondicional que esta cuando lo llamo y trata de ayudarme y calmarme, pero como él me dice : “Mama me dijo vos no te metas, y que puedo hacer yo ante semejante postura?” Es una realidad incontrastable y que esta con las manos atadas.

Por eso amigos acudo a Ustedes, compañeros en lucha de los viejos, les pido que si         conocen o tienen algún pariente, amigo o conocido que necesite o quiera compartir un lugar en su casa o departamento con esta persona en desgracia SE LOS VOY a AGRADECER ETERNAMENTE, por supuesto abonando, NO estoy en condiciones económicas de alquilar un departamento en capital o en otro lugar por razones estrictamente económicas, soy una persona austera que simplemente estaría en el lugar para dormir y descansar, pues me tengo que mover y rápidamente para hacer algo, yo tengo muchos contactos y supongo que a pesar de la situación del país, no me será difícil. Si necesitan informes sobre mi persona o alguna recomendación no hay ningún problema. A esta altura de mi vida NO ESTOY en condiciones de comprar ninguna propiedad, por la sencilla razón que no tengo dinero, TODO FUE PUESTO EN MI ACTUAL CASA. Apenas tengo unos pocos ahorros personales.

Por eso les pido SU SOLIDARIDAD que descarto con mi persona, les dejo a pie de página mi correo electrónico y mi celular, cualquier novedad al respecto les agradeceré me lo hagan saber en forma inmediata, mi situación es desesperante y si mi esposa NO REVIERTE ESTA SITUACION, en unos pocos días, estaré en la calle,

MUCHAS GRACIAS A TODOS

Mario Guillermo Gonzalez

Correo : mggterceraedad@yahoo.com.ar

Celular : 02478 15 400882

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Jubilados argentinos: los más pobres del mundo

FUENTE: DIARIO LOS ANDES

Jubilados argentinos: los más pobres del mundo - Por Edgardo Civit Evans

Por Edgardo Civit Evans – Presidente Federación de Jubilados Mendocinos (FEJUMEN)

Políticos argentinos tienen la costumbre de pretender hacernos creer cosas que en realidad no existen, son diferentes, o nos engañan. Recordemos el avión que en un hora nos llevaría a Japón, el tren bala y muchas mentiras más.

Del mismo modo, e afirmó que teníamos uno de los mejores regímenes jubilatorios del mundo: no es verdad.

El Estado (los gobiernos) sacan dinero del ANSES, del Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS) y del PAMI (violando normas vigentes), incluso hasta para dar préstamos a empresas extranjeras.

En dos años se perdieron más de U$S.1.000.000.000 por malas inversiones y las devaluaciones, mientras que la Reforma Previsional se llevó $100.000.000. Nos representó perder el 9,4% de nuestros ingresos. Nos quitaron el turismo social y muchos servicios de salud.

En el mundo, sacar dinero de fondos para jubilaciones está prohibido y sus responsables van presos.

La ex presidente Cristina Fernández de Kirchner vetó el 82% móvil y nos llamó “buitres y caranchos”. El actual, Mauricio Macri, prometió que nuestros haberes estarían por encima de la inflación. Ambos aseguraron que no apelarían los juicios por mejoras de haberes contra ANSES. No cumplieron. Cuando hay sentencias, no las pagaron ni las pagan. Centenares o miles de casos con sentencia firme desde hace 4 años no cobran. Violan leyes. Miles de jubilados  han fallecido sin percibir los montos que les corresponden, incluso los de la famosa reparación histórica. Solo en Mendoza, el 4% del país, fueron 44 casos de muertes sin cobrar.

Manifestaron que los jubilados gozábamos de muy buenas remuneraciones: no es verdad.

La jubilación mínima apenas supera los 220 dólares, y el promedio con suerte los U$S400 (sin contar los privilegiados que oscilan en los U$S10.000). El 84% de los jubilados percibe menos de dos haberes mínimos (Marcos Peña).

El mismo monto que cuando Norma Plá (U$S220) enfrentó a Domingo Cavallo, quien ganaba U$S10.000,  50 veces más.

Gracias a la inflación, la canasta de un jubilado supera los $24.000 por mes. Millones cobran casi tres veces menos que esa cifra. Padecimos aumentos en la luz del 1.200% y del 700% en el gas, más alimentos, remedios, etc. La inflación es mayor de lo que nos dicen.

Demostraré algunas falacias argentinas basadas en cifras de las dos más grandes, mejores y serias organizaciones que tratan sobre el tema previsional a nivel global.

En el mundo -además de buenas remuneraciones- los jubilados pueden acceder a comprar departamentos en complejos privados para adultos mayores, con todo tipo de servicios. Intentan que vivan lo mejor posible sus últimos años de vida. En Argentina es al revés: bajas remuneraciones e inexistentes servicios.

“Index Melbourne Global Mercer Pension” mide desde hace años la calidad, sustentabilidad, adecuación e integración de los jubilados y pensionados en el mundo.
Sus conclusiones son invalorables por cuanto consideran a la persona mayor en su integridad: cuánto gana, cómo vive, cuál es su nivel de atención de salud, si posee vivienda, si es feliz. Todo lo referido con su atención es valorada.

Los políticos argentinos deberían leer las conclusiones del índice Mercer, dado que el año pasado y también en el 2018 coloca a Argentina en último lugar sobre 46 países medidos.

Estiman que no sólo es importante saber cuánto ganan los jubilados, medido en moneda estable, por ejemplo euro o dólar, sino como viven, si son felices. En países de la región cobran igual o menos (Colombia, Chile, Uruguay), pero viven mejor. No tienen inflación, el costo de vida es más económico, o tienen mejores servicios.

Dinamarca, Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Noruega, Suiza, Suecia, Canadá, Singapur, Gran Bretaña, Alemania, Polonia, Estados Unidos y Francia, en ese orden, son las naciones donde los adultos mayores tienen mayores ingresos y mejor calidad integral de vida. Chile es el que está mejor en la región.

Los países que tienen los mejores sistemas jubilatorios son: Dinamarca, Holanda, Australia, Suiza y Suecia. Todo lo que el jubilado gana y ahorra durante su vida laboral, va a pagar su pensión: son intocables.

En varios de ellos, el jubilado o pensionado percibe la misma remuneración que cuando estaba activo, o un poco menos, con montos mínimos que oscilan entre los 2.500 y los 3.500 euros por mes, cifra que representaría $150.000 de Argentina.

En América Latina los tres mejores países para envejecer son Uruguay, Chile y Panamá.
Los peores, Honduras, Venezuela y Paraguay.

“Help Age Internacional” ha elaborado numerosos estudios respecto a cuales son los países donde es mejor envejecer por la calidad de vida. Enfoca cuatro aspectos: seguridad de ingresos, estado de salud, competencias y entornos sociales favorables. En el podio figuran cuatro europeos: Suiza, Suecia, Noruega y Alemania. Estados Unidos aparece en el noveno lugar.

Los países donde los jubilados son más felices, según “Help Age Internacional” son: Noruega, Australia, Suiza, Alemania, Dinamarca, Singapur, Holanda, Irlanda, Islandia, Canadá, Estados Unidos, Hong Kong, Nueva Zelanda y España.

En síntesis: millones de jubilados, pensionados, retirados y discapacitados cobramos en la Argentina menos que en naciones subdesarrolladas.

Nuestra calidad de vida y poder adquisitivo han disminuido a niveles de hace más de 30 años, con ingresos francamente miserables. En 6 años hemos perdido el 40% del poder adquisitivo.

Cobramos en devaluados pesos, y pagamos servicios y mercaderías en dólares.
Ello, por más que algunos mientan o pretendan hacernos creer otra cosa. Estamos últimos en el mundo en calidad de vida de los jubilados. Lamentable honor.

