Archivo mensual: agosto 2017

Cartas al País

FUENTE: DIARIO CLARIN

Señores de empresas truchas y bancos, ¿no tienen jubilados en sus familias?

Señores de empresas truchas y bancos, ¿no tienen jubilados en sus familias?

El 1° de agosto pasamos a retirarle a mi suegra sus haberes, y del análisis del resumen detectamos un débito desconocido. Ante una abreviatura inentendible (SIC “Debito automático SNP / Trabaj. Salud ID 27……”) lo que nos obligó a pasar por el Banco Supervielle de Flores, donde se asienta la cuenta. La primera respuesta del empleado del banco, el jueves 3, fue que no era nada del banco y que no podían hacer nada, aunque pedimos anular los débitos futuros en cuestión, sólo nos dieron un 0800 para que consultáramos. Comunicados con ese 0800, dijeron que ellos tampoco tenían que ver en ese débito, y que fuimos erróneamente derivados. Ante la inconsistencia y desconocimiento del motivo del débito, realizamos algunas consultas profesionales. El lunes 7 ya con algún mal presentimiento y con la intención de solicitar mayor detalle, acudimos a la misma sucursal del banco, y además con una nota de “stop-debit”. Ante la solicitud de pedir hablar con la Gerencia, nos atendió otra funcionaria del banco. Luego del intercambio de palabras de rigor y sin aceptar la funcionaria en cuestión firmar como recibida la nota de “stop – debit”, exigimos que nos mostraran la documentación donde se había autorizado ese débito, donde supuestamente autorizábamos la contratación de un “seguro médico”; la funcionaria sacó un formulario “pre-impreso” para anular el débito de la Empresa Consumas S.A, que aparecería como agente de recaudación de Gerdanna Salud. Luego de una semana nos presentamos nuevamente al banco, y durante más de tres horas, el propio gerente de la sucursal no logra una respuesta satisfactoria de su interlocutor. Recién ante una presión y presencia personal el día siguiente, finalmente reintegran el dinero “mal debitado”.

Resumen: el Banco si tenía la potestad de anular los débitos (con un formulario pre-impreso) y también estaban al tanto de que era ese concepto, mientras que el primer día, dicha información fue desconocida y negada. Nos dijeron que el débito fue autorizado verbalmente ante un llamado telefónico al domicilio, pero al pedir que mostraran la documentación o el audio para corroborar, nos ofrecieron anular el débito. Es por ello que dudamos firmemente de la veracidad de toda la información. El banco no nos recibe la nota. ¿A qué se debe? Creemos que el banco no sólo sabe de qué se trata, sino que por acción o por omisión avala y da la base de datos a esas empresas para que esto suceda. ¿A cuántos jubilados que no tienen a nadie que les revise las cuentas, y/o no entienden, les han y seguirán haciendo esta inmoral estafa? ¿A cuántos otros que no tienen forma de hacer el reclamo, seguirán estafando y robando tan inmoralmente?

¿Señores funcionarios de esas empresas truchas y del banco, no tienen abuelos o padres jubilados? ¿Seguirán haciendo esto con la conciencia tranquila? Tengan un poco más de decencia y escrúpulos. Algún día, ustedes serán jubilados también.

Alberto Nartallo

alberto.nartallo@yahoo.com.ar

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Quiero advertir a todos los jubilados, que en los listados de abogados de la ANSeS hay algunos abogados inescrupulosos que les quieren cobrar para hacer la homologación de la Reparación Histórica. Eso es ilegal, y lo hacen con el cuento de hacer un supuesto cálculo. No paguen, vayan a la Defensoría del Pueblo, hay en todas las comunas de la Capital y supongo que también habrá en las provincias. Quiero reclamar también a la ANSeS el pago de mi sentencia, prometieron pagar los juicios … ¿qué esperan?

Amaya Uralde

amayauralde@yahoo.com.ar

Sabido es que los jueces provinciales de Mendoza enganchan sus sueldos con los federales y que la AFIP, cuando se jubila uno de sus jubilados, le pagan un mes de sueldo por cada año de servicio. Los empleados judiciales se “enganchan” con los sueldos de los jueces. Ante el principio de igualdad ante la ley, a los jubilados nos tendrían que “enganchar” con el sueldo de un senador nacional o del director de la ANSeS y pagarnos un sueldo por cada año de trabajo. A confesión de partes, relevo de pruebas. ¡Hágase justicia!

Antonio Baragiola Smerling

nolybaragiola@hotmail.com

Muy sonrientes se los ve en una foto publicada en Clarín, días pasados, al jefe de Gabinete, Marcos Peña; al ministro de Trabajo, Jorge Triaca y al director de la ANSeS, Emilio Basavilvaso, anunciando el aumento de las jubilaciones del 27% anual. Como docente jubilada de la CABA no puedo estar contenta, ya que al obtener la grilla salarial de este año compruebo que el total de aumento del personal en actividad es no remunerativo. Como la ANSeS considera que al no recibir aportes por dichos montos, al jubilado no le corresponde aumento alguno, como ya ocurrió en 2016.

María Promet

robertonasta1931@gmail.com

Cotidianamente ingreso a “MI ANSeS” en la Web, y la gélida respuesta permanece inalterable, burlona, insignificante, porque quizás yo sea insignificante para ese “MI ANSeS”, que no lo siento muy mío; no más que su íntima intención, una pobre e irónica condescendencia. El proceso kafkiano se viene repitiendo día a día, semana a semana, mes a mes, año tras año y la tristeza es penetrante porque no hay peor tristeza que la decepción. No sé si la ANSeS puede o no puede reparar todas las injusticias, o pagar todos los juicios. Lo que sí puede y debe es decir la verdad en su momento y no años o décadas después. ¿Cuál es entonces la realidad? La entidad que se creó para asistir económicamente a los viejos, con dinero aportado por los viejos cuando no eran viejos, no le puede pagar a los viejos.

Raúl Simoncini

raul.simoncini@gmail.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Los riesgos de la soledad en la vejez

FUENTE: DIARIO CLARIN

Ricardo Iacub

Ricardo Iacub

Pocas veces consideramos que la insuficiencia de redes sociales, sentirse solo y poco integrado, puedan implicar consecuencias más allá de lo psicológico. Sin embargo las últimas décadas han sido particularmente prolíficas en investigaciones que muestran la relevancia que tienen estas carencias en el estado de salud general, el declive funcional y aún en el riesgo de mortalidad. Una publicación en la revista Heart alertaba que la soledad y el aislamiento social incrementan hasta un 30%, el riesgo de padecer una cardiopatía isquémica o un ictus (Valtorta y otros, 2016). Así como sentir una soledad extrema en la vejez puede aumentar en un 14%las posibilidades de muerte prematura (Cacioppo, 2014).

En este caso quisiera referirme a sus implicaciones en los adultos mayores y a un factor menos conocido, su relación con las demencias.Para su análisis es importante aclarar la diferencia que se establece entre aislamiento y soledad. El primero es un indicador objetivo de integración social, asociado a la falta de relaciones familiares, amistad, vecinos o personas con quien contar.

El segundo, no implica necesariamente carecer de redes sociales, sino que los vínculos no producen satisfacción, ya que no resultan lo suficientemente cercanos ni brindan la confianza anhelada. Es decir, el sentido de la soledad, en este caso, se asocia con sentirse poco integrado al medio, muy distinto a la soledad como una opción.

Desde hace algunos años se halló evidencia de que la integración social se encuentra asociada con tasas reducidas de deterioro cognitivo a edades más avanzadas, y que el aislamiento social puede contribuir al aumento del riesgo de demencia. Para lograr un conocimiento más concluyente se buscaron investigaciones longitudinales, es decir a lo largo de un período de tiempo, que corroboren la relación de la soledad y el aislamiento con respecto a las demencias.

Rafnsson y otros (2017) tomaron el Estudio Inglés Longitudinal sobre Envejecimiento, realizado durante 6 años, con el objetivo de probar si la soledad y los diferentes aspectos de la integración social (estado civil, número de conexiones estrechas y un índice de aislamiento social), se asocian con demencia futura, independientemente de otros factores considerados de riesgo como la cognición inicial, la educación, la salud física, la depresión o la inmovilidad.

Los resultados de este estudio reportaron datos de gran importancia. Algunos de estos, quizás más conocidos por otras investigaciones, mostraron que la distribución afecta más a quienes no tienen pareja, a mujeres, a personas con menor nivel educativo y económico, así como a los más propensos a tener hipertensión, diabetes, accidente cerebrovascular y cardiopatía coronaria.

Lo que reveló esta investigación es que la soledad se relacionó de manera directa, e independientemente de otros factores de riesgo, con una mayor probabilidad de desarrollar demencia, mientras que el aislamiento social no. Estos hallazgos fueron consistentes con dos estudios previos que mostraron las mismas tendencias.

Algunas de las razones que podrían explicar esta transformación del dolor psíquico en un daño orgánico específico, van desde factores asociados al estrés de sentirse más solos, que genera la activación de mecanismos neurales y endocrinos, ante la cual puede haber una carencia de recursos para amortiguar dicha respuesta; el aumento de hábitos nocivos que pueden entrañar la soledad, como no hacer actividad física, el tabaquismo o el alcohol, entre otros, o la carencia de contactos que limitan la actividad cognitiva. Factores que pueden provocar lesiones permanentes a nivel biológico que pueden culminar en las demencias.

Esta investigación brinda nuevas respuestas al enigmático dolor humano y su inevitable interrelación entre lo psicológico y lo físico. Pero también permite despertar a la población frente al riesgo que conlleva la soledad en la vejez. Muchas veces más preocupada en cuidar los cuerpos que sus vidas, en un sentido más amplio e integrador, o en considerar que se evita la soledad por el simple hecho de vivir con otras personas.

Una mayor comprensión de las diferentes dimensiones de la soledad y el aislamiento, debería ayudar al desarrollo de políticas sanitarias que atiendan esta población y den seguimiento a estos procesos a lo largo del tiempo. Las intervenciones diseñadas para reducir el aislamiento pueden tener enfoques diferentes a las destinadas a aliviar la soledad y proporcionar un mayor sentido de pertenencia. Cuando una persona puede encontrar en el otro un apoyo seguro, capaz de ajustarse a las características personales y a las necesidades situacionales, permite reducir el impacto del estrés eliminando o reduciendo los factores perturbadores y reforzando los recursos individuales.

Las largas vidas que nos ofrece este momento histórico son un privilegio al que no podemos llegar, ni como personas ni como sociedad, desconociendo sus desafíos y sus oportunidades.

Ricardo Iacub es Doctor en Psicología (UBA), especialista en Tercera Edad

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Aumento: ANSES detalló los montos de jubilaciones y asignaciones a partir del 1 de septiembre

FUENTE: TELEFE

La mínima jubilatoria pasará a 7.246,64 pesos y la Asignación Universal por hijo será de 1.412 pesos.

La Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES) informó que a partir del 1º de setiembre más de 8,4 millones de pasivos recibirán un aumento en sus haberes del 13,32 por ciento.

De ese total, 6,9 millones son jubilados y pensionados y 1,5 millones son titulares de Pensiones No Contributivas (PNC) y excombatientes de Malvinas.

Con este aumento, la mínima jubilatoria pasará a ser de 7.246,64 pesos y el haber máximo se elevará 53.090,20, mientras que la Pensión Universal al Adulto Mayor (PUAM) ascenderá a 5.797,31 pesos.

Por su parte, el monto de Asignación Universal por Hijo (AUH) que beneficia a 3,9 millones de niños quedará a partir de setiembre en 1.412 pesos, mientras que la prestación de hijo con discapacidad será de 4.606 pesos.

En la zona patagónica, (donde esos beneficios tienen un adicional del 30 por ciento), la AUH se elevará a 1.836 pesos y la de hijo con discapacidad a 5.988 pesos.

Asimismo, a partir del 1º de setiembre se actualizan las asignaciones por Nacimiento, pasando a 1.646 pesos, por Adopción a 9.863, por Matrimonio a 2.466; por Cónyuge para jubilados a 339 y Ayuda Escolar Anual 1.182 pesos.

El incremento también será aplicado a las Asignaciones Familiares (AAFF).

Los nuevos montos y rangos de ingreso del grupo familiar para trabajadores formales, monotributistas, jubilados y pensionados que cobran AAFF por Hijo e Hijo con Discapacidad quedarán conformados de la siguiente manera: *Asignaciones Familiares por Hijo: aquellas familias que a partir del 1 de setiembre perciban ingresos mensuales de 200 a 21.921 pesos, tendrán una asignación de 1.412 pesos; en el rango de 21.921 hasta 32.152 será de 950 pesos; de 32.152 a 37.120 de 572 pesos y de 37.120 a 73.608 será de 293 pesos.

*AAFF por Hijo con Discapacidad: ingresos hasta 21.921 pesos la asignación será de 4.606 pesos; para el rango de 21.921 hasta 32.152 el beneficio asciende a 3.256 pesos; y superior a 32.152 de 2.053 pesos.

*AAFF por Hijo para Trabajadores Monotributistas: en categorías A,B,C,D la asignación será de 1.412 pesos; categoría E de 950; categoría F de 572; y categorías G,y H de 293 pesos.

*AAFF por Hijo con Discapacidad para Trabajadores Monotributistas: categorías A,B,C y D será de 4.606 pesos; categoría E de 3.256 y categorías F,G,H,I,J,K de 2.053 pesos.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Jubilaciones: especialistas sostienen que se recuperó parte de lo perdido en 2016, pero advierten por inflación

FUENTE. ámbito.com

POR DANIEL BLANCO GOMEZ

Luego de que el Gobierno anunciara el miércoles que las jubilaciones, pensiones y asignaciones por hijo aumentarán 13,32% desde septiembre -el haber mínimo subirá a $ 7.246,64 y la AUH a $ 1.412- especialistas consultados por ámbito.com remarcaron que sólo se recuperó parte del poder adquisitivo perdido en 2016 y advirtieron por la inflación de 2017.

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, dijo que “en el hipotético caso que se mantuviera la pauta inflacionaria para lo que resta del año, el haber jubilatorio se estaría recuperando alrededor de 4 puntos respecto a la pérdida de 10 que hubo en 2016”. 

De esa manera relativizó los dichos del jefe de Gabinete Marcos Peña, quien sostuvo durante la conferencia de prensa en la sede central de ANSES en la que se hizo el anuncio, que el segundo aumento anual para jubilados establecido por la ley de Movilidad “significará un aumento del 27% en todo el año”, y que eso se traduce en “siete puntos por encima de la inflación”.

“En realidad sigue desmejorándose el haber jubilatorio globalmente. Inclusive sigue muy por debajo de la cobertura de la canasta del jubilado”, señaló Semino. Y agregó que según la última medición del área de Tercera Edad de la Defensoría porteña, “para cubrir los gastos de una canasta básica, un jubilado necesitó, en mayo, $ 16.137”.

“Hay más o menos dos millones y medio de jubilados que están cobrando la mínima y que no cubren el 40% de la canasta con su haber jubilatorio”, destacó el ombdusman. Cabe aclarar que esa canasta se calcula semestralmente desde hace 10 años y toma en cuenta los precios de los alimentos, medicamentos con descuentos de PAMI, los gastos de una vivienda propia, viáticos y comunicación (mínimas) y una salida mensual como ir al teatro.

La diputada nacional por el Frente Renovador (FR) y especialista en materia previsional, Mirta Tundis, dijo que la suba que se percibirá a partir de septiembre “no alcanza bajo ningún punto de vista”. En ese sentido, añadió que “el monto del haber mínimo nunca puede ser inferior al 82% del salario mínimo vital y móvil”.

“El haber del jubilado viene con una pérdida del poder adquisitivo del año pasado y lo que se perdió no se recuperó”, enfatizó la legisladora.

En tanto, para el titular de Consumidores Libres y exdiputado, Héctor Polino, la suba “recupera un poco el desfasaje que hubo con el aumento que tuvo la clase pasiva el año pasado en relación a la inflación que hubo”. 

Sin embargo, remarcó que “el año pasado se perdieron casi 10 puntos del haber” y agregó que el aumento de los medicamentos entre octubre de 2015 y junio de 2017 fue del 132%” mientras que los jubilados solo recibieron una mejora entre septiembre de 2015 y marzo de 2017 del 67,33%”.

Asimismo, consideró que el Gobierno “no puede hacer nada, salvo que modifique la ley de Movilidad”, y que “es en el control de precios donde debe operar el Poder Ejecutivo”.

Consultados respecto de la posibilidad de que el Gobierno avance con una reforma previsional que contemple la extensión voluntaria de la edad jubilatoria (hoy de 60 años para las mujeres y 65 para los hombres), los tres especialistas coincidieron con que aún hay que dar “un debate abierto a la sociedad” y estudiar esa posibilidad. 

“Yo voy a seguir manteniendo mi posición. La ley establece que la mujer se puede jubilar a los 65 años”, opinó Tundis. Y enfatizó: “Hay que generar empleo porque si extendemos la edad jubilatoria qué hacemos con los jóvenes que no tienen trabajo”.

Por su parte, Semino sostuvo que “hay que ir a una reforma previsional estructural en un debate que discuta el financiamiento el sistema”.

“Yo soy defensor del sistema público y he participado de varios debates donde se habló de grandes acuerdos políticos y sociales. Pero si tenés 30% de trabajo en negro y el impuesto regresivo al IVA, no podés hacer nada”, concluyó.

En esa línea opinó Polino, quien insistió con que la modificación de la edad jubilatoria “tiene que ser estudiado y debatido ampliamente”. “En cuanto al cambio del sistema previsional, ahí estoy absolutamente en contra. No estoy de acuerdo con una posible privatización”, cerró.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Jubilaciones: un tema en la gestión empresarial

FUENTE: DIARIO LA NACION

ANA MARIA VIESZ

n materia previsional, muchas veces las empresas no tienen en cuenta algunas cuestiones que, al implementarse, permiten generar un ahorro, evitar contingencias y generar un impacto positivo en el empleado. Algunas de ellas son:

Feliz cumpleaños de Anses: hoy se puede iniciar el trámite jubilatorio cuatro meses antes de tener la edad y los años de servicio requeridos. La empresa puede ayudar al empleado a estar en condiciones de percibir su jubilación al cumplir la edad de retiro, evitando el costo que significa el año de intimación. Aun con un plan de smooth landing puede generarse un ahorro.

Impacto previsional por asignación internacional: las constantes migraciones a países con y sin convenio de seguridad social producen “lagunas previsionales”, que pueden llegar al extremo de impedir que el trabajador se jubile siquiera en un país. Una política adaptada al presupuesto y a la modalidad de asignación de la empresa evitará contingencias sumamente onerosas.

Servicios diferenciales. La correcta administración de los distintos servicios diferenciales permitirá retirar al trabajador a la edad anticipada que el régimen en cuestión contemple. El correcto prorrateo de edad cuando no se cumple la que es exigida en el servicio diferencial que corresponda, colaborará con el retiro más temprano del trabajador.

Check up previsional: las empresas hacen estudios preocupacionales y autorizan check ups de salud, pero no miden la salud previsional hasta que el empleado debe retirarse. Realizar diagnósticos y entrevistas de asesoramiento al menos cinco años antes de la edad de retiro evita problemas, costos y ofrece un servicio bienvenido por el personal.

Retiro anticipado: las necesidades de reestructuración o reducción de personal suelen hacer foco inicial en las poblaciones de mayor edad, y se satisfacen con planes de retiro anticipado: planes puente hacia la jubilación que funcionan como un proceso facilitador. El desafío se presenta al diseñar un excelente beneficio que se acepte de buen grado.

Trámites previsionales: apoyar al personal en el trámite significa dar un servicio que genera ahorros para la empresa, porque los plazos se acortarán y habrá mayor calidad en el resultado. Son mayoría las empresas que colaboran.

Retiro por invalidez: la invalidez de un empleado deja a las áreas de Recursos Humanos en un cierto estado de estupor, que provoca no resolver la cuestión y, finalmente, no atender el grave problema del empleado desde lo previsional.

Es necesario generar conciencia sobre este tema para que se eviten errores tal vez irreparables y se implementen planes que beneficien a empleados y empleadores.

La autora es directora de Wealth de Mercer para Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Para beneficiar a un jubilado, desestiman el criterio de cosa juzgada

FUENTE: DIARIO LA NACION

Jueces previsionales dictaron un nuevo fallo para un retirado a quien le habían rechazado el reclamo

SILVIA STANG

Para beneficiar a un jubilado, desestiman el criterio de cosa juzgada

Para beneficiar a un jubilado, desestiman el criterio de cosa juzgada. Foto: Archivo / Shutterstock

Un fallo del fuero de la seguridad social resolvió apartarse del principio de cosa juzgada para declarar, en el caso de un retirado de las fuerzas de seguridad, que los suplementos adicionales otorgados al personal deben ser considerados para el cálculo del ingreso de la etapa pasiva. Por tanto, la decisión tomada por los jueces de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social significa una mejora en los ingresos. Y, según lo dispuesto, la suba tendrá que calcularse desde el momento en el que la Corte Suprema de Justicia cambió su criterio sobre la materia.

La resolución se dio en el caso “Avascal, Carlos Alberto c/ Estado Nacional”. El demandante ya había obtenido una sentencia desfavorable a su demanda. Fue luego de que la Corte, en la causa “Costa, Emilia c/ Caja de Retiros Jubilatorios y Pensiones Policía Federal”, avalara un criterio adverso a lo pretendido.

Sin embargo, años después el tribunal supremo se pronunció en sentido contrario en la causa promovida por Jorge Humberto Oriolo y otros retirados que se vieron afectados. Así, la Justicia declaró que el haber de retiro debía calcularse teniendo en cuenta el 100% de lo cobrado en actividad, es decir, incluyendo las sumas adicionales que se daban por decreto.

Según la reciente sentencia, firmada por los jueces Luis Herrero y Nora Dorado, de la Sala II de apelaciones, “si se admitiera la aplicación puramente mecánica o ritual del instituto de cosa juzgada, se podría configurar una grave lesión al derecho de propiedad y a la incolumidad de los derechos humanos sociales, cuya protección judicial reviste naturaleza constitucional y convencional”.

También se argumenta que, de no admitirse la reversión del fallo ya existente, se consagraría una desigualdad frente a quienes hicieron un reclamo por el mismo tema en fecha posterior y, por tanto, sí obtuvieron un fallo favorable por existir ya el criterio judicial de la causa Oriolo.

El fallo Avascal quedó firme ayer en cuanto a avalar una nueva decisión cuando algo ya estaba juzgado. Según fuentes judiciales, cumplido el plazo para las apelaciones, la demandada Caja de Retiros presentó su cuestionamiento sólo a la tasa aplicada para actualizar el monto implicado en el cumplimiento de la sentencia, pero no se opuso a que se haya resuelto no aplicar el criterio de cosa juzgada.

El reclamo del caso en cuestión se refirió a los pagos adicionales que se dispusieron, para el personal militar y civil de las fuerzas armadas, por decretos de los años 1993, 2005, 2006, 2007 y 2008. Pero abogados previsionalistas consideran que el hecho de que exista un fallo contra el principio de cosa juzgada trasciende a un régimen específico, ya que el criterio podría extenderse a reclamos de otros jubilados.

En 1988, la Corte había resuelto en un expediente (Licio Rocca) que había que respetar, aun en reclamos de la seguridad social, el principio de no revisar algo ya juzgado. Los jueces Herrero y Dorado, sin embargo, consideraron válida la doctrina anterior (de la causa Foussats, Horacio) en la que se consideraba que “en materia de previsión social, el régimen de cosa juzgada respecto de las sentencias desfavorables al jubilado no debe ser restrictivo, ya que lo que importa es el reconocimiento exacto de los derechos acordados por las leyes”. El escrito judicial insiste en que hay un principio constitucional de igualdad que debe ser respetado.

En la opinión del abogado Adrián Tróccoli, el fallo Avascal es “importantísimo”, justamente porque permite que todos los jubilados “sean iguales ante la ley”, al permitir que se puedan “corregir errores de sentencias anteriores, dando a cada uno lo que le corresponde”. Agrega que este tipo de fallos abre la puerta para evitar que haya jubilados perjudicados por haber litigado “en la época de la mayoría automática de Menem”, cuando la Corte dispuso criterios de actualización luego modificados. Ese fue el caso de los ajustes de haberes ordenados por la Justicia para el período de 1991 a 1995: en los 90 hubo un criterio que llevaba a una mejora de los ingresos muy inferior a la resultante de aplicar lo dispuesto en un fallo de 2005 referido al mismo período.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cartas al País

FUENTE: DIARIO CLARIN

Con la misma celeridad que aumentan las prepagas, que se ajusten los haberes jubilatorios

Con la misma celeridad que aumentan las prepagas, que se ajusten los haberes jubilatorios

Me dirijo con esta carta a los señores miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación para implorarles que a la brevedad posible se expidan sobre la apelación de la ANSeS cuestionando el índice de actualización que este organismo debe aplicar para ajustar los haberes jubilatorios de los miles de jubilados y pensionados que aún no tenemos sentencia firme, y esperamos desde hace años una definición justa que nos corresponde por derecho. Les ruego dejar de lado ideologías políticas y presiones gubernamentales.

Recurro a la edad promedio de los señores jueces con la esperanza de que entiendan que les habla un viejo de la “tercera edad”, que ha comenzado a transitar la última etapa de su vida. No quiero llegar a los 100 años, si es que llego, sin recibir lo que me corresponde y darme algunos gustos, tantas veces postergados, antes de ingresar a un deplorable y deprimente geriátrico del PAMI. No cortamos calles, no nos encapuchamos ni amenazamos con palos y piedras. Exigimos que, de una vez por todas, se haga justicia y no pasen más de 10 años para cobrar lo que es nuestro. ¡No pedimos! ¡Exigimos lo que nos corresponde!

Lamentablemente, cuando la ilusión llegó a nuestras vidas disfrazada de una ley mentirosa y usuraria, un joven funcionario que llegará a viejo con otros ingresos, obviamente, apele alegremente las sentencias que no serían apeladas. Hoy vivimos en un limbo. A nadie le importa lo que le pasa a un jubilado. Sólo él y su familia lo sufren. La ANSeS tiene un discurso. Los medios dicen otra cosa y, por si fuera poco, los abogados del fuero previsional tienen otro punto de vista. Sólo un tonto puede creer que es muy dificultoso calcular correctamente un haber jubilatorio e intimar al organismo correspondiente a pagarlo en tiempo y forma.

¿Es lógico que debamos recurrir a acciones legales para conseguir lo que debería haber sido automático y sin piedras en el camino? Este es el país donde todo es posible. Lo bueno y lo malo. Lo justo y lo injusto. La explicabilidad de lo inexplicable. Mi condición de ateo me impide implorar en un templo, por lo que suplico a los señores jueces que se apiaden de estos pobres viejos, porque hay viejos ricos, y fallen a nuestro favor.

¡Basta de juicios, apelaciones y Reparación Histórica! No roben más nuestro dinero y lo que es más importante, no nos roben ilusiones basadas en promesas de campaña por parte de quienes no tienen que llegar a fin de mes con $ 6.000 pesos. Sólo pido que se aplique la misma celeridad que se utiliza para aumentar servicios, alimentos, medicamentos, prepagas y otros productos necesarios para vivir. No me equivoqué cuando mencioné la palabra “prepagas”. Hoy es una necesidad porque el PAMI es una institución desnaturalizada, incompetente y arrogante frente a los problemas de salud de “nuestros queridos abuelos”. ¡Será justicia!

Miguel Angel López

emealopez@yahoo.com.ar

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Hasta hoy viví el tema Ganancias intrigado en la medida que graciosamente mi caja de jubilación (Instituto de Ayuda Financiera para pago de retiros y pensiones Militares) recortaba mi haber de retiro descontando el tan sonado Impuesto a las Ganancias. En un par de ocasiones consulté cómo se efectuaba el cálculo del descuento, pero no supieron o no quisieron aclararlo, sólo me informaron que lo hacían de acuerdo a las directivas de la AFIP. Hoy pude controlar mi recibo de haberes y me encuentro que al incrementarse mi retiro en poco más de un 17%, el Impuesto a las Ganancias fue modificado en un 47,77%. Mi sonado aumento quedó reducido de lo dicho, el 17%, al 10%. O sea, que el aumento similar a la inflación quedó reducido a casi la mitad. Independientemente de lo expuesto, hay que considerar que por una vieja ley, los militares aún retirados (jubilados) debemos seguir aportando el 11% como aporte jubilatorio. Síntesis: de mi haber, hoy me descuentan este 11% mencionado, y un 12% por Ganancias.

Ramón Gómez

COMODORO (R)

ramonaldoern@gmail.com

Los jubilados y pensionados que se acogieron desde diciembre del 2016 a la Reparación Histórica están preocupados porque, si bien les ajustaron el haber, aún no han percibido el retroactivo correspondiente. Sería deseable que la expectativa que la clase pasiva depositó en este acto de justicia social no se desvanezca en el tiempo. ¡Si se prometió, hay que cumplir para seguir creyendo en el cambio!

Carlos Castriota

ccastriota2004@yahoo.com.ar

Tengo 70 años, soy médico clínico y anestesiólogo con 43 años de profesión, habiendo ejercido sobre todo en medios rurales donde la medicina es una real necesidad. Luego de 30 años de aporte estatal y tres de dilaciones por negligencias de los empleados, el IPS me adjudicó una miserable jubilación de $ 9.100. Felicito a los valientes y patrióticos directivos del IPS por esa férrea determinación en humillar y denigrar a los argentinos. Debo agregar que he efectuado investigaciones en anestesiología, editado dos libros sobre electromedicina, escrito trabajos de investigación y soy cofundador del Instituto de Innovaciones Tecnológicas de la Facultad de Medicina de la UBA.

Carlos del Aguila carlosluisdelaguila@gmail.com El Gobierno se ufana de que muchos jubilados se acogieron a la Reparación Histórica. En mi caso, después de haber aportado durante 45 años, me hacen un ofrecimiento que no llega ni al 40% de lo que me corresponde, y nada me dicen del retroactivo.

Víctor Cao

vccgrafica@yahoo.com.ar

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized