Con la nueva fórmula, en marzo de 2018 las jubilaciones aumentarían 5,7% en lugar de 5,2%

FUENTE DIARIO CLARIN

Los ajustes se calcularan tomando en cuenta una combinación entre la inflación y la variación de los salarios.

ISMAEL BERMUDEZ

A propuesta del Senador Miguel Pichetto, el Gobierno aceptó cambiar su propuesta de movilidad de jubilaciones y demás prestaciones sociales. Así en lugar de que los aumentos de las jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales se ajusten cada tres meses por el IPC más el 5% del crecimiento anual del PBI en junio, se acordó que se ajustarán trimestralmente en un 70% por la suba de la inflación y el 30 % restante por el indice RIPTE, que elabora el Ministerio de Trabajo según la variación de los salarios formales. Y se acordó eliminar el plus del 5% de crecimiento real de la economía.

Con este cambio, el próximo primer aumento de las jubilaciones y prestaciones sociales, en marzo, en lugar del 5,2%, será del 5,7%.Representa una mejora de 0,5 puntos. En el haber mínimo la mejora adicional es de $ 36.

e esta manera, el haber mínimo bruto –antes de los descuentos– que cobra más de la mitad de los 6,5 millones de los jubilados y pensionados, en lugar de subir en marzo de 2018 de $ 7.246 a $ 7.623, pasará a $ 7.659. Y la Asignación Universal por Hijo (AUH) de $ 1.412 en lugar de pasar a $ 1.485, subirá a $ 1.492, un adicional de $ 7 por sobre la fórmula original del Gobierno. .

Así las cosas, esta nueva versión de la fórmula no altera sustancialmente la fórmula original. Es que el problema central es que con la fórmula hoy vigente, en marzo de 2018 el aumentono debería ser inferior al 12%, y la nueva fórmula acordada en el Senado la reduce al 5,7%.

Esto explica la rápida aceptación por parte del Gobierno ya que le permitiría al Gobierno pagar durante 2018, aumentos inferiores en torno de los $ 100.000 millones, un punto central del acuerdo del Gobierno con los Gobernadores.

Para los especialistas, el problema no está solo en los índices de actualización – salarios, inflación o recaudación– sino que se reemplaza en forma retroactiva un indice semestral que debía aplicarse en marzo por otro solo trimestral. Por esa razón y ya devengado el segundo semestre, el especialista Guillermo Jauregui dice que “se reemplaza retroactivamente una fórmula de movilidad que se encuentra vigente por otra que no solo reemplaza el aumento combinado de salarios y recursos tributarios destinados a la Seguridad Social por el Índice de Precios Minoristas sino que cercena un período semestral de referencia (julio/diciembre 2017), ya devengado, por uno trimestral (Julio/septiembre de 2017)”.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

El peronismo presiona para hacer cambios en la ley de reforma jubilatoria

FUENTE: DIARIO CLARIN

El proyecto será tratado hoy en comisión. En el bloque del PJ hablan de mejorar el plus por encima del ajuste por inflación en los haberes. El oficialismo quiere sacar hoy mismo el dictamen.

CARLOS GALVAN

El peronismo presiona para hacer cambios en la ley de reforma jubilatoria

El destino inmediato de la ley de reforma previsional que impulsa el Gobierno quedó momentáneamente en manos de los gobernadores. Hoy fueron invitados a exponer en un plenario de comisiones del Senado y dependiendo del número de mandatarios que asistan, de su relevancia política y de lo que digan, el proyecto podrá, o no, avanzar, según admitían anoche en la aún mayoritaria bancada del PJ-FpV.

Al plenario de las comisiones de Trabajo y Presupuesto fueron invitados los ministros Rogelio Frigerio y Nicolás Dujovne y todos los gobernadores. En la Casa Rosada aseguraban anoche que tenían confirmada la presencia de 16 gobernadores en total, 13 opositores y 3 oficialistas.

Pero en el peronismo en el Senado manejaban números más modestos. Decían que de la oposición solo tenían confirmados a los peronistas Juan Schiaretti, Gustavo Bordet, Juan Manuel Urtubey y Rossana Bertone y al rionegrino Alberto Weretilneck.

Del oficialismo se esperaba a Gerardo Morales, Ricardo Colombi, María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

“Si vienen muchos gobernadores y de los importantes y avalan el proyecto, seguramente le daremos despacho. Ahora si no vienen buscaremos introducir cambios en el proyecto”, confió un senador clave de la bancada del pejota.

Ese senador mencionó puntualmente como “importantes” a la santacruceña Alicia Kirchner, al pampeano Carlos Verna y al formoseño Gildo Insfrán.

En el Gobierno insistían ayer con que buscarán que la ley salga sin cambios ya que así fue acordada con los gobernadores la semana pasada, en el pacto que firmaron con Mauricio Macri.

También mostraban optimismo en que hoy el oficialismo logrará darle dictamen a la iniciativa -y también a la de Consenso Fiscal- para que pueda obtener ya la semana próxima media sanción.

La de Pacto Fiscal, que sí tendría consenso, establece un compromiso de las provincias de bajar el impuesto a los Ingresos Brutos y una solución al conflicto por el Fondo del Conurbano, entre otros puntos.

Se hablaba, incluso, de aprobar ambos proyectos en una sesión de horario bastante inédito: la madrugada del jueves 30. El horario es porque ese jueves se cumplirían los 7 días exactos del dictamen que el reglamento exige para que una norma llegue al recinto.

En la oposición calificaban a la hoja de ruta oficialista de “demasiado optimista”.

El punto más conflictivo de la reforma previsional es el ajuste de los valores de las jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales de acuerdo con la inflación más un plus relacionado con el crecimiento de la economía.

La propuesta oficial es que ese plus sea del 5% de la evolución del PBI en términos reales. En caso de un crecimiento de 4% implicaría, para un sueldo de $10.000, apenas $ 20.

En el peronismo se hablaba ayer de que se buscaría que ese extra sea del 40% de lo que crezca el PBI. Así, si la economía aumentara un 4%, el plus por encima de la inflación sería del 1,6%. En dinero la diferencia entre uno y otro esquema es ínfima.

La última palabra, sin embargo, la tendrán el Gobierno y los gobernadores. Se espera que las negociaciones continúen durante todo el día, por lo que el oficialismo espera que en caso de que haya acuerdo el dictamen se termine firmando por la noche.

El martes, el presidente de la comisión de Trabajo, el peronista pampeano, había dicho que estaba en contra de un tratamiento exprés de los proyectos. “No veo que estén dadas las condiciones para que este debate pueda darse en un sólo día, no veo cuál es el motivo de la celeridad”, sostuvo.

Hay sectores del peronismo que trabajaban ayer para postergar al menos una semana los dictámenes.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Desde marzo, la jubilación mínima pasaría a $ 7.623 y la AUH, a $ 1.485

FUENTE: DIARIO CLARIN

Es por el cambio en la fórmula de la movilidad que prevé el proyecto oficialista acordado con los gobernadores. Es una suba de 5,2%.

ISMAEL BERMUDEZ

Desde marzo, la jubilación mínima pasaría a $ 7.623 y la AUH, a $ 1.485

Mauricio Macri firma la semana pasada el acuerdo con gobernadores que prevé cambios en las jubilaciones. Lo acompañan Vidal (Buenos Aires) y Corpacci (Catamarca).

Por el cambio en la fórmula de movilidad que propone el Gobierno, el haber mínimo bruto –antes de los descuentos– que cobra más de la mitad de los 6 millones de los jubilados y pensionados subirá en marzo de 2018 de $ 7.246 a $ 7.623, un incremento de $ 377. Y la Asignación Universal por Hijo (AUH) de $ 1.412 pasará a $ 1.485, un incremento de $ 73.

Estas cifras son porque las jubilaciones, pensiones y demás prestaciones sociales que alcanzan a más de 17 millones de personas se ajustarán en marzo próximo en un 5,2%, si se aprueba el proyecto oficial que ingresó el viernes al Congresoque estipula que el próximo primer aumento se basará en la inflación de julio-septiembre de 2017.

Luego, en junio, esos beneficios se ajustarán por la inflación de octubre a diciembre de 2017, más un 5% de la variación porcentual real del Producto Bruto Interno. Esto significa, por ejemplo, que si la inflación del cuarto trimestre fuese del 4,5% y el crecimiento anual del 4%, el plus por PBI sería de 0,2 puntos y el aumento total sería del 4,7%.

De aquí se desprende que para una jubilación o pensión de $ 10.000, el plus anual por crecimiento sumaría $ 20 más por jubilado o pensionado por mes. En cambio, si se otorgara todo el aumento del PBI, el plus anual sería de $ 400.

Además de cambiar la fórmula de movilidad, el proyecto propone reemplazar el aumento semestral por incrementos trimestrales pero con un desfase de hasta de 6 meses. Esto es así porque, por ejemplo, recién en junio de 2018 los beneficiarios de las prestaciones recibirán la inflación de cuarto trimestre de 2017, de acuerdo al proyecto oficial.

En cambio, con la actual fórmula, en marzo de 2018 las prestaciones deberían aumentar por las variaciones de las variables – salario/recaudación– del segundo semestre de 2017. En septiembre de 2018, se repite el desfase porque el aumento de haberes se basará en la inflación de enero-marzo de 2018, cuando por la actual fórmula deberían aumentar por lo que pasó entre enero y junio de 2018.

El especialista Guillermo Jáuregui insiste en que la fórmula no puede ser modificada en forma retroactiva. Su argumento es que, al votar el Congreso la nueva fórmula, ya estarán devengados los índices de la fórmula actual (salarios/recaudación) que arrojarían no menos del 12% a otorgar en marzo.

El proyecto fija que los “beneficiarios de la PBU (Prestación Básica Universal) tendrán la garantía del 82% del salario mínimo, vital y móvil –una relación que ya rige en la práctica– que acrediten 30 años de aportes efectivos. Expresamente, excluye de esa garantía a los que se jubilaron por moratoria. Pero, según los especialistas, las jubilaciones de regímenes con menos de 30 años de aportes, los que se jubilaron con “exceso de edad” compensando años de aportes y las pensiones por invalidez o fallecimiento (que se calculan sobre el sueldo, y no tienen PBU) quedarían al margen de esa garantía, con lo que habría diferentes haberes mínimos, según el tipo de jubilación o pensión, menores al mínimo universal.

Otro cuestionamiento de los especialistas es que, mientras las jubilaciones y pensiones ya otorgadas se ajustarán por inflación, los haberes de los nuevos jubilados se basarán en el sueldo promedio de los últimos 10 años actualizados por una nueva fórmula que toma en cuenta la variación de los salarios (RIPTE). La falta de uniformidad en los índices de ajustes puede llevar a desfases en el sistema, advierten.

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Congreso: con el aval de los gobernadores, el oficialismo apura la reforma jubilatoria

FUENTE: DIARIO CLARIN

Cambiemos buscará darle dictamen esta semana y aprobarla la próxima en el Senado. No descartan conceder un mayor plus en la fórmula de movilidad, aunque ya tendrían los votos. 

MARTIN BRAVO

CARLOS GALVAN

Congreso: con el aval de los gobernadores, el oficialismo apura la reforma jubilatoria

Cerrado el pacto con los gobernadores y la CGT, el Gobierno decidió acelerar el tratamiento de los proyectos de reforma con un primer raid en el Senado. Los mandatarios provinciales firmaron el acuerdo -todos menos San Luis- para no perder recursos y avalaron el cambio en la fórmula de movilidad de los haberes jubilatorios, una iniciativa ya controvertida que sumó críticas al conocerse los detalles y el carácter mínimo del pluspor encima de la inflación.

El oficialismo no descarta aceptar modificaciones, aunque vislumbra un panorama favorable para tener los tres proyectosingresados en esa Cámara -previsional, cambios laborales y pacto fiscal- aprobados a fin de mes.

El Senado tendrá una actividad intensa de acuerdo con el cronograma diseñado por Cambiemos: este miércoles y jueves debate en comisión y firma de dictámenes, una semana después votación en el recinto. Jorge Triaca -ministro de Trabajo- irá a defender la reforma laboral y un grupo de gobernadores expondrá a favor del pacto fiscal.

El Gobierno buscará así compartir el costo político del cambio de movilidad: aun cuando los mandatarios eviten referirse a ese punto, los proyectos llegaron al Congreso en forma de paquete.

“Trabajamos para tener el apoyo de la CGT y los gobernadores, así que calculamos que el peronismo va a contribuir a que tengan sanción”, dijo Federico Pinedo -presidente provisional del Senado- a Clarín.

Miguel Pichetto, jefe del bloque del PJ y clave para la Casa Rosada, habló en la misma línea de tratarlos en el período de sesiones ordinarias, es decir antes del 30 de noviembre. Ya se había contado uno de los motivos: apurar los debates para terminarantes de que ocupe su banca Cristina Kirchner, para evitar darle un escenario de confrontación aun cuando eso no impidiera la aprobación de los proyectos.

El Gobierno impulsaba ajustar de manera trimestral los valores de las jubilaciones, pensiones y prestaciones sociales de acuerdo con la inflación y antes de la firma del pacto incluyó un plus para garantizar un aumento mayor, a pedido de los gobernadores.

Al conocerse la fórmula volvieron las críticas, porque la variación tendrá un desfase de hasta seis meses y el extra en junio será del 5% de la evolución del PBI en términos reales. Este último ítem en caso de un crecimiento de 4% implicaría, para un sueldo de $10.000, apenas $20.

Con la nueva fórmula, el haber mínimo bruto iría en marzo de $7.246 a $7.623 y la Asignación Universal por Hijo de $1.412 a $1.485, un 5,2% basado en la inflación de julio a septiembre de este año. Con la movilidad actual la suba sería de no menos de 12%. Y el texto también extiende de manera opcional hasta los 70 años la edad jubilatoria.

El oficialismo no descarta aceptar alguna modificación al plus, aunque los votos ya le alcanzarían para aprobar el proyecto.

“Está previsto que salga todo porque atrás están los gobernadores. Con la fórmula hay consenso. Si surge alguna propuesta de la oposición, veremos”, adelantó la postura un funcionario encargado de las negociaciones.

Pichetto abrió el camino para avanzar: consideró “realmente equitativo” el ajuste por inflación y crecimiento de PBI. “Hay que ir ordenando el sistema previsional”, dijo a radio Mitre.

Algunos senadores peronistas por lo bajo expresaron críticas, aunque descontaron que el paquete pasará el filtro de la Cámara.

“La fórmula es muy amarreta, pero a los gobernadores les interesa no perder plata y los proyectos van a salir”, estimó uno con buen vínculo con el oficialismo, aunque advirtió: “Va a generar mucha litigiosidad y a necesitar una homologación de la Corte, para evitar una andanada de juicios”.

Otro legislador peronista dio un diagnóstico similar: “La mayoría va a apoyar, no hay margen de maniobra”.

La reforma implicaría un ahorro de unos $ 100.000 millones y para conseguir el apoyo Nación compensó a las provincias con un bono por $ 80.000 millones

Para cerrar filas y reforzar los argumentos para los debates, los ministros de las áreas de las reformas expondrán mañana -sería en la Casa Rosada- ante los diputados y senadores actuales y electos de Cambiemos.

En la Cámara baja el Presupuesto 2018 y la reforma tributaria quedarían para extraordinarias. En ese caso Cristina Kirchner ya sería parte del tratamiento en el Senado: allí llegarían esos proyectos después de la asunción de la ex presidenta.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Así se calcularán los aumentos jubilatorios si avanza el proyecto de reforma previsional del Gobierno

FUENTE: INFOBAE

La Casa Rosada propuso una nueva fórmula basada en el inflación y la evolución del PBI

Con las firmas del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el Gobierno nacional envío esta madrugada a la Cámara de Senadores el proyecto de reforma previsional consensuado con los gobernadores que cambiará la forma de aplicar los aumentos jubilatorios a partir del año que viene. Pero también consta de otros agregados, entre ellos, la extensión optativa de la edad jubilatoria a los 70 años y la fijación del 82% móvil a los beneficiarios de la jubilación mínima.

La propuesta girada al Congreso plantea importantes modificaciones al núcleo Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), siendo el eje de esta revisión el índice de movilidad de los haberes, en la que se incluye, parcialmente, algunos reparos de sectores de la oposición.

Tal como se había anticipado, los incrementos se aplicarán en base a la evolución de la inflación, en base al Índice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec), y serán trimestrales, a otorgarse en los meses de marzo, junio,septiembre y diciembre de cada año.

Sin embargo, hay agregados novedosos. La fórmula incluye, además del porcentaje a otorgar vía IPC, una suba en relación al crecimiento de la actividad económica calculado a junio de cada año, por lo que se incorporará a los haberes a partir de ese mes. Este valor se otorgará “en relación al 5% de la variación porcentual real del PBI“.

Según se indica en el proyecto, que ingresó hoy a las 00:51 al Senado, la actualización de los haberes no podrá ser a la baja en ningún caso. Es decir, cuando se produzca el caso hipotético de una caída de la inflación o del PBI, los haberes no disminuirán.

De aprobarse en el Congreso, la nueva fórmula comenzará a aplicarse a las jubilaciones partir del 1 de marzo de 2018. La primera suba se ejecutará tomando como base la evolución de los precios entre septiembre y junio de 2017. En junio de 2018, se fijará en torno a la variación entre diciembre y septiembre del año pasado. En septiembre de 2018, se ajustará en relación a la variación entre diciembre de 2017 y marzo del año que viene; y finalmente, en diciembre de 2018, se pagará en función a la inflación entre junio y marzo.

82% móvil y aumento optativo de edad jubilatoria

En el capítulo para fijar los aumentos jubilatorios mínimos, el Gobierno propone otorgar una Prestación Básica Universal (PBU) que consiste en el 82% móvil del valor del Salario Mínimo Vital y Móvil.

Con esta medida, “se busca reforzar el principio de proporcionalidad premiando el esfuerzo de cotización realizado, sin perjuicio de tener presente el principio de solidaridad que debe regir para todos los institutos que forman parte de la seguridad social”, destaca el texto.

En tercer lugar, el proyecto modifica la “facultad del empleador para intimar al trabajador a jubilarse“, fijando el derecho optativo de cada empleado a extender su edad jubilatoria hasta los 70 años.

“A partir de que el trabajador cumpla 70 años de edad y reúna los requisitos necesarios para acceder a la Prestación Básica Universal, el empleador podrá intimarlo a que inicie los trámites pertinentes“, se explica en la reforma previsional. Sin embargo, se aclara en el texto que el trabajador no pierde el derecho a solicitar su jubilación antes de cumplir de los 70 años.

Para justificar el aumento optativo de la edad jubilatoria, la Casa Rosada señala en el proyecto que existe “un importante sector de la población con una esperanza de vida superior a la de las generaciones precedentes y con ganas e intenciones de seguir trabajando más allá de la edad de jubilación”.

El debate en torno a la fórmula de actualización

Actualmente, las jubilaciones se actualizan a partir de una ecuación que combina la evolución de los salarios y el incremento de la recaudación, un sistema que rige desde 2009 y que se implementa de manera automática dos veces, en los meses de marzo y septiembre.

Con este esquema, hubo años en que los jubilados perdieron poder adquisitivo cuando la recaudación y los aumentos salariales quedaron retrasados con respecto a la inflación.

“La revalorización automática de las prestaciones a través del índice de precios al consumidor nacional asegura el mantenimiento del poder adquisitivo de las mismas ante la erosión provocada por la variación de precios, preservando su valor en el tiempo“, asegura el texto enviado al Senado.

Sin embargo, voces críticas al Gobierno advierten que con el la nueva fórmula los aumentos para la clase pasiva serán menores al del esquema anterior. La diputada del Frente Renovador y especialista en sistema previsional, Mirta Tundis, consideró que la actualización por inflación “empeora la situación“. “El 76% de los jubilados tienen los haberes por debajo de los 15 mil pesos. ¿Cuánto le va a mover un aumento del 3% trimestral a un jubilado?”, se preguntó la legisladora. El defensor del Pueblo de la Tercera Edad de la Ciudad de Buenos Aires, Eugenio Semino, advirtió que ajustar los haberes jubilatorios por inflación sería “ratificar la condena a muerte” de los adultos mayores.

Por su lado, el diputado nacional de La Cámpora, Axel Kicillof alertó que la reforma es “un palazo” para los jubilados, ya que el ajuste de la fórmula “implica que unos 100 mil millones de pesos van a ir una parte a la gobernadora (María Eugenia) Vidal y otra en la reducción de impuesto para los empresarios”.

Sin embargo, la Casa Rosada intenta replicar el argumento de la virtual congelación de los haberes reales con la incorporación de la variación del PBI, lo cual supone “aumentos por encima de la inflación“, según afirmó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. En tanto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, defendió la reforma acordada con los gobernadores al advertir que el objetivo es “dar sustentabilidad” al sistema.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Jubilaciones: deberá pagarse el aumento de 12% en marzo por la actual fórmula y en abril arrancaría la nueva

FUENTE: DIARIO CLARIN

ISMAEL BERMUDEZ

Es porque toma en cuenta la variables de julio-diciembre de este año.

Jubilaciones: deberá pagarse el aumento de 12% en marzo por la actual fórmula y en abril arrancaría la nueva

Los jubilados cobrarán en marzo haberes con subas mínimas de 12%. Foto: MAURICIO NIEVAS

Si a partir de enero próximo cambia la fórmula de movilidad, como acordaron los gobernadores con el presidente Mauricio Macri, en marzo de 2018 los 17 millones de jubilados y beneficiarios de prestaciones sociales deberían recibir un aumento de no menos del 12 % por el período julio-diciembrede este año y en abril otro aumento de acuerdo a la inflación de enero-marzo de 2018 más un plus que aún falta determinar.

Así explicaron a Clarín especialistas en Seguridad Social quienes señalaron que la actual fórmula de movilidad fija que los aumentos de marzo y septiembre de cada año se calculan en base a la evolución de los índices por semestre calendario: la movilidad de septiembre por los índices de enero a junio y la movilidad de marzo por los cambios entre julio y diciembre del año anterior. En consecuencia, antes que entre en vigencia la nueva fórmula, el aumento correspondiente al período julio-diciembre, que debe pagarse a partir de marzo de 2018, deberá calcularse por la actual fórmula que toma en cuenta por mitades la evolución de los salarios y de la recaudación entre julio y diciembre de este año.

Mirá también

Rogelio Frigerio: el pacto fiscal garantiza el 82% móvil a los jubilados que cobran la mínima

En base a la evolución hasta ahora de estas dos variables, se estima que hacia fin de año la movilidad del semestre julio-diciembre 2017 no debería ser inferior al 12%.El especialista previsional Guillermo Jáuregui precisó que “si bien la movilidad se concede a partir del primero de marzo y septiembre de cada año, en diciembre ya estará devengado el 100% del aumento que debe abonarse en marzo próximo. Por tal razón, consideramos que cualquier modificación al procedimiento solo será válida a partir de marzo de 2018 si se deroga la fórmula actual en el Congreso Nacional y se sanciona la consiguiente reforma. Intentar modificar retroactivamente el procedimiento de la movilidad vulneraría la garantía constitucional de la movilidad consagrada en el art. 14 bis de la Constitución Nacional”.

Mirá también

Por el pacto fiscal, acuerdan actualizar las jubilaciones y la AUH por encima de la inflación

Con relación a la garantía de que el haber mínimo sea de al menos del 82% del salario, mínimo y móvil, los especialistas también dicen que no modifica en la práctica la situación actual. El haber mínimo bruto, antes de los descuentos, actualmente es de $ 7.246, 64 y el sueldo mínimo de $ 8.860, o sea es equivalente al 81,8%.

El acuerdo también asume el compromiso de “impulsar la eliminación de las inequidades generadas por los regímenes de jubilaciones de privilegio”, sin especificar cuáles son.

En realidad se trata de jubilaciones especiales cuya característica es que otorgan el 82 o 85% móvil sobre el sueldo que cobran si estuviesen en actividad, como docentes o docentes universitarios, investigadores, servicio exterior, judiciales y guardaparques nacionales. Y durante la etapa activa aportan 2 puntos más, como docentes y científicos, y el resto aportan sobre el total del sueldo, sin tope. También hay regímenes diferenciales por tareas riesgosas, como minería o actividades insalubres, con edades de jubilación inferiores al régimen general.

Otro cambio, en la reforma impositiva, es que en forma gradual se eliminará el actual tope salarial de $ 81.918,55 de retención previsional del 11% al empleado de mayores sueldos.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cartas al País

FUENTE: DIARIO CLARIN

Hace seis años que mi hija inició en la ANSeS el trámite para la pensión

Hace seis años que mi hija inició en la ANSeS el trámite para la pensión

Señor Basavilbaso, usted había dicho que los juicios con sentencia no iban a ser apelados por la ANSeS. Pues mi hija, con cuatro hijas a cargo, solicitó la pensión por fallecimiento de su esposo e inició los trámites en la ANSeS en agosto de 2011, que llevaron cuatro años sin logros.

Luego se encaró un juicio en el Juzgado Federal de la Seguridad Social N°9 en agosto del 2014, y otros tres años de espera sabiendo los tiempos de la Justicia, en total: seis años. A fines de septiembre salió la sentencia favorable, pero los primeros días de octubre la ANSeS apeló la misma y pasó a la Cámara Federal de la Seguridad Social, y habrá que esperar más.

El expediente Judicial es el 53101/2014, “Emiliani, María Cecilia y Otros c/Anses s/Pensiones en la Sala III de la mencionada Cámara, en Lavalle 1268, de la CABA. Siento impotencia, falta de humanidad de las instituciones y de la Justicia. Pero tenemos a Zaffaroni que cobra una pensión de $ 362.000, y miles de jubilaciones y pensiones graciables que habría de cortarlas de cuajo, pero para eso los funcionarios deberían tener el coraje del que carecen.

Julio Emiliani

juliopedro.emiliani@gmail.com

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Hace meses pasé por la ANSeS de Victoria al no tener novedades de la famosa Reparación Histórica, que algunos con menos aportes que yo han recibido hace tiempo. He hecho unos cuántos aportes más de los que me reconocen, porque en cada colegio particular en que ejercí la docencia se ocuparon de descontar religiosamente el porcentaje debido para la Caja de Previsión.

Esos dineros, misteriosamente, fueron a parar al proverbial “buco nero”. Cada vez que he ido a reclamar a la ANSeS me salen con que mis papeles están en manos de otros para su “estudio” y que no saben ni dónde ni quién.

Pregunté: -¿Será ahí en esa repartición de Paseo Colón (sombrío antro, según parece, vedado a toda observación pública)?

-No lo sabemos, responden.

Entonces ¿quién lo sabe, el Gran Bonete? ¿O será que pasa por ahí un pistolero enmascarado a obligarles a entregar los expedientes, que se lleva a un destino desconocido en su bolsa negra?

Alejandro Lean

jpcoro@gmail.com

La ANSeS castiga a los jubilados docentes de la CABA, incluidos en “leyes especiales.” Los jubilados comunes cobraron durante el presente año un 28% de aumento por movilidad.

Los jubilados de privilegio reciben sumas astronómicas; están también los jubilados que nunca hicieron ningún aporte y el gobierno anterior los jubiló. A los jubilados docentes de la CABA se nos exige que presentemos la grilla salarial del personal en actividad, en el mismo cargo. No voy a ahondar el tiempo que transcurre y a los distintos organismos a los que nos tenemos que dirigir y los meses que pasan hasta obtener la misma.

En la grilla de agosto el aumento tiene un porcentaje no remunerativo de más del 10% que se paga “en negro” y no aporta para la jubilación. Pero la ANSeS dice que no nos corresponde cobrarlo. Durante 2016 no percibimos ningún aumento, ya que el mismo se abonó en mayo de 2017 y en el presente año no cobramos ningún otro aumento. Por lo tanto, la ANSeS está incumpliendo las sentencias judiciales donde se establece lo que debemos percibir.

Susana Promet

robertonasta1931@gmail.com

Estoy preocupado por lo que va a hacer el presidente Muricio Macri con los jubilados de aumentarles de acuerdo a la inflación que ellos mismos arreglarán. Total, qué importa, si ellos ganan bien . Y el “indefensor” de la Tercera Edad,… ¿a dónde está?

Roberto Di Gregorio

roberdigre@hotmail.com

Señor Presidente, desde un comienzo apoyé el cambio, y lo sigo apoyando, pero hay cosas en las que por lo menos yo no lo he tenido. Mi esposo murió en 2013 sin poder cobrar su juicio retroactivo jubilatorio con sentencia firme, por eso pensé que con este gobierno, a mí no me iba a pasar lo mismo, iba a cobrar mi juicio antes de morirme, ya que usted dijo que se iban a pagar las sentencias.

Parece que no es así, todavía no he cobrado la mía. Sólo le pido que no me decepcione.

Amaya Uralde

amayauralde@yahoo.com.ar

Los argumentos esgrimidos para modificar el ajuste de las prestaciones jubilatorias, es por demás conocido. No sólo en nuestro país, sino en el mundo, la relación entre aportantes y beneficiarios se ha ido ampliando por el incremento de la expectativa de vida. Hacer que las jubilaciones se ajusten sólo por el índice de inflación, sería condenar a una masa de la población a recibir ingresos sin ningún incremento real (por sobre la inflación) y cuando no, si se volviera hacia la experiencia pasada, a ajustarlo por índices que no reflejan el incremento del costo de vida. Tener atado los ajustes semestrales a la evolución de recaudación y convenios colectivos de trabajo, hace que la inmensa mayoría de los jubilados y pensionadas, tengan el mismo tratamiento que los gremios que pactan sus paritarias libres, y a una recaudación previsional variable.

Claro, a los jubilados no los defiende nadie, no tienen CCT ni medios de presión para obtener aumentos; sólo los legisladores pueden bloquear esta lamentable propuesta, consiguiendo que el sistema actual perdure y procurando corregir las verdaderas causas de este desatino: trabajo en negro, jubilaciones de privilegio, regímenes especiales y un aumento de la edad jubilatoria (con beneficios para las empresas que tomen o mantengan trabajadores hasta los 70 años).

Evitemos que el hilo se corte por lo más delgado y defendamos los derechos de los mayores, ya que todos, alguna vez, lo serán.

Gabriel G. Borgnia

gabrielborgnia@hotmail.com

La crueldad de un plan que sugiere castigar aún más a los que menos cobran, los jubilados, mientras se bajan los impuestos a los 0 Km de los que más tienen, es algo un tanto grotesco. Ahorremos en “ravioles” cerrando, por ejemplo, el Banco Central, que (a mí entender) no sirve más que para timbear y frenar la economía. Ahorremos en aviones caza de museo. Y sobre todas la cosas, por favor, ahorremos en viajes presidenciales que sólo sirven para atestiguar que el presidente Macri cae bien a la gente de otros países y la Primera Dama hechiza a todos con su “encanto”, pero que nadie nos va a dar algo si no tenemos qué ofrecer a cambio. Es, simplemente, la premisa retributiva de todo intercambio comercial.

Leonardo Peusner

leonardo.peusner@gmail.com

Leí la noticia de que el Pacto Fiscal se financiará a costa de los jubilados. Es realmente increíble. Desde que tengo uso de razón, los distintos gobiernos echaron mano a las cajas jubilatorias para financiar sus déficit crónicos. Pero no creí que este gobierno caería en lo mismo. Los más de cien mil millones de pesos del blanqueo, ¿no iban a ir a los jubilados? Yo quiero cobrar de acuerdo a lo que aporté durante 40 años, sin necesidad de hacer juicio, o de aceptar una seudo Reparación Histórica que, en mi caso, es totalmente ridícula. Señor Presidente, póngase las pilas.

José Antonio Manago

managofamily@fibertel.com.ar

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized