Ordenan igualar la jubilación de las AFJP a la estata

FUENTE: DIARIO CLARIN

La Sala II de la Cámara de la Seguridad Social ordenó recalcular la jubilación de un afiliado a las ex AFJP en base a las reglas del sistema público y que ANSeS le pague la diferencia porque está percibiendo un haber, denominado “renta vitalicia previsional”, muy inferior a los del régimen estatal.

Los que están cobrando rentas vitalicias son ex afiliados de las AFJP cuyos haberes son mucho más bajos que los del sistema público. Y no reciben una movilidad similar a la que reciben los del Estado porque sus in- gresos se ajustan por una tasa que depende de los rendimientos de la compañía de seguro de retiro que recibió los fondos que tenia en la AFJP.

Por esas razones, en la sentencia de la causa “Cortes José Raimundo c/ANSeS sobre reajustes varios” los jueces de Cámara Luis René Herrero y Norma Carmen Dorado recuerdan que la ley 26.425, de 2008, determinó que “los servicios prestados bajo relación de dependencia o en calidad de trabajador autónomo correspondientes a los períodos en que el trabajador se encontraba afiliado al régimen de capitalización ( AFJP) serán considerados a los efectos de la liquidación de los beneficios como si hu- biesen sido prestados al régimen previsional público”. Y además, que “el Estado garantiza a los afiliados y beneficiarios del régimen de capitalización la percepción de iguales o mejores prestaciones y beneficios que los que gozan a la fecha de la entrada en vigencia de la presente ley”.

Por consiguiente, agregan los jueces de Cámara, “mal podría asignarse diferente trato a situaciones idénticas relativas a la historia laboral de los trabajadores (por ejemplo. cómputo de años de servicio, promedio de las remuneraciones, límite de aportes al sistema de seguridad social, etc.), si nos ceñimos a lo prescripto por las normas constitucionales y legales que consagran garantías tutelares sobre las prestaciones de la seguridad, acordadas tanto por el sistema previsional público, como por el sistema de capitalización individual o “privado”.

Los camaristas citan el caso Etchart, Fernando Martín, cuando en 2015 la Corte Suprema de Justicia, por unanimidad, reconoció el derecho de un jubilado por invalidez, que cobraba su prestación de renta vitalicia a través de una compañía de seguros, a percibir de la ANSES las sumas necesarias para que su renta vitalicia previsional alcance el importe del haber mínimo legal.

“De este modo, al otorgarse el mínimo de ingresos, se coloca en pie de igualdad al beneficiario que percibe su jubilación bajo la modalidad de renta vitalicia respecto del resto de los jubilados comprendidos en el sistema único de jubilaciones”, señaló.

También los jueces de Cámara recuerdan que en el caso “Benedetti, Estela Sara c/PEN y Siembra Seguros de Retiro, el Alto Tribunal de la Nación estableció que “la renta vitalicia previsional tiene una finalidad específica que es compatible con la tutela que la Constitución Nacional otorga a los beneficiarios de la seguridad social”.

A pesar de esos antecedentes, ni el Gobierno anterior ni el actual equipararon a los beneficiarios de las rentas vitalicias a los del régimen público quienes debieron iniciar juicios individuales. Ahora, en el Gobierno dicen que van a proponer que este tema sea tratado en las primeras reuniones del Consejo de Sustentabilidad Previsional, que debe elaborar un proyecto de reforma previsional para ser tratado por el Congreso. ■

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Ordenan igualar la jubilación de las AFJP a la estata

  1. Silvio Pedro Pizarro

    En marzo del año 2011 la Anses elevó a la Corte Suprema el pedido de recusación del camarista de la Seguridad Social, Luis René Herrero por haber fallado en contra de la entidad previsional.
    Era en apelación ya que los camaristas habían fallado en contra de ese insólito pedido. La decisión fue tomada por el director de la Anses Diego Bossio, implacable perseguidor de los jubilados.
    Por descontado, la acción no tuvo éxito pero provocó la demora de la substanciación de miles de juicios, por varios meses.
    El 17 de octubre de 2014, el Consejo de la Magistratura, por decisión de la procuradora Gils Carbó, en connivencia con Diego Bossio, aprobó un dictamen para remover a los doctores Luis Herrero y Emilio Fernández, jueces de la Cámara de la Seguridad Social, porque tienden a a fallar a favor de los jubilados. Tamaño despropósito no se llevó a cabo debido a la vehemente protesta desatada en el Plenario del Consejo por los jubilados presentes.
    La medida, sin embargo, llegó a paralizar 9000 causas, por un año y medio. Es decir, se cumplió el propósito buscado, demorar.
    El 9 de noviembre de 2017, los jueces Luis Herrero y Nora Dorado del fuero de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social, resolvieron no dar más lugar a los recursos extraordinarios presentados por Anses para cuestionar el índice de actualización usado para el recálculo de los haberes, debido a que obstaculiza la “administración de justicia” Anses respondió que irá en queja ante la Corte, Este paso prolonga la espera para obtener una sentencia. Se calculan cuatro años de demora para 250.000 juicios con sentencia firme.
    En un fallo judicial de segunda instancia con sentencia firmada por los jueces Luis Herrero y Nora Dorado en junio de este año, se determinó que la Anses debe recalcular el ingreso de una persona que cobra bajo la modalidad de una renta vitalicia previsional contratada en una compañía de seguros de retiro.
    Los jueces ordenaron hacer un cuadro comparativo para cotejar, mes a mes, los montos que efectivamente fueron percibidos, y las cifras que hubieran resultado en caso de calcularse el ingreso según la normativa del sistema de reparto. Y las diferencias deberán ser abonadas por la Anses (hacia atrás y, también, de aquí en más).
    Los rentistas del sistema previsional tienen derecho a percibir el haber mínimo que garantiza la ley, y Anses sigue sin reconocer ese derecho.
    Se repite la mima metodología del anterior gobierno, que hemos expuesto más de quince veces en este espacio.
    ¿Será objeto otra vez el juez Luis Herrero de la misma represalia que dispusiera la procuradora Gils Carbó al separarlo por un año y medio de su cargo? Nada ha “Cambiado” en Anses, todo puede esperarse.
    Estos antecedentes que fueron también objeto de nuestro dos artículos anteriores, La Vergüenza Nacional, Anses, del 17 del corriente mes y Un Drama Nacional-Anses del 19 hace cinco días confirman y reafirman que la actuación de Anses ha sido siempre negativa y sistemática en contra de los intereses de los jubilados. Las apelaciones a los fallos nunca argumentaron razones jurídicas que las sustentaran, fueron sólo un obstáculo interpuesto para demorar el fallo de las sentencias que nunca llegan a pagar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s