“La realidad es la única verdad”, afirmaba Aristóteles, hace 2.500 años.

Por Edgardo Civit Evans -Delegado de AAJA en MENDOZA

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Cartas al País

FUENTE: DIARIO CLARIN

“Otra vez las jubilaciones y pensiones son variables de ajuste”

Lamentablemente otra vez las jubilaciones y pensiones somos la variable de ajuste. Se nos viene metiendo la mano en el bolsillo históricamente y en lo que va del año tres veces más. En comparación con los aumentos asignados a fines del año pasado, en nueve meses estamos ante una caída de ingresos como mínimo del 40% del poder adquisitivo.

No sólo tiene la culpa de esto el Gobierno, sino quienes nos representan en el Congreso, que nunca defendieron los intereses del pueblo ni de la clase pasiva y sí los de ellos propios. Sólo basta hacer mención a la ley de extinción de dominio que pretenden sacar, pero no retroactiva, para que no les caiga el peso de la ley encima y sean juzgados por enriquecimiento ilícito.

Ni hablar de la sesión del Presupuesto 2019, que involucra a nuestras retribuciones. Un bochorno donde algunos diputados inescrupulosos no sólo han salido a la calle a frenar a las fuerzas de seguridad, algo deleznable, sino también mostraron en el recinto imágenes apócrifas para generar caos y confusión, una vergüenza. Lo lamentable es que ellos deciden por nosotros, cobrando sueldos y otras prebendas inmorales, mientras el 70% de los jubilados y pensionados que honradamente han trabajado para sacar este país adelante, víctimas y rehenes de las decisiones legislativas y políticas, están en un estado de indefensión permanente, con ingresos paupérrimos.

¿Hasta cuándo se nos va a seguir marginando? Somos muchos ciudadanos los de la clase pasiva que quedamos siempre a un costado. Debemos capitalizar esta ventaja. Hay que dejar de poner votos a los mismos políticos de siempre y elegir verdaderos representantes del pueblo que defiendan nuestros intereses.

Rodolfo C. Castello
rccastello@hotmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados

El idioma castellano se está desfigurando de tal forma, que dentro de algunos años, no lo reconoceremos. La aplicación de la tecnología, con sus teclados abreviados, nos va cambiando. Hay personas que se adelantaron, y no sabemos si a propósito o por conveniencia.

Veamos una palabra que tiene un significado diferente, según quién la utilice: jubilado. Proviene de júbilo, que significa alegría, contento, gozo, felicidad, entusiasmo. Desde que comenzó a regir una ley, por medio de la cual se obligaba a depositar en el Estado un porcentaje de los haberes para dar el júbilo, todo se terminó. Sabemos que todo lo que cae en manos ineficientes y donde el político pueda echarle mano, termina en caos.

Gladys Bernarda Rosales
​rgladysbernarda@yahoo.com.ar

El Gobierno está anunciando una posible reforma del cálculo de las jubilaciones, aparentemente para mejorarnos la situación a los mayores. Sin embargo, sería prioritario que cumpliera con las sentencias judiciales en firme, sin apelaciones posibles, a favor de quienes hemos sido favorecidos por ellas.

En mi caso, pero común a muchos otros similares, la decisión judicial a mi favor lleva ya más de dos años, pero ANSeS no cumple con ella. Y debo gastar tiempo y dinero periódicamente para hacer calcular la deuda y los intereses caídos, y pedir el embargo de los fondos bancarios de ANSeS para hacerme de las sumas correspondientes. Este incumplimiento de la ley debería acabar de inmediato. Lo contrario es abuso de autoridad.

Félix Pedro Bollo
​fp.bollo@gmail.com

Quisiera por este medio preguntarle a quien sea responsable cómo hago para que mi médico de cabecera me atienda dentro del mes de pedir un turno. Según su secretaria, tienen orden de dar los turnos sólo el último lunes de cada mes para el mes siguiente.

Bien, es el segundo mes que intento comunicarme ese lunes con el consultorio y me es imposible. Cuando lo logro (al día siguiente) me manifiestan que ya no tiene turnos y que llame el último lunes del mes siguiente. O sea que estoy desde septiembre intentando una consulta. Menos mal que soy relativamente sana. Igual el médico me había pedido que volviese en noviembre.

Comprendo que hay pocos médicos y no dan abasto, pero también hay que entender que nuestra salud se va deteriorando. Todos dicen que una enfermedad descubierta a tiempo hace más fácil su cura. ¿Será que esta frase es para todos los enfermos menos para los de PAMI? El profesional en cuestión es muy bueno, por eso no lo cambio. Soy viuda, percibo la pensión de mi esposo y mi jubilación. Me descuentan de ambos haberes y ¿no tengo derecho a ser bien atendida?

María L. Yuca
​Lilycalvo12@hotmail.com

Los jubilados (no de privilegio) que por los aportes en blanco realizados en más de 40 años de trabajo tenemos mejores haberes somos sujeto del impuesto a las ganancias. Hace 10 años que iniciamos gestiones con los diputados de las comisiones de Previsión y Presupuesto y con funcionarios nacionales para modificar esta injusta retención, que también afecta los retroactivos reclamados judicialmente a la ANSeS en juicios que duran una eternidad.

Este reclamo lo hemos realizado con notas mensuales y entrevistas, coincidiendo los legisladores en todos los casos con nuestros planteos. No obstante, los proyectos de ley presentados sobre este tema fueron perdiendo estado parlamentario al no ser tratados en tiempo y forma.

Realmente esta situación es muy lamentable y decepcionante. Sólo nos cabe pensar que nuestros impuestos son una sólida columna en el sostén del Presupuesto, sin la cual no se podría lograr el déficit cero que exige el FMI.

Enrique Eckert
​ejpeckert@yahoo.com.ar

El Instituto de Previsión Social de la provincia de Buenos Aires jubila masivamente, en forma acelerada, a docentes con 50 años de edad y 25 años de servicios. Pero me niega a mí, desde hace 20 meses, la jubilación, siendo mi edad 81 años y mis servicios docentes en la Provincia de 49 años.

¿Qué es esto? Discriminación, persecución, error, injusticia, desidia. Ojalá alguien me lo explique y solucione.

Jorge Andrés Couceiro
arifabiocouceiro@gmail.com

En abril renuncié a la Municipalidad de Bahía Blanca para jubilarme, contando con más de 60 años (edad mínima requerida por el Instituto de Previsión Social bonaerense – IPS) y casi 38 años de aportes en diferentes cajas del Estado. Las autoridades municipales estimaron que no habría ningún problema con los aportes en la Caja jubilatoria de la Policía Federal (más de 7 años). Todas las leyes desde 1946 han tendido al reconocimiento recíproco entre las cajas del Estado.

Tamaña sorpresa me llevo ahora al enterarme que el IPS no ha firmado aún ningún convenio con la Caja de la Federal, por lo tanto no puedo acceder a mi beneficio. Según la ley previsional 24241, deberían computarse los años trabajados como personal civil y solicitar a la caja mencionada el recupero del proporcional que irrogue la prestación solicitada.

Tras la consulta en ANSeS sobre la posibilidad del reconocimiento de los años trabajados como personal civil en la caja policial, el organismo rechazó la revalidación de cualquier año trabajado atento que esta caja es autónoma.

Ante ello, envié esta semana una carta a la caja de la Federal y al IPS para que arbitren los medios necesarios para firmar un convenio de reciprocidad en el reconocimiento de mis aportes realizados indistintamente a cualquiera de sus cajas, fijando un modo de compensación de aportes a tal efecto.

Daniel Alberto Peri
yester@estudioperimoscardi.com.ar

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized