Archivo mensual: mayo 2013

La Asociación de Magistrados avanza contra la reforma

Fuente: Diario La Nación

La Comisión Directiva de la mayor agrupación de jueces aprobó las “acciones legales” contra la ley sancionada

La Asociación de Magistrados, máxima agrupación de jueces del país, se reunió ayer y dio instrucciones formales a su presidente, Luis Cabral, para que inicie “acciones legales” contra la reforma del Consejo de la Magistratura .

La decisión de la Asociación ya estaba tomada, pero ayer se convirtió en un mandato formal de la Comisión Directiva. La idea de los jueces es iniciar dos acciones en paralelo, una en el fuero contencioso administrativo y otra en el fuero electoral, tan pronto la Presidenta promulgue y publique la ley de reforma del Consejo. El proyecto fue sancionado el 8 del actual. Si Cristina Kirchner no lo veta antes de que se cumplan los diez días hábiles en su poder, se considerará promulgado tácitamente.

Una vez que la ley esté promulgada y publicada, la Asociación de Magistrados presentará acciones en los tribunales para que la reforma del Consejo sea declarada inconstitucional. Se estima que las interpondrá la semana próxima.

Además, planea pedir una medida cautelar que frene las elecciones de consejeros. De acuerdo con la nueva ley, los jueces, abogados y académicos ya no serán elegidos por sus pares, sino por toda la ciudadanía por el voto popular. Los jueces advierten que esto va en contra de la Constitución, que prevé que en el Consejo haya “representantes” de los magistrados. Dicen que sólo los “representados” pueden elegir a sus “representantes”.

La estrategia judicial la llevarán adelante los constitucionalistas Alberto García Lema y Enrique Paixao. Uno, jurista de referencia del peronismo; el otro, ex funcionario de Raúl Alfonsín. Ambos fueron constituyentes en la convención de 1994, que creó por mandato de la Carta Magna el Consejo de la Magistratura.

La presentación que la Asociación realice en el fuero contencioso se sorteará entre los jueces de primera instancia del fuero. La electoral, en cambio, le tocará a la jueza María Servini de Cubría, la única con competencia electoral a nivel nacional. Intervendrá, como fiscal, Jorge Di Lello, y como alzada la Cámara integrada por Alberto Dalla Via, Rodolfo Munné y Santiago Corcuera.

Pero además, todo indica que este caso llegará muy pronto a la Corte Suprema. La nueva ley de per saltum , sancionada a instancias del Gobierno, prevé la posibilidad de “saltar” instancias en casos de gravedad institucional e ir directo a la Corte.

El juez penal Luis Cabral preside la Asociación de Magistrados desde noviembre de 2010. Pertenece a la lista Bordó, la más crítica del Gobierno. La oposición es la lista Celeste. La relación de fuerzas en el Consejo Directivo es de 12 votos contra 9. Si bien suelen tener diferencias, en este caso estuvieron de acuerdo. Todos cuestionaron los proyectos del Gobierno para “democratizar” los tribunales.

El mes pasado, la Asociación dio a conocer un duro comunicado contra las iniciativas de la Casa Rosada. “En nada contribuyen al mejoramiento de la Justicia y, por el contrario, cercenan su independencia”, afirmó aquel documento, que consensuaron las dos listas.

“Estos proyectos pretenden terminar con el carácter de poder del Estado de la Justicia, haciendo depender a los jueces de un órgano dominado por la mayoría electoral circunstancial”, sostuvo el documento, en referencia al nuevo Consejo. Afirmó además que esa mayoría electoral “contará con las dos terceras partes del cuerpo” y que le resultará “fácil” seleccionar y acusar a jueces.

Los abogados también tienen lista su estrategia contra la reforma del Consejo. Presentarán una demanda de inconstitucionalidad en el fuero contencioso y replicarán su pedido en juzgados federales del interior. La multiplicación de casos incrementa sus posibilidades de éxito. Con que un solo juez dicte una cautelar habrán cumplido, al menos, el primer objetivo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

CREO QUE YA SÉ PORQUÉ LA ARGENTINA ESTÁ ASÍ

 

Un hombre compró una heladera nueva y, para librarse de la vieja, la dejó enfrente de su casa con un cartel que decía:
“Gratis. Si la quiere se la puede llevar”.
La heladera permaneció allí durante 3 días, sin que la gente que pasaba se dignara mirarla.
El hombre llegó a la conclusión de que la gente no creía en la oferta. Era demasiado buena para ser verdad, por lo tanto cambió el cartel:.

“Heladera en venta por $ 150,00”.
¡Al día siguiente se la habían robado!
¡Cuidado! ¡Ese tipo de gente vota!
Mientras miraba una casa para alquilar, mi hermano le preguntó a la chica de la inmobiliaria para dónde quedaba el Norte, ya que no quería que el sol lo despertase todas las mañanas. La chica le preguntó: 
“-¿El sol sale por el norte?”
Cuando mi hermano le explicó que el sol sale por el Este (cosa que sucede desde hace un buen tiempo, además), ella le dijo:
“- Lo que pasa es que no estoy muy al tanto de ese tipo de cosas”.
¡Ella también vota!
Antiguamente, como soporte técnico en un centro de atención al cliente en Montevideo. Un día, recibí el llamdo de un sujeto que me preguntó en qué horario estaba abierto el centro de atención. Le contesté lo siguiente:
“- El número al que usted llamó está disponible 24 horas al día los 7 días de la semana.”
Entonces él me preguntó:
“- ¿Hora de Buenos Aires o de Montevideo?”
Para terminar de una buena vez con el asunto le dije:
“- Hora de Buenos Aires”.
¡El vota!
Mi colega y yo estábamos almorzando en el restaurante self-service de la empresa, cuando oímos a una de las secretarias administrativas hablando sobre las quemaduras de sol que había sufrido, al ir en auto a la costa.
Estaba en un convertible, por eso “no pensó que se iba a quemar, ya que el auto estaba en movimiento”.
¡Ella también vota!
 
Mi cuñada tiene una herramienta salvavidas en el auto, diseñada para cortar el cinturón de seguridad, si ella llegara a quedar aferrada a él. ¡Ella guarda la herramienta en el baúl !
¡Mi cuñada también vota!
 
Mis amigos y yo fuimos a comprar cerveza para una fiesta, y notamos que las cajas tenían un descuento del 10%.
Como era una fiesta grande, compramos 2 cajas. El cajero multiplicó 10% por 2 y nos dió un descuento del 20%.
¡El también vota!
Esta es la mejor!
Salí con una amiga y vimos una mujer con un argolla en la nariz, agarrada a un aro por medio de una cadena. Mi amiga preguntó:
“- ¿No será que la cadena le da un tirón cada vez que ella gira la cabeza?
Le expliqué que la nariz y la oreja de una persona permanecen a la misma distancia, independientemente de que la persona gire o no su cabeza.
¡Mi amiga también vota!
 
No conseguía encontrar mis valijas en área de equipaje del aeropuerto. Fui entonces hasta el mostrador de equipaje extraviado y le dije a la mujer que atendía que mis valijas no habían aparecido.
Ella sonrió y me dijo que no me preocupara, porque ella era una profesional entrenada y yo estaba en buenas manos.
“- Solamente dígame una cosa: ¿su avión ya llegó?”.
¡Ella también vota!

 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una insólita “variable de ajuste” en el país del Papa: Los jubilados y pensionados de la Argentina

Fuente: El Informador Público

 

 

Jorge CastorinaEn momentos en que tenebrosas actitudes políticas hacen peligrar seriamente a las instituciones de la República, como también a suprimir la vigencia de derechos esenciales y a la República misma, cuesta hacer planteos sobre cuestiones que pudieran ser tildadas de egoístas por interpretarse que hacen a un exclusivo interés sectorial o que sólo afectan a un selectivo grupo de la comunidad.

Me refiero a los jubilados y pensionados actuales y futuros y muy en particular a los que aportaron durante toda su vida laboral.

Sin embargo, haciendo abstracción de aquél prurito, creo que su tratamiento se impone como oportuno dada la estrecha vinculación existente entre los hechos políticos aludidos, emanados del accionar del gobierno, y el perjuicio directo que le reporta a la clase pasiva en general, pero más aún a aquellos trabajadores retirados que durante su vida laboral cumplieron con sus obligaciones en materia de aportes previsionales.

En primer lugar importa aclarar y destacar que, contrariamente a lo que suele afirmar la señora Presidente y sus funcionarios y políticos afines, ningún gobierno anterior a los últimos 10 años le provocó a los jubilados y pensionados -actuales y futuros- tanto perjuicio como el que le viene ocasionando la actual administración de gobierno. A título de ejemplo bastaría con citar los siguientes:

1.- A través de la ANSES dilata arbitrariamente el reconocimiento y la liquidación correcta de las prestaciones, aplicando para ello toda clase de maniobras, sean administrativas o jurídicas;

2.- Vetó una ley sancionada por el Congreso, por la cual se les reconocía y otorgaba el derecho a percibir sus prestaciones aplicando el 82% móvil de las remuneraciones del trabajador activo;

3.- Confiscó los fondos aportados de aquellos trabajadores que, en número cercano a los 10 millones, prefirieron permanecer bajo el régimen privado de capitalización individual, manifestada expresamente un año antes de la apropiación, a través de la opción ofrecida por el mismo gobierno;

4.- A partir de dicha confiscación, el gobierno comenzó a utilizar los fondos apropiados de manera anti técnica, sin prever garantías suficientes como para resguardar su intangibilidad al momento de ser recuperados, con el agravante de las dudas que se plantean en cuanto a que ello se produzca. Vale mencionar, entre otros, los utilizados; – para desarrollar una política controvertida de asistencialismo demagógico y para otorgar beneficios en concepto de pensiones no contributivas, las que, en rigor y conforme a principios básicos de la seguridad social, deberían ser sustanciados con recursos provenientes de rentas generales; – para otorgar préstamos a empresas privadas; – para financiar asignaciones universales a hijos de desocupados; -para publicitar demagógicamente actos del gobierno en la habitual programación de “Fútbol para Todos”; – para invertir en letras del Tesoro, suscriptas íntegramente por la ANSES con el objeto de financiar cuentas públicas deficitarias; -para pagar computadoras que se les regalan a chicos en las escuelas a través del programa Conectar Igualdad,: -para solventar el mega plan de viviendas anunciado por la Presidenta; – para girarle al gobierno provincial centenares de millones de pesos a fin de auxiliarle a pagar aguinaldos; – para socorrer con créditos a las familias que -lamentablemente y por carencia de políticas nacionales de infraestructura- fueron afectadas por las inundaciones y, sintetizando, para financiar subsidios de todo tipo.

5.- Y en estos días, como si no fuesen suficientes aquellos manejos irregulares e impropios, advertimos que se están vendiendo tenencias invertidas en títulos públicos dolarizados para intervenir en el mercado de cambios, utilizándolas como herramienta de política monetaria a fin de procurar la baja del llamado dólar paralelo;

Entrando un poco más en detalles, cuesta imaginar que se llegaría al extremo de utilizarlos financieramente para incidir en el mercado de cambios con el propósito político de acortar la brecha existente entre el dólar oficial y el paralelo, vendiendo bonos dolarizados que forman parte de la cartera del “Fondo de garantía de sustentabilidad del sistema previsional” con la exclusiva finalidad de incentivar su oferta y, consecuentemente, propiciar la caída de su valor, que es equivalente al de la moneda extranjera, pero al hacerlo desprejuiciadamente ese proceder conduce a la pesificación de dichas tenencias, las que están garantizadas debidamente para mantener su intangibilidad.

Con esa actitud indolente e irresponsable el gobierno vuelve a ocasionarle a la clase pasiva otro arbitrario e irreparable daño, consistente en devaluar inversiones que deben servir para atender futuras obligaciones previsionales, además de vulnerar el derecho de propiedad que les corresponde a los titulares de los aportes, haciéndoles jugar un perverso e injusto rol a modo de “variable de ajuste” en tiempo de crisis, ya que se los obliga nuevamente a concurrir con sus ahorros para intentar neutralizar graves y crecientes problemas económicos y financieros que afectan al país y a su gente como consecuencia de la mala praxis de sus gobernantes y funcionarios.

Las aludidas turbulencias políticas, los hechos de corrupción, las amenazas que se ciñen sobre la anhelada convivencia democrática y las necesidades proselitistas en un año electoral, hacen que esas reiteradas actitudes del oficialismo que atentan contra los derechos de los jubilados pasen inadvertidas o postergadas en su atención.

Subsisten aún otros perjuicios no menos graves que los enunciados, los que impiden que los pasivos mayores puedan llevar una vida digna acorde con sus merecimientos y esfuerzos laborales, desde que el 75% de ellos sólo percibe el beneficio mínimo al haberse achatado la pirámide previsional como consecuencia de la actual política populista que persigue contar con más pobres sujetos a recibir dádivas y de esa forma constituirse en rehenes para proveerles de votos, mientras que la mal llamada “movilidad” que se los otorga dos veces por año constituye otra falacia preanunciada, desde que aplica una fórmula que es más bien un galimatías y de la que surgen resultados distantes del propósito constitucional de mantener el poder adquisitivo de las prestaciones. Por otra parte, siguen sin abonarse las acreencias resultantes de numerosos juicios que obtuvieron sentencia firme y sin resolver cerca de 500.000 juicios de jubilados que se sustancian en el fuero de la Seguridad Social, con el agravante insólito que desde ahora y mientras no sea declarada inconstitucional la ley que la instituyó, rige una nueva instancia judicial que facilitará a la ANSES postergar aun más las actuaciones, especulando con las posibilidades de vida de los actores.

Un párrafo aparte y especial va dirigido a los políticos de la oposición, quiénes en épocas preelectorales se comprometieron a ocuparse en impulsar medidas tendientes a solucionar aquellos graves problemas y otros planteados, como ser: proponer la exención a tributar el impuesto a las ganancias al sector pasivo y requerir unificar el criterio de transferir las retenciones destinadas a la Obra Social (PAMI) a las prepagas escogidas voluntariamente por los jubilados, ya que al no utilizar los servicios de aquella institución les significa un doble injusto desembolso. Ninguna de esas promesas, hasta ahora, fue cumplida por los líderes políticos que se acercaron a las organizaciones de jubilados y pensionados.

Volviendo al enunciado del principio, es aceptable reconocer que estamos viviendo tiempos angustiantes por la gravedad de los acontecimientos políticos que, en escalada asombrosa, pueden significar la pérdida de valores superiores, como es el de vivir en una república democrática. Pero también es muy cierto que esas angustias sufridas por quiénes tienen menos fuerzas para resistirlas y menores esperanzas para verlas superadas en el tramo de vida que les resta, deberían ser expuestas con fuerte y permanente énfasis por todos los medios de comunicación social.

Jorge Castorina Asesor de AAJA

COMENTARIOS DE LA NOTA

Adolfo
mayo 21, 2013 at 2:22 pm

Estimdo Sr. Castorina su artículo es muy interesate pero en honor a la verdad no recuerdo épocas pasadas en las que los jubilados no hayan sido esquilmados.
Todos los gobiernos han saqueado las cajas de jubilaciones y éste seguramente más que ningún otro.
Los políticos de la oposición no existen y, cuando fueron gobierno, no dudadron en desplumar a los jubilados sin ponerse colorados.
Es un mal crónico.
No conozco a ningún jubilado que lleve una vida digna y, los que se aproximan a una forma de vida medianamente decorosa, en general cuentan con el apoyo de sus hijos o continúan trabajando.
Seamos realistas señor Castorina los jubilados tienen una espectativa de vida que oscila en los 10 (hombres) o 15 años (mujeres)a partir del momento que cesan en sus actividades.
No existen ahora y no existieron en épocas pasadas….son sólo fantasmas.
Como soy jubilado lo digo con conocimiento de causa .

Sergei
mayo 21, 2013 at 2:30 pm

No concuerdo. Un jubilado joven, digamos de 65, hoy puede aspirar fácilmente a una sobrevida de 25 o 30 años. Y si no tiene ocupación o ayuda de familiares, serán muchos años de padecimientos y pobreza.

Adolfo
mayo 21, 2013 at 8:00 pm

Sergei espero sinceramente que usted llegue a los 95 o más pero el siguiente artículo que avala mi comentario indica que la gran mayoría de nosotros llegaría a la cita final aproximadamente a los 75 pirulos.
Por supuesto que hay excepciones, pero lo importante no es discutir sobre ese tema, ya que como decía el prócer riojano nadie se muere en la víspera.
Pienso que no se trata de cantidad de años sino de calidad de vida, pero ese objetivo no figura en ninguna plataforma política.
Absolutamente ningún gobierno, constitucional o defacto, ha hecho nada por los jubilados, salvo ayudarlos a morir indignamente.

BUENOS AIRES.- Los últimos 100 años fueron testigos de un drástico crecimiento en la calidad de vida de las personas, que se traduce en un incremento de la expectativa de vida. Según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), esa esperanza se incrementó en 27 años: actualmente es de 75,7 años, cuando en 1914 era de 48,5 y en 1905, de 40.
http://www.lagaceta.com.ar/nota/511652/salud/aumento-27-anos-esperanza-vida-argentina.html

roberto
mayo 21, 2013 at 4:23 pm

Para Adolfo, Ud. tambien tiene razón, pero recuerde que mal de muchos : consuelo de tontos. Defienda sus derechos a percibir lo que manda la ley y la CN el 82% movil o por lo menos vote a quien se lo proponga. No vote a quien derogó la norma, y que tuvo que – obligada – a reajustar las jubilaciones 2 veces al año por orden de la CSJN, y que incumple los fallos de la Corte, que jubilo a 2.500.000 de personas que no tenian los aportes necesarios, y que usa el Anses como Caja Chica, y que a pesar de lo convenido apela los fallos, para demorar los pagos. Esos son los DDHH de kristina.

JORGE LUIS FRANCO
mayo 21, 2013 at 7:08 pm

SOY JUBILADO…NO ME INTERESA LA GRAN PACHANO DE LOS

PELOTUDOS QUE AFIRMAN LOS AÑOS DE VIDA DE CADA UNO..

SI QUE ESTA HIJA DE PUTA LO DESVASTO A ANSES PARA SUBSIDIAR

AMIGOS..COMPRAR ESTACIONES DE SERVICIO..PAGAR HIJOS DE VAGOS

..SUBSIDIOS A LA VAGANCIA..JUBILACIONES SIN APORTES ..

CUBRIR DEUDAS CAMBIANDO LOS FONDOS GENUINOS POR

PAPELES SIN VALOR…BOUDOU..BOSSIO.AXEL..MORENO..

LORENZINO..MARCO DEL PONT…ETC..ETC..AGHATTA GALIFFI

LA FLOR DE LA MAFIA..LA DAMA DE NEGRO O DE LAS CAMELIAS…

SE ROBAN TODO HOY… DEBEN IR PRESOS…O AL PAREDON…CLARITO

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Doblegarse para subsistir

Fuente: Diario Chaco

Por Alberto Medina Méndez (*)
C. de lectores  Se viven épocas de desmesurada confrontación discursiva, de acalorados debates, de excesivas pasiones políticas.

Pero es bueno entender que  la salud de una sociedad depende de su capacidad para convivir con las diferencias. Es imposible construir algo sustentable sin consensos. Todo lo que se hace sin cierto acuerdo y apoyo es efímero, dura poco, y se pone en juego en cada turno electoral, o cambio circunstancial de las mayorías.

El debate se ha venido complicando más de lo necesario, y no solo entre los actores de la política, esos que la han elegido  como profesión y el centro de sus vidas. Ellos desdramatizan el intercambio de ideas, porque solo les importa el resultado comicial, que les permite obtener poder, sostenerlo o acceder a él, y asumen que el resto son solo cuestiones anecdóticas.

Pero intranquiliza este clima, fundamentalmente, en la sociedad civil, en los habitantes que se crispan cada vez con mayor facilidad, sin aparente relación directa con la cuestión, pero con la razonable preocupación que cierta responsabilidad cívica e indignación ciudadana les provoca.

Pero, en realidad, existen razones profundas que explican mejor este fenómeno creciente. Por un lado están aquellos que alimentan el odio sistemáticamente. Es probable que hayan tenido poca suerte en sus vidas personales, o que fueran criados en un ámbito plagado de envidias, celos, y fundamentalmente, baja autoestima que termina derivando en un discurso con alto contenido de violencia verbal, modo en el que han encontrado la manera de canalizar sus frustraciones individuales. Los atraviesa el rencor, el resentimiento, y construyen desde esos sentimientos negativos una especie de ideología sin soporte argumental, pero repleta de bronca e ira.

Lo concreto y cada vez menos disimulable, es la presencia de un ingrediente central, un aspecto que ha pasado a ser el protagonista indiscutido de esta era. Es que un sector de la sociedad, lamentablemente cada vez más numeroso, discute con otros bajo un esquema de absoluta negación, de terquedad, obstinación, porfía, testarudez y escasa amplitud mental.

No los entusiasma, para nada la búsqueda de la verdad, mucho menos su descubrimiento, solo se conmueven con cuestiones meramente emotivas, carentes de racionalidad, pero que responden a una trama más profunda pero de mucha mayor indignidad.

Tal vez lo explique mucho mejor aquella frase que se le atribuye a Bernard Shaw cuando dice “No se puede discutir con una persona cuya subsistencia depende de no dejarse convencer.”

Es que hay gente que NECESITA no dejarse convencer. Precisa que ese mundo irreal construido sobre pilares falsos sobreviva en el tiempo, porque su propia supervivencia económica depende de la existencia de esa ilusión.

Esas personas viven del favor estatal, tienen puestos en la administración pública, son beneficiarios directos de la ficción creada, o son meros proveedores del sistema. La sola posibilidad de que la inercia actual del presente se interrumpa, los aterra, los paraliza.

Algunos tienen motivos más ostensibles, porque se vienen enriqueciendo a expensas del gobierno. Están ganando demasiado dinero con un insignificante esfuerzo y nada que modifique este presente los entusiasma.

Otros, solo tienen poca autoestima, y suponen que un eventual final de este ciclo político podría dejarlos sin posibilidades de mantener su estándar de vida, al que consideran aceptable.

Por esas razones, básicas pero robustas, defienden con uñas y dientes a esas personas e ideas, por eso se enojan, se crispan, se enfadan y enardecen frente a cada discusión. No les interesa ni la historia, ni el futuro, ni lo que puedan decir los analistas políticos, juristas o economistas.

Para ellos, aun no se han construido los argumentos que refuten la bondad de su presente individual. No les importa si se está claudicando en las convicciones, ni si el futuro puede oscurecer por lo que se está haciendo ahora, solo importa seguir, a cualquier precio, al que sea.

Y cuando se sienten acorralados, porque les falta argumentación, caen en la siguiente fase, la de la justificación, esa que sostiene que si estos funcionarios son corruptos, siempre existió la corrupción, o el opositor de turno también lo es. O bien apelan a la trillada estrategia de desacreditar al mensajero, de enojarse con los medios, lo que sea preciso, pero siempre con la claridad de que nada les impida seguir disfrutando de su presente.

Reconocer que quienes anteponen buenos argumentos tienen razón, sería aceptar que su fuente de financiamiento puede concluir esta etapa y ser reemplazada, en un marco republicano, por otra conducción. Ellos saben lo que implica un cambio de color político y las consecuencias para sus vidas.

Se podría ser indulgente diciendo que en realidad no saben lo que hacen, que se trata de personas con limitaciones intelectuales, pero lo cierto es que eso sería minimizar la situación. A estas alturas, todos saben muy bien cómo son las cosas. Lo que sucede, es que estas personas han descendido varios peldaños en sus convicciones, y abandonaron esos principios que defendieron antes con vehemencia, cuando los valores morales eran más importantes que el dinero al que tanto critican pero terminan endiosando.

Lo más grave es que lograron ponerlos de rodillas y hacerlos claudicar en sus creencias, los mercantilizaron, comprándolos “solo” con monedas. Han perdido las riendas de sus vidas y su escala de valores ha quedado pisoteada por ellos mismos. Prefirieron la comodidad de la ayuda económica estatal, a la propuesta de ganarse la vida con esfuerzo, pero con dignidad. Después de todo, tal vez sea buena idea considerarlos solo como lo que son, individuos que han preferido doblegarse para subsistir.

(*) albertomedinamendez@gmail.com

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Corrupción, delito de lesa patria

Fuente: Diario La Nación

Por José Luis Galimidi
Para LA NACION

La crisis de una comunidad significa, entre otras cosas, el riesgo severo de la disgregación y de la pérdida de los sentidos compartidos. La clausura de un horizonte para el desarrollo personal y para la integración social azota a millones de compatriotas y conforma, indudablemente, el caso de una situación crítica.

En este contexto, el clima de moderado optimismo provocado por la mejora de algunos indicadores econométricos ofrece una oportunidad única para que los argentinos intentemos reactualizar el sentimiento de compartir una empresa común, que implique algo más que la mera coexistencia física y atomizada en un espacio territorial. Y esto depende de que se aproveche la incipiente recuperación para encarar, como cuestión vital, la reintegración de los que han resultado excluidos. En otros términos, es indispensable que la miseria y la desocupación endémicas sean asumidas, en las diferentes esferas de la sociedad civil y del Estado, como una situación radicalmente incompatible con el sentido mismo de nuestra existencia como comunidad social y política.

Como en toda situación genuinamente crítica, la disyuntiva es de hierro, y urgente: o bien se declara la guerra frontal a la exclusión, y se dispone soberanamente de todos los recursos materiales y simbólicos que apunten a derrotarla, o bien se admite que el núcleo de valores que nos permite aspirar a ser algo diferente de una mera multitud en belicoso estado de naturaleza ha quedado relegado a la condición de retórica indigna.

Este es, precisamente, uno de los significados profundos del Preámbulo de nuestra Constitución Nacional: si no se cumple con el objeto de promover el (mínimo) bienestar general para nuestra posteridad, el “nosotros” que nos constituye como nación deviene una palabra -y refleja una realidad- vacía de sentido.

Conductas enemigas

Si una situación determinada es asumida como radicalmente disvaliosa, hasta el punto de que pone en peligro la existencia misma de la comunidad como unidad espiritual, entonces las acciones que la provocan ya no pueden ser consideradas delitos comunes, sino que pasan a ser, propiamente, hostilidades. Por razones análogas, aquellas personas que, en pos de sus exclusivos intereses particulares, propician con sus acciones y omisiones la situación crítica, al tiempo que pretenden disfrutar de los beneficios de la pertenencia, ya no pueden ser considerados cómplices, sino más bien traidores.

Ahora bien. Es muy probable que la desolación que soporta gran parte de la población en la Argentina responda a una nefasta constelación de condiciones concurrentes, internas y externas, y que se haga sumamente difícil identificar, sin caer en simplificaciones deformantes y totalitarias, a un grupo determinado de personas, instituciones o países que, como alianza enemiga, la hayan planeado y realizado. Pero la dificultad de señalar un sujeto enemigo no obsta para que sí se puedan identificar conductas (y personas) concretas que hayan facilitado y profundizado la crítica situación presente. Y esto vale, especialmente, para aquellas personas que, desde cargos públicos y con considerable poder y capacidad de decisión, han deshonrado la confianza que el conjunto de la sociedad ha depositado en ellos.

Cuando hay millones de compatriotas sumergidos por debajo de la línea de pobreza, un secretario de Estado, un senador, un magistrado o un policía de alta graduación, que aprovechan la autoridad y las conexiones de que disponen para desviar recursos públicos en favor de intereses privados, son algo peor que delincuentes comunes. Recuerdan, más bien, al militar que, en vísperas de la batalla, entrega al invasor los planos de la defensa, o al diplomático que revela secretos de Estado a una potencia enemiga.

Como es sabido, el ambiente de corrupción desalienta la inversión productiva y obstruye las políticas proactivas de asistencia, reparación y reactivación. Por esta razón, el alto funcionario que, en tiempos de crisis, incurre en prácticas corruptas es un “infame traidor a la patria”, para apelar a una ilustrativa expresión de la Constitución, porque provoca exactamente el mismo tipo de males que su misión le exigía combatir y porque los daños colectivos que causa su conducta deshonrosa son, material y simbólicamente, irreversibles.

Es verdad que “se necesitan dos para bailar el tango”, pero, después de todo, la existencia de agentes particulares voraces que puedan intervenir en un arreglo de corrupción es una eventualidad previsible. Ya enseñaba Hobbes (y también Locke, Rousseau, Kant, Weber y, a su manera, Freud) que la autoridad estatal con poder coercitivo debe existir, precisamente, para evitar que los hombres den libre curso a sus inclinaciones insociables, que los impulsan a dañar y a someter por la violencia o por la astucia a sus semejantes.

La mayor responsabilidad

El poder interior del Estado, de un modo u otro, se justifica como prevención y represión del desmedido afán de lucro y de dominio, así como la medicina se justifica por la enfermedad, o la arquitectura por la intemperie. Pero la alta corrupción en cuestiones de legislación, de economía o de seguridad es otra cosa; ya no es mera enfermedad, es el médico mismo administrando drogas para enfermar y matar al paciente que lo seleccionó entre varios profesionales posibles, que le confía su salud y la de los suyos, y que le paga.

La corrupción en niveles jerárquicos de la función pública siempre representa un daño material concreto al Estado. Pero, además, en un contexto de miseria y exclusión, constituye un mensaje letal, que atenta contra la endeble integridad espiritual de nuestra comunidad sociopolítica.

Una respuesta soberana coherente, además de contemplar la dimensión técnica, administrativa y, desde luego, jurídica, también debería incluir una aseveración simbólica, propiamente política, de la más alta intensidad. Sin pensar en buscar chivos expiatorios, o en multiplicar gravosamente la normativa vigente, tal vez sería conveniente reflexionar sobre las vías posibles para reconfirmar, colectivamente, la diferencia cualitativa que existe entre la enfermedad y el médico desleal, entre los delitos cometidos por particulares y las traiciones cometidas por funcionarios y representantes políticos, en fin, entre la normalidad y la excepción. A título meramente especulativo, podría pensarse en declarar la condición imprescriptible de la acción fiscal, para asociar estos delitos, de alguna manera, a los de lesa patria. O en elevar hasta el fuero federal la jerarquía de los tribunales que entendieran en todo asunto del tipo en cuestión, como para mostrar que el interés afectado es el del cuerpo de la Nación, y no sólo el de este municipio o el de aquella provincia.

De un lado está el norte ético de la acción colectiva, que consiste, imperiosamente, en generar políticas positivas que restituyan un mínimo valor real al título de ciudadanía. Título que corresponde a los que han sido derrotados en la guerra de algunos contra todos de las últimas tres décadas. Del otro está el abuso de confianza, del cual dice Borges, hablando de Judas, que es una culpa no visitada por ninguna virtud. Ante casos severos de inconducta, los partidos políticos expulsan, las iglesias excomulgan, los consejos profesionales retiran matrículas, las universidades revocan títulos.

La elevación cualitativa del reproche penal hacia las personas que han renegado de la lealtad hacia lo público sería, tal vez, una contribución sinérgica al citado propósito reconstituyente. Un gesto tal, obviamente, no acabaría con el flagelo de la exclusión, pero al menos estaría dejando en claro que se le ha declarado la guerra.

El autor es doctor en Filosofía y profesor en las universidades de Buenos Aires y de San Andrés.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

MUY INTERESANTE, ESTE PAPA SI ESTA CLARO

 Empieza a circular la transcripción de una entrevista que le hicieran al entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio en Argentina el periodista de tendencia socialista Chris Mathews. Bergoglio termina acribillando a Mathews de tal forma que MSNBC, el canal de noticias por cable 24h de Estados Unidos que la había encargado, nunca la pasó al aire. El video fue archivado pero un estudiante que hacia pasantías en el canal lo copio y entregó a su profesor en la universidad. Del intercambio entre el Cardenal hoy Papa Francisco y el periodista se extrae esta intensa discusión sobre la pobreza. “Culpo a los políticos que buscan sus propios intereses. Los socialistas creen en la redistribución que es una de las razones de la pobreza. Ustedes quieren nacionalizar el universo para controlar todas las actividades humanas. Ustedes destruyen el incentivo del hombre para, inclusive, hacerse cargo de su familia, un crimen contra la naturaleza y contra Dios. Estas ideologías crean más pobres que todas las corporaciones que ustedes etiquetan como diabólicas”.

*La mejor parte de la entrevista es cuando replica Mathews: “Nunca había escuchado algo así de un cardenal”, a lo cual el hoy Papa suelta esta perla: “La gente dominada por socialistas necesita saber que no tenemos que ser pobres. El imperio de la dependencia creado por Hugo Chávez, con falsas promesas, mintiendo para que lleguen a arrodillarse ante el gobierno y ante él. Dándoles peces pero sin permitirles pescar. Si en América Latina alguien aprende a pescar, es castigado y sus peces confiscados por los socialistas.

La libertad es castigada. Tú hablas de progreso y yo de pobreza. Temo por América Latina. Toda la región está controlada por un bloque de regímenes socialistas como Cuba, Argentina, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua. ¿Quién los salvará de esa tiranía?”.

*El periodista acusa al Cardenal de capitalista, a lo cual el purpurado responde: “Si pensar que el capital es necesario para construir fabricas, escuelas, hospitales, iglesias, tal vez lo sea. ¿Tú te opones a este proceso?”. El periodista dice que no, pero pregunta si no piensa que el capital es arrebatado de la gente por corporaciones abusivas, a lo cual Bergoglio lanza está más que revolucionaria respuesta: “No, yo pienso que la gente, a través de sus opciones económicas, decide que parte de su capital irá para esos proyectos.

La utilización del capital debe ser voluntaria. Solo cuando los políticos confiscan ese capital para construir obras del gobierno, alimentar la burocracia, surge un grave problema. El capital invertido de forma voluntaria es legitimo, pero el que se invierte a base de coerción, es ilegitimo”. Mathews tilda de radical al Cardenal, quien tranquilamente le dice: “Te ves muy enojado pero la verdad puede ser dolorosa. Ustedes han creado el estado de bienestar y ha sido solo respuesta a las necesidades de los pobres creados por la política.

El estado interventor absuelve a la sociedad de su responsabilidad. Las familias escapan de su responsabilidad con el falso estado de bienestar e inclusive, las iglesias. La gente ya no practica la caridad pues ve a los pobres como problema del gobierno. Para la iglesia ya no hay pobres que ayudar, los han empobrecido permanentemente y son ahora propiedad de los políticos. Y algo que me irrita profundamente, es la inhabilidad de los medios para observar el problema sin analizar cuál es la causa.

A la gente la empobrecen para que luego vote por quienes los hundieron en la pobreza”. Ya ven por qué fue elegido como líder de una Iglesia con casi 1.500 millones de seguidores.

 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

La hipertensión arterial, un enemigo silencioso

Fuente: Diario La Nación

La patología, con falta de diagnostico, afecta a casi el 30 por ciento de la población y puede llevar a la muerte

Por Víctor Ingrassia  | LA NACION

“Tengo la presión por las nubes”. “Tuve un pico de presión”. “Estoy muy estresado y con presión alta”. Estas palabras suelen escucharse en aquellas personas que pasan por un mal momento, un disgusto o están con mucho estrés.

Pero cuando ese aumento de presión se vuelve persistente los especialistas indican que la persona se encuentra con un cuadro de hipertensión arterial, una patología peligrosa que afecta del 25 al 30 por ciento de la población mundial y constituye uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares, como el infarto de miocardio, los accidentes vasculares cerebrales y la insuficiencia cardiaca, entre otras.

¿Pero qué es la hipertensión y qué produce la presión alta?

“La hipertensión es el aumento de la presión ejercida de la sangre sobre las paredes de las arterias. Esto puede ocurrir por el aumento del volumen sanguíneo debido a excesos de consumo de sal y agua superiores a la capacidad de excreción del riñón. También este aumento de tensión ocurre por la contracción de las arterias achicándose el lugar por donde circula la sangre. Este mecanismo lo conocemos con el nombre de vaso constricción”, explicó a LA NACION la doctora María Alejandra Rodríguez Zía, médica clínica y endocrinóloga.

“La causa más frecuente de la hipertensión arterial es el estrés que origina aumentos de adrenalina unido a la mala alimentación con exceso de sal y grasas trans. Se clasifica en primaria en la que englobamos las causas psicológicas; y secundaria que son aquellas debidas a tumores productores de adrenalina, como el feocromocitoma o de aldosterona que produce la retención de sal o la enfermedad de Cushing (tumor productor de cortisol)”, agregó la especialista.

El doctor Alberto Villamil, médico cardiólogo del Instituto Cardivascular de Buenos Aires (ICBA), explicó que la presión tiene dos componentes, la presión sistólica o máxima y la presión diastólica o mínima.

“Cuando nos informan el valor de presión siempre se dice primero la máxima y luego la mínima (Ej.: 140/90 ó 14/9 como se dice habitualmente). Se considera normal una presión a 140/90 aunque el valor “ideal” es de 120/80 o menos. Pero en personas mayores de 65 años es frecuente detectar una elevada presión máxima con una presión mínima normal (Ej. 180/80), pero esto no es una condición normal y de hecho constituye un factor de riesgo de enfermedad y muerte. Hoy sabemos que la presión en los ancianos, al igual que en los adultos más jóvenes, no debe ser mayor a 140/90″, completó el experto.

Variaciones

La presión arterial no es un valor fijo y de hecho cambia cada vez que nuestro corazón late, estas variaciones son normales, pero deben mantenerse dentro de ciertos límites, ya que un excesivo aumento de la variabilidad de la misma se asocia a un mayor riesgo de enfermedad y muerte cardiovascular.

“En el transcurso del día la presión varía intensamente, ya que es más elevada durante las horas de actividad en tanto que baja durante el sueño. Durante las primeras horas de la mañana, inmediatamente luego de despertar, se suelen detectar valores altos de presión, hecho que se ha vinculado a la mayor cantidad de infartos, insuficiencia cardiaca o accidentes cerebrales que se verifican a esta hora del día”, indicó Villamil, jefe de hipertensión arterial en el ICBA.

En muchos estudios realizados en los últimos 50 años, se ha comprobado que la hipertensión constituye, conjuntamente con el tabaquismo y el colesterol elevado, los tres mayores factores de riesgo para el desarrollo de enfermedad cardiovascular. Asimismo, su adecuado tratamiento reduce significativamente el riesgo de accidente cerebral y cardíaco. Esto se debe a que la hipertensión afecta principalmente a las arterias, y en particular al corazón, riñón, cerebro y retina.

hipertensión afecta principalmente a las arterias, y en particular al corazón, riñón, cerebro y retina.

Hipertensiones conocidas

De acuerdo a la causa la hipertensión puede dividirse en primaria y secundaria. “La primaria o esencial, es la más común (90 % de los casos). No tiene causa conocida y seguramente depende de múltiples factores como la herencia, la alimentación (consumo de sal, alcohol, grasas), la práctica o no de deportes, la presencia de diabetes, gota u otras enfermedades”, enfatizó Villamil.

 

“La secundaria es aquella en la cual existe una causa específica para la misma, como enfermedad renal, algunos tumores de las glándulas suprarrenales, obstrucción de las arterias renales o de la aorta, o el consumo crónico de cocaína, de algunos medicamentos como corticoides, anticonceptivos y descongestivos nasales y la ingesta excesiva de alcohol. En estos casos es muy importante su detección ya que puede ser curada, contrariamente a lo que ocurre en la hipertensión esencial que solo puede ser controlada, pero no curada”, completó.

curada”, completó.

Tratamiento

Según los especialistas, la hipertensión no controlada conduce a la incapacidad y muerte, pero su efectivo tratamiento ha demostrado reducir significativamente el mínimo de accidentes vasculares como infarto (20%), insuficiencia cardiaca (35%) y ataques cerebrales fatales o no (42%).

  • El tratamiento debe ser personalizado, ya que cada paciente presenta características particulares.
  • Debe recordarse que una vez instituido el tratamiento antihipertensivo, el mismo durará por largo tiempo ya que la hipertensión es una enfermedad crónica y por ende requiere tratamiento crónico.
  • El cumplimiento del tratamiento, tanto en los aspectos de la dieta, reducción de peso, ejercicio físico, como farmacológico es de fundamental importancia, y su incumplimiento hará inútil los esfuerzos para revertirla y en oportunidades puede resultar peligrosa la suspensión brusca de algunas drogas antihipertensivas.

¿La sal está prohibida?

“La sal común, aumentara siempre la tensión arterial en individuos que ya tengan alteraciones hormonales a saber: aumento de insulina, aumento de cortisol y/ o aumento de aldosterona”, indicó Rodríguez Zía.

 
La sal no es recomendable en pesonas con presión alta, pero igualmente en la Argentina hay un consumo elevado. 

Y agregó: “En una persona joven y sana la sal es perfectamente metabolizada y excretada. El problema surge cuando por estrés, malos hábitos alimentarios, sedentarismo, e insomnio se produce alteraciones hormonales que generan un mal metabolismo de la sal. Y esta lleva a la hipertensión”.

Por ello, los comportamientos saludables para reducir el riesgo son mantener un peso acorde a la estatura y a la edad, ingerir la sal que el organismo puede metabolizar, manejar el estrés diario con técnicas que lo contrarresten, como yoga, taichí, meditación, danza, etc, tener una sexualidad adecuada y realizar ejercicios acorde a gustos y capacidades.

“La Medicina Biomolecular complementa a la medicina convencional dado que estudia el origen bioquímico de las enfermedades, por lo que se sabe que normalizando la química cerebral ya se pueden normalizar el insomnio, y el estrés psicofísico de un paciente. Además se conoce el origen de la principal molécula vasodilatadora del cuerpo humano, llamado oxido nítrico. El oxido nítrico se genera gracias a la suplementación de arginina y Vitamina C. El magnesio es el mineral por excelencia que colabora con la vasodilatación produciendo la relajación de las arterias”, finalizó la experta.

Hipertensión arterial pulmonar

Se la suele conocer como la enfermedad de los labios azules, pero lo cierto es que la hipertensión arterial pulmonar (HAP) afecta aproximadamente a 52 personas por cada millón, es decir que tiene una tasa de mortalidad mayor a la de ciertos tipos de cáncer, advierten desde la Asociación Argentina de Hipertensión Pulmonar (Hipua).

Se trata de un trastorno en el cual la presión de las arterias pulmonares se encuentra aumentada, lo que provoca que el lado derecho del corazón aumente su esfuerzo para hacer circular la sangre, causando en el paciente un cuadro conocido como insuficiencia cardíaca, y en muchos casos, provocándole la muerte. Se estima que en el mundo afecta a 25 millones de personas, principalmente a mujeres entre 20 y 40 años.

Los síntomas de la HAP no son específicos y varían en cada individuo. Se identifican con la falta de aire, mareos, fatiga, desmayos, vértigo, debilidad, dificultad para realizar actividad física, y labios azules. Muchas veces estos síntomas se confunden con el asma, y en la mayoría de los casos el diagnóstico se retrasa hasta 2 años agravando la condición de quienes la padecen.

Esta enfermedad rara, puede ser causada por coágulos sanguíneos en el pulmón, algunas enfermedades congénitas del corazón y enfermedades de los pulmones. Asimismo, la HAP puede estar asociada a enfermedades de colágeno vascular, medicamentos para bajar de peso, VIH/SIDA, y ciertas enfermedades autoinmunes que dañan los pulmones. En muchos casos, no se encuentra otra enfermedad asociada y se la llama HAP idiopática.

Email: vingrassia@lanacion.com.ar | En Twitter: @vingrassia

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cartas de nuestros lectores

Sr. Director: Las buenas noticias debemos resaltarlas, especialmente cuando nos damos cuenta que la noche se va borrando tenuamente para dar lugar a un nuevo país. Me refiero que por fin, algunos Jueces, los que siempre fueron probos y que por temor trataron de quedar en el anonimato, hoy se pusieron la Toga y actúan con dignidad por el bien de la República. Dos nombres están resaltando y que son observados por la sociedad. El Juez Federal, Ariel Lijo y el Fiscal Jorge Di Lello. Han rechazado un pedido para sobreseer al vicepresidente Amado Boudou, de la Causa “Ciccone”.Merecen nuestros elogios y gratitud.¡Viva la Patria!

Alba Cuozzo
albacuozzo@yahoo.com.ar
 
Desde el  inicio del sistema previsional allá por los 40, los pasivos nunca dejaron de ser,”LOS PATOS DE LA BODA”. Mejor dicho, de la billetera perversa e  inmunda de los usura política. Emergencia Previsional, Económica, Estatización de los ahorros en la AFJP, Variable de ajuste,, (Sergio Massa). Los jubilados deben ser, “solidarios” (Sergio Massa). Fútbol Para Todos y, “Todas”etc.. Los bonos que recibieron, algunos pasivos  por ejecuciones judiciales reajustados, por el “costo de, Guillermo- INDEC- Moreno. El ANSES; la “bóveda” de Cristina.. Los ataques irracionales a dos miembros de la Sala II de la Cámara Federal de la Previsión Social. En el medio; varias idas y vueltas con los juicios y “entronar” a los que fueron cómplices de esta  “basura” llamada, ¡¡¡mis queridos abuelos!!. Massa, Boudou y Bossio deberían dar cuenta de sus “fechorías por ajusticiar” ancianos. Hoy se sumaron miles de implicados en esta, “CHARADA” que se dio en llamar:”Democratización de la Justicia”. Una  nueva instancia (van; ¡¡CINCO!!) solo para que el Cielo  abone lo que nunca podrán cobrar en la Tierra. Asesinan a una criatura y el periodismo hace toda una parafernalia mediática.Trasmiten los juicios por T.V. Crean un debate que parece interminable. Aparecen abogados dando opiniones jurídicas y sociales etc. Golpean, asesinan, masacran un “viejito” y, ¡MINGA!!.
Cristina Kirchner lo. HIZO.
Mario Tomasow.
 

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

CARTAS AL PAIS

Fuente Diaro Clarín

“Especialmente diseñado para la ANSeS”

Desde que gané un juicio de movilidad jubilatoria, mis haberes no se ajustan si no hago un tortuoso trámite, que parece especialmente diseñado para que la ANSeS demore su obligación de pagar la jubilación que corresponde.
En un Estado que parece que sabe todo de nosotros, que presume si tenemos hasta personal doméstico, que saben nuestra capacidad contributiva, no saben cuánto gana un docente en actividad. Tengo que conseguir una certificación de cuánto estaría ganando para presentarla en la ANSeS, para que en el mejor de los casos en seis meses me ajusten la jubilación.
Inicié un trámite el 21 de septiembre de 2012 y al día de la fecha no fue ni abierto el expediente, y siempre que voy a reclamar me dicen que ya está liquidado en relación a uno anterior del 29 de mayo de 2012.
La única movilidad que veo en mi jubilación es la cantidad de veces que voy y vengo de la ANSeS para que me ajusten el haber. En realidad, parece que la movilidad jubilatoria apunta no a mover la jubilación sino a mover al pobre jubilado, que como yo, con muchos años a cuestas, y con enfermedades, somos obligados a deambular para que la ANSeS cumpla con las sentencias judiciales de juicios que no deberían haber existido.
Nelly Alegre Tiano
alegrenelly@yahoo.com.ar

Voces, reclamos y esperas de jubilados
¡Qué alegría conocer las nuevas medidas económicas! ¿Es para los jubilados que cobramos la mínima? Compañeros jubilados, vayan preparando el viaje al exterior para traer los dólares y cambiarlos por los nuevos bonos. Le preguntaría a la Presidenta si no sería más conveniente y “convincente” darnos el 82 % a quienes cobramos la jubilación mínima, y no ayudar a 200 o 500 personas o “empresas” que manejan muchísimos millones de pesos o dólares.
Con las sonrisas de los cinco funcionarios que anunciaron las nuevas medidas, parecía una cargada, una burla, de las tantas a las que nos tiene acostumbrados el Gobierno “nacional y popular.”
Alberto García
agarciacami@yahoo.com.ar

Soy un docente de 76 años de edad, con 56 de actividad y aportes, los últimos 25 de ex director del CFP Nº 402 de Monte Grande y que, desde el 10 de abril, por disposición 221/12 de la DGCYE de la provincia de Buenos Aires fui “desplazado por faltas o hechos que configuran presuntivamente falta grave” y “presumariado”.
Más o menos $ 17.000 es lo que le cuesta a los contribuyentes para poner suplentes, cargos de mayor jerarquía, etc. Pasé a integrar el 31,5% de los que gozamos el sueldo integro por las razones expresadas y que le cuesta al Estado, el suplente de suplente etc.
¿No sería mejor que esperaran muy poco más, dado que solicité la jubilación por IPS, para poner a los “elegidos” y evitarme la angustia, depresión y presión arterial por ser discriminado? Seis personas firmaron un certificado ilícito, el único castigado fui yo. Fui engañado por la secretaria, instructoras y la comisión examinadora. Muy sugestivo. Señora directora de la DGCYE, le pido que averigüe.
Rubén Guillan
rubenguillan@hotmail.com

Señora Presidenta, soy una mujer de casi 63 años y cobro una pensión no contributiva de 1.470 pesos de bolsillo, cuenta N°0550594952. Se imaginara que con ese dinero no llego ni al 15 del mes.
Para llegar a fin de mes tuve que sacar fiado, con la vergüenza que involucra eso para mí. Ahora cobré, pero hay que pagar la deuda y ¿con cuánto debo vivir de nuevo este mes? Señora Presidenta y a quien le corresponda, necesito un trabajo, cuido personas mayores minusválidas, vivo en Caseros.
Liliana Marchesini
razzaprincesa@hotmail.com

Un grupo de jubilados salimos a pasar 6 días y 4 noches en Merlo, San Luis, con la Empresa “Pedraza Viajes y Turismo”. Nos sorprendió el paro de micros de larga distancia. Tendríamos que haber viajado el sábado 4 a la mañana. El grupo que debió hacerlo el viernes 3 se atrincheró (virtualmente) porque si no pagaban la estadía, el personal del hotel, propiedad también del grupo Pedraza, amenazó con llamar a la Policía para desalojarlos. Había una persona en silla de ruedas.
Los despacharon el sábado con el riesgo de que al llegar a Buenos Aires el micro sufriera alguna agresión. Entre tanto los noticieros sólo se concentraban en el conflicto de Retiro.
La situación que padecimos fue lamentable. Muchos jubilados ya habían agotado las reservas que llevaban. A algunos ya se les terminaban los remedios (me incluyo). Recién salimos de Merlo el martes a la 1 de la mañana. Mi pregunta es: ¿así cuidan a los “viejos”? ¿Dónde están los controles? ¿Es que además de robarnos parte de nuestros aportes de años y destinarlos a campañas y engañosas ni siquiera reconocen lo poco que nos queda y a lo que tenemos derecho? Calculo que es más de lo mismo del “vamos por todo”.
Diana Antonioli
daisyalvarez13@hotmail.com.ar

Enojo es lo que me produce cada vez que en sus discursos la Presidenta dice que en 10 años de gobierno no se ha podido llegar a todos los argentinos. Le digo que sí se habría podido llegar a todos, si no se hubieran quedado con los fondos de las AFJP, si el dinero de la ANSeS no se usara para financiar planes sociales, Aerolíneas, La Cámpora, computadoras, e incluyo en esto a la plata de la obra pública.
En fin, si dejaran de robar o devolvieran parte de lo que tan exitosamente han obtenido podrían llegar a quienes más lo necesitan. De esta forma habría más trabajo y menos clientelismo. Y los jubilados tendrían el merecido 82%.
Marta Russo
mgrusso66@hotmail.com

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

-Ratifican denuncia por vaciamiento de la Anses y asociación ilícita

Fuente. Notiar.com.ar

El dirigente radical porteño HUMBERTO BONANATA, junto a su colega patrocinante AGUSTIN VALOTTA, ratificó HOY la denuncia por VACIAMIENTO de la A.N.S.E.S. seguida contra

AMADO BOUDOU,

SERGIO MASSA,

 DIEGO BOSSIO,

AXEL KICILOFF

Y HERNAN LORENZINO

en grado de asociación ilícita por concurso real de delitos continuados desde que

MASSA asumió su cargo en el organismo previsional

 hasta la fecha.

La causa 8116/2012 se encuentra radicada ante el Juzgado Federal Nro. 1 a cargo de la Dra. MARIA ROMILDA SERVINI DE CUBRIA.

“Acompañamos 359 fojas de prueba de un delito consumado en forma reiterada que comenzó con MASSA y se amplió la malversación de caudales públicos, incumplimiento de deberes, administración fraudulenta, fraude contra la administración pública – TODOS ELLOS EN GRADO DE ASOCIACION ILICITA- entre otros que pueda acompañar al Sr. Fiscal y la causa, a nuestro criterio, se ha transformado de pleno derecho, ya que las pruebas de diversas publicaciones periodísticas, convierten al concurso delictivo como un “hecho consumado”, destacó Bonanata.

“Desde Fútbol y Automovilismo para Todos (y todas), pasando por el Plan de Viviendas Pro-Crear, Conectar Igualdad y los préstamos al Tesoro nacional y a la “kirchnerizada Y.P.F., ese dinero que aportamos los trabajadores activos le fue -liberalmente- robado a nuestros jubilados y pensionados que perciben haberes misérrimos, sentencias impagas y reajustes incumplidos”

“Hasta a Shocklender y Hebe de Bonafini les prestaron dinero genuino de los jubilados para permitirles cometer la estafa de “Sueños Incumplidos” que todos conocemos.

Confío en que los culpables sean citados a declaración indagatoria para garantizarles su derecho de defensa -no su impunidad- como cualquier delincuente merece, destacó el denunciante.

“A pesar de las acordadas de la Corte Suprema de Justicia y las condenas de la Organización de Estados Americanos y la Comisión Interamericana de DD.HH., esta banda ha hecho oídos sordos a la exigencia de Justicia y verdad. No puedo entender cómo estos caraduras pueden conciliar el sueño mientras un jubilado no puede comprar un remedio que le salve la vida”.

Esto se ha transformado en una causa de puro derecho: no hay nada más que aportar que los delitos consumados. Confiamos en que la Justicia en que ponga fin a un derrame contra los más débiles, concluyó BONANATA.

 

Fuente: Agencia NOTIAR

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized