Archivo mensual: marzo 2015

YA SABEMOS, COMO NOS DESPRECIA…

2 comentarios

marzo 19, 2015 · 5:22 pm

— Encuentro con adultos mayores —

Te invitamos a participar de la charla-debate con 

GABRIELA MICHETTI candidata a Jefa de Gobierno de la C.A.B.A

y con el ing.  HERNAN LOMBARDI Ministro de Cultura de la C.A.B.A

Preséntales tus dudas, preguntas e inquietudes.

Contaremos con la presencia de la gran bandoneonista  Carla Algeri 

Si cumplís años durante el  mes de marzo, serás invitado a apagar las velas junto a las autoridades presentes.

Te esperamos! 

Miércoles 25 de marzo 18hs.   Salón Victoria Palace   Juan B. Alberdi 2664 (Flores) 

http://www.victoriapalace.com.ar/

Te pedimos confirmar tu presencia respondiendo al siguiente email o directamente en esta página

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

PALABRAS DEL PAPA…

Deja un comentario

marzo 18, 2015 · 4:23 pm

La alegría no envejece: es feliz el 84,6% de los mayores de 60 años

Fuente: Diario La Nación

A partir de una encuesta, el Barómetro de la Deuda Social analizó cómo evoluciona esta percepción subjetiva a lo largo de la vida

Por Evangelina Himitian  | LA NACION

Foto: LA NACION 

La felicidad, por elección, en todas las etapas de la vida y más allá de las circunstancias. Así podría resumirse uno de los hallazgos del informe del Barómetro de la Deuda Social que mañana presentarán la Universidad Católica Argentina y la fundación Navarro Viola. En esta oportunidad hizo foco en la población de mayor edad. Entre otros aspectos se analizó la autosatisfacción con la propia vida.

Según los resultados, el 84,6% de los argentinos mayores de 60 años se define como una persona feliz. “No es un dato menor. Es la inmensa mayoría. Esperábamos encontrar más gente infeliz, dado que ocho de cada diez personas de esa edad viven con la jubilación mínima”, apunta Enrique Amadasi, doctor en sociología y coordinador del capítulo adultos mayores del Barómetro de la Deuda Social.

Para llegar a tal conclusión, se analizaron las respuestas de unas 6000 personas durante las encuestas de monitoreo hechas entre 2010 y 2013. Los resultados son representativos de un universo de seis millones de mayores de 60 años que viven en el país.

¿Quiénes son muy felices? Se identificaron tres grandes grupos entre quienes dieron esa respuesta: el primero es el de las personas de estratos socioeconómicos altos. El segundo, el de los que se percibían como personas sanas. Y el último: aquellos que viven en su casa con personas de su misma edad. Esto es, con su pareja.

Hay que aclarar que el estudio, titulado “Condiciones de vida e integración social de las personas mayores ¿Diferentes formas de envejecer o desiguales oportunidades de lograr una vejez digna?”, no se focaliza en las razones que llevan a las personas de mayor edad a ser felices. “Somos un barómetro de la deuda social, estudiamos aquello que falta”, aclara Amadasi. En cambio, busca comprender qué factores sociales, ambientales, económicos, entre otros, hacen que un 15,4% se sienta infeliz.

¿Influye la edad? A juzgar por los resultados, el proceso de envejecimiento incide directamente en el aumento de la infelicidad en la población.

Sin embargo, si bien la felicidad disminuye a medida que pasan los años, los investigadores encontraron que tiene un declinar mucho más leve que el que se podría imaginar: entre los mayores de 60 años hay apenas un 8% más de personas infelices que entre quienes tienen entre 18 y 35 años.

Según el estudio, a medida que pasan los años, no somos más felices, pero en cambio alcanzamos con mayor frecuencia la paz espiritual. “En los años de juventud hay más ilusión. En cambio, alguien mayor vive lo que le toca con una cuota mayor de realismo. Logró o no logró. No hay mucho más”, explica Amadasi.La edad en la que más se incrementa el sentimiento de infelicidad es a los 60 años. “Entonces ocurre la última gran crisis de la vida. Suceden cambios en la composición familiar. Se van los hijos, empieza un deterioro de la salud, en muchos casos se acerca la jubilación… son muchos cambios. Pasada esa crisis, el crecimiento de la infelicidad se desacelera. Y se empieza a ser feliz de otra manera”, detalla el especialista.

El concepto de “felicidad” como un objetivo a alcanzar, como un valor en sí mismo, caracteriza a las generaciones más jóvenes, pero es reemplazado por el de paz interior entre quienes más años han vivido.

En el estudio, el 83,6% de las personas mayores de 60 años declaró que siente paz espiritual. “Esto es una buena noticia en sí misma, no debe pasarse por alto”, dice el documento.

¿A qué factores está asociada la paz espiritual? “Aumenta con la edad, como si se tratara de una especie de bonus que se consigue con el tiempo vivido”, dice el informe.

¿El dinero hace a la felicidad? Sin caer en un reduccionismo clasista, el estudio de la UCA traza una relación directa entre la felicidad y el nivel educativo y socioeconómico. “Probablemente no, pero la carencia de recursos sí hace a la infelicidad”, aporta el investigador.

“Recursos de todo tipo: afectivos, de salud, psicológicos y económicos. Todos ellos tienen una gran incidencia durante el proceso de envejecimiento. Por eso podemos decir que la felicidad varía según el nivel socioeconómico”, agrega.

Los números de la encuesta indican que sólo el 10 por ciento de las personas mayores de 60 años del estrato socioeconómico más alto dijo sentirse infeliz, contra el 20,9 por ciento de las personas mayores del estrato más bajo.

Algo similar ocurrió al analizar el nivel educativo. Aquellos mayores de 60 años que no terminaron la secundaria son más infelices que los que concluyeron sus estudios.

Dime con quién vives

La felicidad en la edad adulta tiene que ver con dónde y con quién se vive. Así, vivir solo es el factor que más contribuye a la infelicidad. Según el estudio, las personas mayores que viven solas son las más infelices.

“El mayor grado de infelicidad del estudio se encontró entre las personas mayores que viven solas: son el 21,8%”, explica Amadasi. Fueron más incluso que las personas de bajos recursos que se sienten infelices: el 20,9%. “Vivir con alguien lo aleja a uno de la infelicidad”, agrega.

Sin embargo, el ideal para este grupo no es vivir con los hijos o los nietos.

“En general, se vive con la familia ampliada por necesidad y no por gusto. Y en la mayoría de los casos eso implica que no haya suficiente espacio, entre otras cosas”, explica el sociólogo.

En cambio, el tipo de hogar que más ahuyenta el sentimiento de infelicidad es aquel en el que se convive con otras personas mayores.

“Básicamente parejas de edad. Cuando uno de los dos queda solo, principalmente por viudez, y pasa a vivir solo, la infelicidad se duplica”, explica el estudio.

“Vivir solo pesa mucho. El que vive solo es muy vulnerable”, dice Amadasi. Según cifras oficiales, uno de cada cinco adultos mayores en el país vive solo.

Percibirse como alguien sano es un factor que condiciona a la felicidad. La diferencia entre quienes declaran tener muchos problemas de salud o padecer enfermedades y quienes no es enorme: del 20,2% al 11,1%

Amadasi pone el acento en la autopercepción de la salud más que en la salud en sí misma.

“Vale aclarar que una de cada dos personas mayores, aún con estados de salud críticos, se consideró a sí misma alguien muy feliz”, dice el estudio.

El estudio también delineó cinco grandes deudas sociales con las personas mayores en materia de hábitat, vivienda y derecho a la ciudad. La primera es la falta de un entorno saludable: el 40% de las personas mayores reside en barrios con problemas de desagües e inundaciones. La segunda gran deuda, en cuanto a su extensión, son las cloacas: el 30,5% de las personas de este segmento no está conectado a la red.

El tercer déficit es medioambiental: el 30,6% de los mayores de 60 años reside cerca de basurales, de quemas, de fábricas que contaminan, de espejos de agua contaminados o soportan distintas plagas urbanas.

El desigual acceso a la conexión domiciliaria de gas es la cuarta deuda: alcanza a una de cada 5 personas mayores. La última es el déficit de espacios verdes de recreación y esparcimiento, que afecta al 19% de las personas mayores..

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

DESPUES DE TANTAS PALIDAS, UN POCO DE HUMOR NO VIENE MAL…

Foto de Maria Marin.

2 comentarios

marzo 9, 2015 · 11:21 pm

El Papa de los adultos mayores

 

Fuente: Curar con Opinión

El Papa de los adultos mayores

Por Dr. Daniel Cassola

Hoy por hoy el dirigente argentino que más se preocupa por la tercera edad y los adultos mayores es, sin lugar a dudas, el Papa Francisco.

El contraste entre él y los más salientes dirigentes de la política nacional es notorio. La presidenta Cristina Fernández, por ejemplo, dedicó apenas unos minutos y unas pocas líneas en su discurso de cuatro horas a la tercera edad. Apenas una mención para las jubilaciones y otra para el PAMI y nada más.

En los candidatos de la oposición y el oficialismo la situación es más o menos la misma. Cuando hablan de proyectos mencionan la baja de impuestos al campo y la estabilización del dólar. Los oficialistas dicen que vienen a sostener las conquistas sociales logradas, mientras que los opositores sostienen que van a combatir tanto la inflación como la seguridad. Pero de los viejos poco y nada.

En contraste, la semana pasada Francisco dedicó un nuevo sermón a la tercera edad. Fue pronunciado ante una multitud en la Plaza de San Pedro. Allí el Papa recordó que cuando todavía era Jorge Bergoglio recorría periódicamente asilos y hogares de ancianos en la Ciudad de Buenos Aires.

De esa experiencia y de conversar con los mayores, el Papa recordó la gran cantidad de personas que le contaban la situación de abandono en la que vivían. Cuándo los consultaba por hijos o nietos, le respondían que la última visita había sido hacía meses o años.

Por eso el Papa consideró que abandonar a los ancianos es “un pecado mortal”. También consideró que una “sociedad donde no hay lugar para los viejos no tiene futuro para los jóvenes”.

En el mismo tono continuó: “Los ancianos están abandonados y no solo en la precariedad material sino en las numerosas dificultades que hoy deben superar para sobrevivir en una sociedad que no les permite participar. Los ancianos deberían ser para toda la sociedad la reserva de sabiduría de nuestro pueblo”.

Por último consideró que: “Los ancianos son hombres y mujeres, padres y madres, que han estado antes en una buena vida. Hombres y mujeres de los que hemos recibido mucho. El anciano no es un ser ajeno, el anciano somos nosotros. Esto es inevitable dentro de poco o mucho. Si no aprendemos a tratar a los ancianos, así nos tratarán a nosotros”.

El mensaje es clarísimo. Nadie es joven para siempre. Así como tratamos hoy a los ancianos, nos van a tratar a nosotros cuando lleguemos a la tercera edad.

Ojalá que el mensaje llegue a los oídos de quienes deberían escucharlo.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Jubilados: la Corte le respondió a Cristina

Fuente: Diario La Nación

La Justicia recordó la falta de ajustes en los haberes

Por Silvia Stang  | LA NACION

Con un informe de tres páginas elaborado por la titular de la Secretaría Judicial N° 2, Mónica Zito, la Corte Suprema le respondió a la presidenta Cristina Kirchner por sus dichos respecto del índice de movilidad previsional. En el discurso que dio en el Congreso el domingo pasado, la mandataria pretendió comparar -usando un tono desafiante- el índice fijado por la ley 26.417, de 2009, con un criterio de actualización que los jueces fijaron en 2007, pero no con ánimo de legislar, sino frente a la total falta de respuestas por parte del Gobierno para subsanar la pérdida de poder adquisitivo que habían sufrido miles de jubilados.

Durante varios años y pese a la inflación, sólo se recompuso el haber mínimo. Eso provocó que el alza de precios dejara una caída del valor real de los haberes que, en muchos casos, llegó al 40%.

El escrito del Poder Judicial recuerda que la sentencia conocida como “Badaro 1”, de 2006, consideró que, con esa política, no se cumplían garantías constitucionales; por eso, se ordenó aprobar un sistema de movilidad. Y agrega que “transcurrido un plazo razonable” (un año y medio), como esa ley no había llegado, la Corte dispuso, en la misma causa de Badaro, que los ingresos recibieran, por el período de 2002 a 2006, un ajuste según la variación que había tenido un índice oficial de salarios.

Ese fallo garantizó una suba, por los años mencionados, de 88,5%, mientras que a quienes cobraban más de $ 1000, el Gobierno sólo les había dado un 11 por ciento. “La Corte no eligió ese indicador porque fuera el que permitía un aumento mayor ni porque lo considerara más representativo (…) . Fue sólo la respuesta al reclamo planteado en la causa”, dice el escrito judicial. Además, se marca un error en las cifras dadas, ya que entre 2009 y 2014 la movilidad fue de 368% y no de 454% como marcó el discurso (el índice Badaro dio 291%, según la Presidenta).

Pero la comparación no tiene sentido, porque la Corte no se propuso legislar, sino dar la respuesta que los jubilados afectados por aquella falta de ajustes, aún no tuvieron, al día de hoy, por parte del Gobierno (quienes quieren obtener los reajustes deben recurrir a la Justicia)..

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

El ajuste de las jubilaciones, $20 por día

 

Fuente: La Agenda de Noticias de la CTA

En el trabajo que se adjunta, el diputado nacional de la CTA, Claudio Lozano, presidente del bloque Unidad Popular y coordinador, junto a Tomás Raffo del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) analizan el impacto real en el poder adquisitivo de los haberes jubilatorios, del aumento “record” del 18,26% que, en febrero anunciara la Presidenta.

 A partir de los resultados del presente informe concluyen que, con este incremento, los jubilados recibirán diariamente $ 19,7 más, que “equivalen a un pan de manteca y un paquete de galletitas para endulzar la vejez”.

Para Lozano, y tal como se desprende del material elaborado con la participación de Ana Rameri, Agustina Haimovich y Alejandro Ventura, “en una Argentina donde medio millón de adultos mayores vive en hogares que se encuentran por debajo de la línea de pobreza, la Presidenta anunció un aumento del 18,26% que en términos reales es de apenas un 5,2% y que significa que los jubilados van a tener $20 más por día. Apenas un pan de manteca y un paquete de galletitas saladas. En un país donde el 70% de los beneficios previsionales son inferiores o iguales a la jubilación mínima, ésta ($3821,7) apenas alcanzará para adquirir algo más que la mitad de la Canasta de bienes y servicios que necesita un jubilado ($7.000)”.

Síntesis y Conclusiones

* A partir de Marzo de 2015 y en base a la Ley de Movilidad, los haberes tendrán un aumento “récord” del 18,26%. El valor de la jubilación mínima pasará de $3.231,6 a $3.821,7, lo que implica que por día los jubilados podrán disponer de $19,7 más, equivalentes a un pan de manteca y un paquete de galletitas saladas a Precios Cuidados. El haber medio, aumentará de $4.029,7 a $4.765,5. Es decir que en promedio los jubilados dispondrán diariamente de apenas $24,5 más.

* Tal cual lo mencionó la Presidenta en su discurso, dicho aumento acumula el 38,61% interanual de Marzo 2014 a Marzo 2015. Sin embargo, omitió mencionar que tal período toma como base un nivel deprimido en los haberes, ya que el aumento anterior constituyó una de las actualizaciones más magras de la serie, con un 11,31%.

* Por otra parte, si bien los aumentos previsionales otorgados superan la evolución experimentada por los salarios, lejos de responder ello a un atributo favorable de la fórmula de movilidad como se insinúa desde el oficialismo, esconde un mecanismo perverso en tanto tal situación es inherente al ajuste salarial que viene recayendo sobre los trabajadores a causa de las elevadas tasas de inflación, en conjunto con el retraso sistemático del Mínimo no Imponible para el pago del Impuesto a las Ganancias.

* A pesar de esa “mejora” relativa de los haberes con respecto a los salarios, no es menos cierto que los aumentos jubilatorios de los últimos años resultan por demás insuficientes para que la población mayor pueda satisfacer las condiciones materiales que posibilitan vivir dignamente. De este modo, el incremento anunciado llega en un contexto en el cual, a Febrero 2015, los haberes ya perdieron un 9% de su poder de compra con respecto al aumento anterior (Septiembre 2014). Así, el aumento del 18,26% se reduce al 5,2% si comparamos con el poder adquisitivo que tenían los haberes en Septiembre. Proyectando una inflación del 30% para el año 2015, la mejora obtenida a partir del próximo mes se licuará rápidamente llevando a que en Agosto –último mes antes del próximo aumento-, el poder de compra de los haberes haya sufrido una caída del 10,4%.

* Dicho mecanismo se observa repetidamente desde que está en vigencia la Ley de Movilidad, en tanto que los incrementos otorgados por la fórmula sólo han logrado recomponer parcialmente el poder de compra erosionado permanentemente por la inflación. De hecho, pueden distinguirse tres períodos: desde Febrero 2009 hasta Septiembre 2010 los haberes reales tendieron a mantenerse estancados. A partir de allí se observa un leve crecimiento que llega a su pico máximo en Septiembre 2013, donde se ubican un 34% por encima de Febrero 2009. A partir de allí, se observa una tendencia a la baja en el poder de compra de los haberes, provocada por la aceleración del ritmo inflacionario. De este modo, si bien los haberes aumentaron nominalmente un 454% desde que entró en vigencia la Ley de Movilidad, su poder de compra sólo creció en los 6 años y medio que abarca tal normativa, un 31% en términos reales, que para los próximos meses (hasta Agosto 2015) se verá reducido al 17% al ritmo de la inflación.

* La Canasta de la Tercera Edad, elaborada por la Defensoría de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires, que incluye los bienes y servicios imprescindibles para un adulto mayor, supera actualmente los $7.000. Con el aumento “récord” que regirá a partir del mes próximo, el haber mínimo apenas alcanzará para adquirir algo más de la mitad de la Canasta, en tanto el haber medio llegará sólo al 65,5%, lo cual incluso empeorará en los próximos meses al ritmo de la inflación. Tal situación es aún más preocupante cuando se considera que, según datos oficiales al 2014, el 70% de los beneficios previsionales son menores o iguales a la mínima, mientras que sólo un 12% de los mismos supera los $6.000.

* Según nuestra medición de pobreza e indigencia, al menos medio millón de adultos mayores habita en hogares que se encuentran por debajo de la línea de pobreza, mientras más de 100 mil no tienen ingresos suficientes para poder alimentarse.

* El complejo escenario en materia económica y social experimentado en los últimos meses en conjunto con una serie de medidas adoptadas por el Gobierno, pone una luz de alerta sobre la magnitud que alcanzará el próximo aumento, correspondiente a Septiembre 2015, en tanto afecta directamente la recaudación de la ANSES, determinante para el cálculo de los aumentos. Por un lado, la destrucción sistemática de empleo registrado que se dio particularmente en el año 2014 podría redundar en una desaceleración de la recaudación en concepto de Aportes y Contribuciones de la ANSES. Ello se verá acentuado, a su vez, por la baja estipulada en concepto de Contribuciones Patronales que a partir de la Ley de Promoción de Trabajo Registrado y Prevención del Fraude Laboral, promulgada en Mayo 2014 implica para un conjunto de firmas, la exención total o parcial del pago de las contribuciones patronales. Finalmente, a ello se suma el mal denominado “programa de empleo” Proemplear, que estableció un conjunto de exenciones empresariales para el pago de Contribuciones Patronales. Frente a estos acontecimientos, será cuestión de esperar a la segunda actualización y no anticipar el festejo de la performance jubilatoria para este 2015. Resultaría una situación por demás preocupante que al ajuste real, que vía precios, sufren ya los haberes jubilatorios se sume el ajuste nominal de los haberes jubilatorios en función de los ingresos recaudados.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Buil: “Bossio usa la plata de los jubilados para potenciar su candidatura”

 

Fuente: Parlamentario.com

“La seriedad y la honradez de Margarita son dos atributos que la identifican y que Bossio no conoce”, afirmó el vicepresidente II de la Cámara de Diputados bonaerense.

El diputado bonaerense del FAP, Abel Buil, cruzó al titular de la ANSES, Diego Bossio, tras sus críticas a la líder del GEN, Margarita Stolbizer, por la carta que la diputada nacional le envió a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con motivo del 18F.

“Bossio no tiene estatura moral como para criticar a Stolbizer. La seriedad y la honradez de Margarita son dos atributos que la identifican y que Bossio no conoce”, afirmó el vicepresidente II de la Cámara de Diputados bonaerense.

En esta línea, Buil denunció que Bossio “muestra su inmoralidad cuando despilfarra el dinero de los jubilados en beneficio de una candidatura personal”. Y agregó: “Lo que hace Bossio con los fondos de la ANSES es obsceno, el abuso que hace de los recursos de todos los argentinos da asco”.

“Bossio potencia su candidatura con la plata de todos los jubilados. Con gastos millonarios intenta instalarse como candidato invadiendo todos los medios gráficos, radiales y digitales, así como también en las redes sociales, como YouTube y Facebook”, amplió el legislador.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Más jubilados tienen que pagar Bienes Personales

imagen

ste año, más empleados en relación de dependencia y jubilados tendrán que presentar la declaración jurada de Bienes Personales. Quienes hayan cobrado, en promedio, sueldos y jubilaciones netas mensuales superiores a $ 6.000, deberán detallar los bienes que poseían al 31 de diciembre de 2014.

El vencimiento para la presentación de la declaración jurada informativa es el 30 de junio, pero si de la liquidación surge un saldo a pagar, el envío del formulario y el pago se adelanta al 13 de abril.

La cantidad de personas que tienen que cumplir con esta tarea ante la AFIP se incrementa año tras año, porque el límite anual de los sueldos y jubilaciones brutas de    $ 96.000 no varía desde 2008. Entonces, al producirse incrementos nominales de los haberes, quedando el tope fijo sin actualizar, produce que más empleados y jubilados caigan en la red del impuesto a “la riqueza”.

Adicionalmente, los incrementos en las valuaciones fiscales de los inmuebles, en todas las provincias, más los aumentos en el valor de los automóviles da como resultado tener que pagar el impuesto por superarse el valor exento de $ 305.000.

Adicionalmente, en el caso de los jubilados la “buena noticia” de los aumentos de haberes cada seis meses se compensa con la novedad de que muchos quedan alcanzados por Bienes Personales.

Se trata, como en el caso de Ganancias a los trabajadores, de un impuesto particularmente injusto e inequitativo. En primer lugar, porque los bienes imputados se obtuvieron, en la mayoría de los casos, con los ingresos de los contribuyentes, dinero por el que ya pagaron Ganancias. Además, los inmuebles abonan impuestos, así como los automóviles pagan patente.

En segundo lugar, porque están exentos del impuesto los activos financieros (títulos públicos, depósitos en caja de ahorro y los plazos fijos, cualquiera sea la moneda en que se constituyeron), instrumentos que pocos jubilados tienen para disfrutar.

Este impuesto grava los activos que se poseen en el país y en el exterior, no permite descontar las deudas, salvo los créditos hipotecarios por compra o construcción de vivienda. En la sociedad conyugal, los bienes gananciales tiene que declararlos el marido.

La mujer tiene que incluir en su declaración jurada los bienes que han sido comprados con el ejercicio de su oficio o profesión, más sus bienes propios. Los padres tienen que pagar por los inmuebles cedidos a sus hijos en usufructo gratuito.

Bienes gravados y exentos – Inmuebles del país: se toma una valorización que surge de un sistema bastante complicado que incluye actualizaciones hasta marzo de 1992, amortizaciones y comparaciones con la valuación fiscal Automóviles: el valor lo publica todos los años la AFIP.

Dinero: en cualquier moneda, en efectivo y cajas de seguridad.

Inversiones: los depósitos en cuenta corriente y fondos comunes de inversión. Créditos: saldos a cobrar al 31 de diciembre.

Otros bienes: las embarcaciones, los objetos de arte y los patrimonios netos de las empresas unipersonales y artículos del hogar.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized