Archivo mensual: julio 2017

Schiaretti anunció aumento para jubilados y pensionados

FUENTE: EL DOCE.TV CORDOBA

El gobernador sostuvo que “en Córdoba, ningún jubilado provincial va a cobrar menos de 10 mil pesos”. Son 6.550 las personas que percibirán el beneficio a partir de julio.

POR LEONELA DOVO

Juan Schiaretti

Schiaretti visitó a jubilados en el club Guayaquil.

En la tarde de este jueves, el gobernador Juan Schiaretti celebró del Día del Amigo en el Centro de Jubilados capitalinos en el Club Guayaquil, en barrio Talleres Oeste.

Allí anunció que 6.550 jubilados y pensionados provinciales se verán beneficiadas por un aumento que entrará en vigencia a partir de este mes. “En Córdoba, ningún jubilado provincial va a cobrar menos de 10 mil pesos por mes”, aseguró.

Además anunció que 1.900 pensionados que actualmente cobran 5.000 pesos, pasarán a recibir 7.000 pesos. Se trata de aquellos cordobeses que perciben una pensión honorífica otorgada por la Provincia, como es el caso de los héroes de Malvinas, artistas o deportistas.

Es importante que en nuestra Córdoba cuidemos a nuestros jubilados -expresó el Gobernador-, y ahora que aumentó el salario mínimo, que siempre podamos estar arriba con el mínimo que cobran nuestros jubilados”, enfatizó Schiaretti.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Anses ratificó que no apela los juicios de los jubilados

FUENTE: CADENA3

El organismo previsional aclaró que “en junio se recibieron 2975 sentencias de Cámara sólo se han presentado recursos en apenas 38 casos.

La Anses informó este miércoles a través desde su sitio web que “mantiene la decisión de no apelar más ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina en los casos en que ya se cuente con un criterio del Máximo Tribunal”.
El organismo previsional recordó que desde julio de 2016 “modificó la estrategia del Gobierno anterior, que consistía en presentar apelaciones con el único fin de dilatar los juicios”.
La Anses ha consentido 21.439 sentencias de segunda instancia. Además, mientras que en junio pasado se recibieron 2975 sentencias de Cámara, sólo se han presentado recursos en apenas 38 casos para que la Corte establezca cuál es el índice a aplicar.
Cabe resaltar que, con el objeto de dar una respuesta en las situaciones de mayor vulnerabilidad, la Anses reajusta el haber mensual de aquellos jubilados con mayores necesidades por tener edad avanzada, con algún problema serio de salud o percibir el haber mínimo.

El impacto de la Reparación Histórica
A partir de la Ley de Reparación Histórica, en 2016 se modificó la forma de calcular el haber inicial. Antes, muchos jubilados estaban obligados a iniciar un juicio para obtener el reajuste de su haber.
Desde agosto de 2016, la Anses comenzó a calcular el primer haber jubilatorio utilizando los índices aprobados en dicha Ley de Reparación Histórica.
De esta manera, los nuevos jubilados no tienen necesidad de empezar un litigio para obtener el cálculo correcto de su haber. Al día de hoy, más de 400.000 jubilados se beneficiaron con estos nuevos parámetros.
La Reparación Histórica permitió aumentar, actualmente, el haber a más de 1 millón de jubilados en apenas 9 meses, lo cual marca una gran diferencia con los 20 años previos en los que la Anses efectuó 350.000 reajustes judiciales.
Es importante destacar que, junto con la Reparación Histórica, 58.251 jubilados han recibido el pago de la liquidación correspondiente a su sentencia judicial.
Gracias a la implementación del Programa, se está logrando una reducción de la litigiosidad. Anteriormente, se venían iniciando un 40% más de reajustes en relación al año anterior y en lo que va de 2017 la cantidad iniciada es menor a la del mismo período de 2016.

Aplicación de un nuevo índice más equitativo
En el fallo “Elliff” la Corte no ha tratado y por lo tanto no ha definido el índice a aplicar y, por ello, la Anses propone la aplicación del índice de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), que es el mismo que la Ley 26.417 establece para calcular la movilidad.
Este índice es general y representativo del real aumento salarial, ya que recoge la evolución de los salarios de todos los sectores. Prueba de ello es que, entre los años 2002 y 2006, la Corte tomó en cuenta en el fallo “Badaro” una inflación del 91% y decidió aplicar un aumento del 88%.
En dicho período, el RIPTE asciende al 92%. Como en los últimos 20 años el Estado no había fijado un índice razonable, en la Ley de Reparación Histórica el Congreso estableció con amplia mayoría la aplicación de un índice justo y equitativo. El planteo a la Corte busca eliminar las dudas de algunos sectores sobre la razonabilidad del índice elegido por el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo.
Estos cambios benefician a gran parte de la población previsional. La sumatoria de las medidas descriptas anteriormente implica que 1.507.030 jubilados recibieran un beneficio económico concreto en sus ingresos. Sin embargo, hay grupos de interés a quienes les conviene potenciar la litigiosidad, en detrimento del verdadero interés de los jubilados.
La Anses seguirá haciendo lo que hay que hacer para reconocer el trabajo de toda una vida.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

ANSeS está pagando juicios de jubilados de las AFJP

FUENTE: DIARIO CLARIN

Son 125.000, la mayoría mujeres. En su momento se jubilaron por el sistema privado, pero luego fueron transferidos al Estado.

ANSeS está pagando juicios de jubilados de las AFJP

ISMAEL BERMUDEZ

ANSeS está pagando los juicios de los beneficiarios de las rentas vitalicias previsionales. Son los que se jubilaron o pensionaron por medio del sistema de AFJP, antes de 2008, y que cobran sus haberes mensuales a través de una compañía de seguros de retiro. Y que demandaron al Estado porque cobraban menos que la mínima,

Esos jubilados o pensionados hicieron juicio porque percibían montos inferiores a la jubilación mínima o mucho menos que igual jubilado o pensionado del sistema público. El último dato oficial marca que aún hay 125.922 personas que cobran estas rentas de estas empresas aseguradoras: 80.600 mujeres y 45.322 varones.

Por ejemplo, una pensionada por viudez, que cobraba en junio de este año $ 1.798 de una aseguradora, en julio pasó a cobrar el haber mínimo de $ 6.394 porque ANSeS le pagó la diferencia. Y le pagó un retroactivo de más de $ 170.000 por las diferencias entre lo que estuvo cobrando hasta ahora de la aseguradora y los haberes mínimos vigentes con anterioridad hasta dos años anteriores a la demanda de amparo que presentó en su momento.

¿Por qué ANSeS tuvo que pagar todo ese dinero?

Porque la Corte Suprema, en el caso “Etchart”, determinó que el Estado debe asegurar el haber mínimo a los beneficiarios de las rentas vitalicias que cobran por debajo de ese piso. Para la Corte esas rentas vitalicias son de “naturaleza previsional” y “le son aplicables todas las garantías que protege a los jubilados, entre las que se encuentra la movilidad”.

Las rentas vitalicias previsionales son de montos bajos – explicó el abogado Ariel Simondet – porque, si bien tienen un piso de rendimiento anual del 4%, se ajustan por las rentabilidades de los fondos que administran las aseguradoras de retiro quienes transfirieron a los beneficiarios mucho menos que la inflación.

En otro fallo (“Depratí”) al comparar los aumentos dados por la compañía aseguradora privada a este jubilado por invalidez desde 2008 hasta febrero de 2016, la Corte Suprema dijo que fue del 87,86% y el otorgado a los jubilados del sistema público del 495,40%, con lo que “quedó en evidencia una brecha notoria en perjuicio del jubilado de magnitud confiscatoria”. Esta brecha se sigue agrandando mes a mes.

Sobre esa base, la Corte ordenó a la ANSeS a pagar la diferencia entre lo abonado por la compañía de seguros y lo que hubiera cobrado Deprati de haberse aplicado los aumentos legales.

En tanto, en la ley de Reparación Histórica no se incluyó a los beneficiarios de las rentas vitalicias provisionales. Así en la actualidad hay 125.000 beneficiarios de rentas vitalicias que siguen cobrando haberes muy bajos, en su gran mayoría inferiores al haber mínimo o mucho menos de lo que perciben quienes se jubilaron o pensionaron a través de la ANSeS.

“Hay varios proyectos de ley para que esta gente pueda equipararse con las movilidades de la ANSeS pero en la actualidad ninguno figura en la prioridad de las diferentes bancadas para tratarlo en el Congreso”, dice Simondet.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

La ANSES también paga las costas

FUENTE: DIARIO JUDICIAL

La Cámara Federal de Córdoba declaró de oficio la inconstitucionalidad del artículo 21 de la ley de Solidaridad Previsional (24.463), que le permitía a la ANSES litigar gratuitamente. Para los jueces, “resulta contrario al carácter integral e irrenunciable de los beneficios de la seguridad social, a la garantía de igualdad y al derecho de propiedad”.

Anses - Prensa

n los autos “Cattaneo Oscar c/ ANSES – Reajuste de haberes”, los jueces de la Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba resolvieron por unanimidad declarar de oficio la inconstitucionalidad del artículo 21 de la ley de Solidaridad Previsional (24.463). De esta forma, los jueces Eduardo Ávalos, Ignacio Vélez Funes y Graciela Montesi confirmaron la sentencia dictada por el Juez Federal N° 1 de Córdoba, que dispuso ordenar el reajuste del haber previsional del actor.En su voto, el magistrado Eduardo Ávalos entendió que “corresponde declarar de oficio la inconstitucionalidad del artículo 21 de la ley 24.463 en su aplicación al caso, por resultar contrario al carácter integral e irrenunciable de los beneficios de la seguridad social, a la garantía de igualdad y al derecho de propiedad (artículos 14 bis, 16 y 17 de la Constitución Nacional)”.

“No puede obviarse la naturaleza de la cuestión que se debate en el presente, de contenido alimentario y vital, así como la conducta asumida en este contexto por el ente demandado – que lejos de un ejercicio razonable de su derecho de defensa- desconoció en sede administrativa y judicial jurisprudencia pacífica de fuero especializado y del Alto Tribunal”, indicó Ávalos.

Por su parte, el juez Ignacio Vélez Funes destacó que “la declaración de inconstitucionalidad del art. 21 de la Ley 24.463 que propicio, tiene su razón de ser en que cuando dicha normativa prevé –en correlación con el art. 15 y 18 de la misma ley- cuando una resolución del ANSES sea impugnada judicialmente en todos los casos las costas serán por su orden sin importar el resultado final del juicio”.

Sobre este punto, el sentenciante señaló que “dicha solución resulta cuanto menos discriminatoria al excluir a quienes litiguen en contra del ANSES de la aplicación del principio general contenido en el art. 68 primera parte del C.P.C.N. –en caso de resultar vencedores- y además, inequitativa en relación al resto de los litigantes en causas judiciales que sean gananciosos, por cuanto es principio general que la parte vencida en el juicio es quien debe cargar con los riesgos del resultado del juicio y gastos de la contraria aun cuando no se hubiese solicitado”.

“Afecta asimismo la normativa en análisis, el principio de igualdad de trato en igualdad de circunstancias, porque irrazonablemente priva a quien resulte ganancioso de la aplicación del art. 68 del C.P.C.N. antes mencionado, lo que en modo alguno puede ser convalidado por este Juzgador por resultar una prerrogativa a favor del Estado en perjuicio del ciudadano más vulnerable cuando se encuentra de contraparte con toda su estructura y organización para defenderse”, resaltó en su voto.

Asimismo, Vélez Funes consignó: “Si bien la Ley 24.463 se trata de una norma federal y de orden público –concepto jurídico hoy receptado en los arts. 7 y 12 del Código Civil y Comercial de la Nación- (…) incide en todo el ordenamiento jurídico, tanto en su sector privado como público, tanto en las relaciones jurídicas de derecho privado como de derecho público (…) ello por sí mismo no puede justificar una solución inequitativa y de trato desigual en relación al resto de los litigantes alcanzados por el principio general que antes aludí, máxime cuando la misma norma omite señalar las razones que inspiran tan desigual solución (…)”.

Por lo tanto, el juez entendió que “esta diferencia de trato en las costas a favor del Estado según el art. 21 de la Ley 24.463 en síntesis lesiona el acceso a la justicia como garantía para los ciudadanos, porque uno tendrá riesgos y otro no por el resultado del pleito”.

Por último, la jueza Graciela Montesi aseveró que “en este caso particular cabe resaltar que la Ley Nº 24.463, establece en su artículo 21 que las costas del proceso judicial para reclamos por impugnaciones a actos administrativos del ANSES serán por su orden”.

“Ello significa otorgar al organismo de gestión un privilegio inaceptable y cometer una inequidad más en contra del beneficiario previsional, en flagrante violación de los artículos 14 bis, 16 y 17 de la Constitución Nacional, como así también lo dispuesto mediante el Pacto de San José de Costa Rica en su artículo 24, hoy integrante de nuestra Carta Magna”, concluyó el fallo.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

La ANSES no se puede beneficiar con las costas de los jubilados

FUENTE: DIARIO JUDICIAL

La Cámara Federal de Córdoba reiteró que el organismo previsional debe hacerse cargo de las costas en los juicios de reajuste, declarando la inconstitucionalidad de la norma que impone que en estos casos las costas van por su orden. Los jueces consideraron que era “contrario al carácter integral e irrenunciable de los beneficios de la seguridad social”.

La Corte no ampara las Ganancias de los jubilados

La Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba resolvió, en el marco de un juicio de reajuste de haberes, que la Administración Nacional de la Seguridad Social debe hacerse cargo del pago de las costas que acarreó que un jubilado tuviera que acudir a la Justicia para solicitar la adecuación del beneficio previsional.

En la causa “Ramos, Miguel Efraín c/ ANSES s/ Reajuste por movilidad”, el Tribunal, conformado por los jueces Abel Sánchez Torres, Luis Rueda y Liliana Navarro, confirmó el fallo que ordenó el reajuste de haberes, y además declaró de oficio la inconstitucionalidad del art. 7 inc. 2 de la Ley 24.463 que señala que en esta clase de juicios las costas irán por el orden causado.

El Tribunal consideró necesario “efectuar una revisión del criterio utilizado para imponer las costas por el orden causado en este tipo de juicio con base en lo dispuesto por el artículo 21 de la Ley 24.463, que al referirse el procedimiento judicial de la Seguridad Social establece que “En todos los casos las costas serán por su orden”.

Sobre ese punto, el fallo destaca que el artículo resulta contrario “al carácter integral e irrenunciable de los beneficios de la seguridad social, a la garantía de igualdad y al derecho de propiedad (artículos 14 bis, 16 y 17 de la Constitución Nacional)”.

Ello, debido a que “no puede obviarse la naturaleza de la cuestión que se debate en el presente, de contenido alimentario y vital, así como la conducta asumida en este contexto por el ente demandado –que lejos de un ejercicio razonable de su derecho de defensa- desconoció en sede administrativa y judicial jurisprudencia pacífica de fuero especializado y del Alto Tribunal”.

Según la Cámara Federal, “no puede soslayarse que dicho precepto legal, ciertamente, constituye un obstáculo para aquellos justiciables que, no disponiendo de posibilidades económicas ciertas, verán limitado el acceso a la justicia, desde que aun resultando gananciosos en la contienda, es decir, aunque su derecho haya sido reconocido plenamente en sede judicial, de igual modo deberán afrontar las costas del juicio, provocándole un menoscabo económico que no puede obviarse en el presente análisis”.

Por ello del C, se decidió aplicar el principio general de que las costas las soporte la parte vencida, conforme lo dispone el artículo 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

ANSES también sufre por el “principio de la derrota”

FUENTE: DIARIO JUDICIAL

El organismo previsional deberá hacer frente a las costas procesales de una acción declarativa de certeza. ANSES se amparó en la Ley de Solidaridad Previsional. Un Tribunal le recordó que la norma “sólo es aplicable al procedimiento de impugnación judicial de los actos administrativos de la Administración Nacional de Seguridad Social”.

Sin doble conforme para las ejecuciones contra ANSES

Un fallo de la Cámara Federal de la Seguridad Social aclara que el artículo 21 de la ley 24.463 de Solidaridad Previsional, que dispone que en todos los procedimientos judiciales en materia de Seguridad Social las costas irán por su orden, sólo se circunscribe a los procesos donde se impugnen actos administrativos de ANSES.

Con ese criterio, el Tribunal de Alzada excluye a los demás planteos judiciales con el organismo previsional y lo obliga a abonar los gastos casuídicos de las acciones judiciales que pierda. Como en el caso de autos “Basara, Pedro Antonio c/ ANSES s/ Acción declarativa de certeza”, donde la Sala II de la Cámara revocó la distribución de costas por su orden impuestas en primera instancia, donde se hizo lugar a la demanda.

La actora había cuestionado la decisión, por considerar inaplicable al caso la disposición de la Ley de Solidaridad Previsional. La Cámara, con votos de los jueces Luis Herrero y Norma Dorado le dio la razón y decretó que ANSES debe pagar las costas de los juicios que pierden de acuerdo con el principio general de la derrota, que rige en materia de costas.

“El art. 21 de la ley 24.463 sólo es aplicable al procedimiento de impugnación judicial de los actos administrativos de la Administración Nacional de Seguridad Social” aseguraron los magistrados. Para ello, se basaron en la letra del artículo 14 de la norma.

Como se trató de una acción declarativa de certeza, no se estaba ante la impugnación de un acto administrativo. “Por consiguiente, rigen, en materia de costas, las previsiones contenidas en el Código Procesal Civil y Comercial de la Nación ya que la pretensión persigue el dictado de una sentencia meramente declarativa, cuyo trámite está regulado en el art. 322 de dicho cuerpo normativo”, sostuvieron los camaristas.

“Sentado lo anterior, no encuentro mérito para apartarme del principio general de la derrota, establecido en el art. 68, debiendo imponerse las costas a la demandada vencida”, sostuvo la jueza Dorado, su colega de Sala compartió su criterio.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cartas al País…

FUENTE: DIARIO CLARIN

Es una tortura mensual presentar el certificado de supervivencia

Es una tortura mensual presentar el certificado de supervivencia

La odisea por la que debemos atravesar los apoderados de PAMI que no deambulan para certificar su supervivencia y cobrar en el Banco Nación, es digna para una novela.

Primero, hay que ir a la Policía a pedir que pase un oficial a verificar que el beneficiario esté vivo/a. Esperar a que pase el policía en el horario de 8 a 16. Hay que sacar fotocopias del documento del beneficiario, del apoderado y del comprobante de cobro del último mes. Esperar a que pase el policía en el horario de 8 a 16. Luego ir al banco a presentar los papeles. Muchas veces hay que salir del trabajo para hacer el bendito trámite. Esa es la odisea de todos los meses.

Hice un reclamo al banco y la respuesta es la que dan cuando no les importa nada: “Por normativa”. Lo cierto es que la ineficiencia del Estado siempre la paga el ciudadano. Lo que sería un simple trámite (al ingresar al cementerio se le podría dar de baja al PAMI y a la ANSeS, por ejemplo) se convierte en una tortura mensual. Si el jubilado no fuera un “gasto”, el Estado ya lo hubiera informatizado. Los familiares de jubilados que no deambulan hacemos muchas cosas más además de cobrar: médico de cabecera, PAMI, farmacia, certificar supervivencia, alimentación, compañía.

Lo hacemos con amor, pero los trámites innecesarios y (repito) por ineficiencia del Estado, nos quitan tiempo, nos cansan, nos desgasta. Además, también tenemos una vida.

Laura Rodríguez

rlaura1@hotmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Con 82 años también hay posibilidad de nuevas experiencias, más cuando se une la burocracia de la ANSeS y un banco privado (Patagonia). Mi esposa, de 84 años, discapacitada y enferma, no pudo cobrar en término su jubilación de febrero y marzo 2017. Ahí empezó el peregrinaje gestionando certificados médicos y de subsistencia ante la comisaría zonal, pedidos telefónicos de turnos en la ANSeS, con promedio de espera de 30 minutos y colas de una hora en cada visita al banco.

Aplicando la regla de que “el problema es por el otro”, la ANSeS mostraba sus planillas certificando que había hecho el pago y el banco, que no tenía autorización del citado, es decir que también aparecía una contabilidad creativa con dudosa auditoría. Finalmente, el 12 de julio cobró los montos pendientes luego de cinco meses de manoseo, quedando sin respuesta mi cuestionamiento a cada funcionario involucrado de cómo hubiese reaccionado si su empresa no le pagara dos meses seguidos su sueldo y demorara cinco meses en efectivizarlo. La burocracia sigue creciendo en creatividad y el ciudadano cada vez más débil para enfrentarla, más cuando se trata de un jubilado.

Antonio Lozano

alozano@fibertel.com.ar

Leí que se ha pagado a un millón de jubilados y pensionados la correspondiente Reparación Histórica, y que aún está otro millón de casos en espera de su resolución. Esta es la situación de mi hija, Denise Eleonora Sosnovsky, DNI: 27.255.171, afectada con síndrome de Down, que tiene una pensión derivada compartida por el fallecimiento de su padre.

Desde septiembre 2016, la respuesta dada por la ANSeS a las consultas que hice fue siempre la misma: “Como este caso está encuadrado en los de mayor complejidad de la ANSeS, es necesario más tiempo de análisis, que consulte nuevamente en breva para tener novedades”.

Pasaron ya algunos meses, por eso pregunto si para algunas situaciones especiales (vejez , enfermedades graves, discapacidad) hay prioridad en la resolución de dichos casos. También me gustaría saber por qué el caso de mi hija está encuadrado en los de mayor complejidad. Este es un caso más de los que esperan una respuesta a la brevedad.

María Oliveto

marilisesenta@yahoo.com.ar

Parece mentira, pero cuando llega la hora de hacer los trámites el anhelo de trabajar y trabajar para que junto a los aportes y los años acumulados esperar el gran momento de la jubilación, llega también la hora de la decepción.

Pasa que al hacer los cómputos se encontrarán con la triste realidad que los futuros ingresos se van aproximadamente a la mitad del sueldo, entonces te quedan dos caminos, jubilarte y seguir trabajando (haciendo changas) o entrar a la depresión total y esperar el final de tu vida dependiendo de que alguien se solidarice contigo, pero para seguir adelante es imprescindible alejarse del resentimiento, la amargura, la decepción, el odio y los pensamientos negativos. Por supuesto, muy pocos se acercarán, pero en contrapartida hay que llenarse de pensamientos y actitudes positivas, siempre con una sonrisa, para que el mundo que nos rodea se llene de armonía.Al fin y al cabo, el más preciado tesoro que busca siempre el ser humano.

Héctor Montero

monterohh@yahoo.com.ar

Tengo 81 años, y en julio de 2016 inicié un juicio contra la ANSeS por diferencias en la liquidación de haberes. Está a punto de salir la sentencia, pero me explicaron que la ANSeS en forma automática apela el fallo de primera instancia para que pase a la Cámara de Apelaciones en segunda instancia. Esta Cámara tiene demoras de dos o tres años por la cantidad de expedientes acumulados. Ante esta perspectiva, me quiero dirigir al funcionario de la ANSeS que está encargado de firmar la apelación. Detrás del número de expediente que va a enviar con la apelación, vive alguien que a pesar de sus 81 años tiene que seguir trabajando porque no le alcanza lo que cobra. Esa persona tiene insertado un stent coronario y un marcapasos, tiene artrosis en las rodillas y se marea por sus problemas cervicales. Por favor, en nombre de todos, no sigan demorando las soluciones que estamos esperando.

Néstor Gómez

nestorgomez36@gmail.com

El motivo de esta carta es manifestar la disconformidad que me provoca la espera a la que es sometida mi amiga, Nilda Beatriz Crocinelli, afiliada a PAMI (Beneficiaria Nª 15035264-9107-GP-00). Ella se accidentó en la calle en agosto de 2016 y necesita una prótesis de codo que no le es entregada no se sabe porqué. Se le realizaron diferentes prácticas sin resultado alguno e inclusive, como era de esperar, empeoró.

La doctora que la atiende solicita entonces una prótesis de codo constreñida, abisagrada, tipo Discovery, la misma fue hecha en tiempo y forma, sin resultado alguno hasta la fecha. Los dolores que padece son realmente insoportables, conllevan problemas para dormir y a esto se le suma la sensación de desprotección y la imposibilidad de realizar tarea alguna en su hogar. Le es imposible viajar en transporte público, debiendo pagar remises para movilizarse.

La médica asegura que cada día sin su prótesis aumentará el dolor y entorpecerá la recuperación del codo y lleva ya casi un año sin conseguirla. ¿Por qué no le entregan la prótesis para que pueda vivir sin dolor?

Cecilia Lavigne

altupec@yahoo.com.ar

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized