El primer aumento a los jubilados en 2020 llegará en marzo y será de 11,56%

FUENTE: DIARIO CLARIN

Hay otro previsto para diciembre, de 8,74%. Será para jubilados, asignaciones familiares y beneficiarios de AUH.

  • Ismael Bermudez ibermudez@clarin.com

Balance. Como los salarios, las jubilaciones pierden con la inflación.

Durante diciembre, los jubilados, pensionados y demás beneficiarios de la Seguridad Social cobrarán sus haberes con un aumento del 8,74%, el último de la gestión de Mauricio Macri. Y ahora se sabe que, de acuerdo a la actual fórmula de movilidad, en marzo del año próximo el aumento debería ser del 11,56%. En total, esos aumentos comprenden a 18 millones de beneficios.

El interrogante que surge, a raíz de las declaraciones del Presidente Alberto Fernandez durante la campaña electoral, es si el nuevo Gobierno mantendrá esa fórmula, si impulsará alguna modificación de la ley previsional u otorgará antes un aumento de emergencia adicional a cuenta o no de ese aumento.

Además, la Corte Suprema deberá pronunciarse respecto a si la aplicación retroactiva de la formula de movilidad es inconstitucional, según el fallo de la Sala III de la Camara de la Seguridad (caso Miguel Fernández Pastor), y si su vigencia también lo es porque perjudicó a los jubilados, como reclama el demandante Fernández Pastor.

Una variante que impulsa el ex Ministro de Trabajo Carlos Tomada es reemplazar la actual fórmula por otra que tome en cuenta, alternativamente, la evolución de la inflación (IPC del INDEC) y el RIPTE (salarios de los trabajadores formales). De ambos índices prevalecerá el que sea más favorable a los jubilados, con la condición de que el RIPTE sea consistente con la evolución de la recaudación del sistema de Seguridad Social. Si no cumple ese requisito, los haberes se ajustarían por la inflación.

La propuesta también modificaría los plazos para cobrar los aumentos: en lugar que la movilidad se aplique cada tres meses con un rezago de seis meses, se mantendría la suba trimestral pero en función de la variación del IPC o RIPTE de los dos meses anteriores.

En ese caso, en el primer aumento el empalme de ambas fórmulas deberá sumar el ajuste de la anterior fórmula y el primero de la nueva fórmula. Mientras tanto, el nuevo incremento de las prestaciones que debería aplicarse en marzo –y que se conoce con más cuatro meses de anticipación– surge en un 30% de la evolución de los salarios formales según el índice Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) y del 70% de la inflación entre julio y septiembre pasados, según la fórmula de movilidad aprobada a fines de 2017, con retroactividad a septiembre de 2017.

Con el incremento del 8,74% en diciembre la jubilación mínima alcanzará los 14.068 pesos. Y en marzo a 15.694 pesos. En tanto, las pensiones no contributivas se reducen al 70% del haber mínimo y la PUAM (Pensión Universal al Adulto Mayor) al 80% de esos valores.

En estos cuatro años, con la anterior y la nueva fórmula de movilidad, la evolución real de las prestaciones fue la siguiente:

• En 2016, con una inflación del 40,7%, bajo la fórmula anterior, los haberes subieron el 31,7%: 10 puntos menos.

• En 2017, la movilidad arrojó un 28% contra una inflación del 24,8%; una mejora de 3,2 puntos.

• En 2018, ya con la nueva fórmula, la suba de los precios ascendió al 47,6%, y los haberes aumentaron el 28,5%: un retroceso de 19,1 puntos.

• En 2019, los haberes subirán 51,1%, con una inflación estimada de 55,6%, según consultoras y entidades privadas. Sería un retroceso de 4,5 puntos. En resumen: a fin de 2019, las jubilaciones y demás prestaciones sociales tendrán una caída en términos reales del poco más del 20% con relación a fines de 2015.

El resultado real del 11,56% de marzo dependerá de que pase con los precios en el primer trimestre del año próximo. ■

 

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Con la fórmula de hoy, el primer aumento a jubilados de Alberto Fernández debería ser de 11,56% en marzo

FUENTE: DIARIO  CLARIN

La última suba prevista para la gestión de Mauricio Macri es la de diciembre, que será de 8,74%. La mejora abarca a jubilados, pensionados, asignaciones familiares y beneficiarios de AUH.

ISMAEL BERMUDEZ

Durante diciembre, los jubilados, pensionados y demás beneficiarios de la Seguridad Social cobrarán sus haberes con un aumento del 8,74%, el último de la gestión de Mauricio Macri. Y ahora se sabe que, de acuerdo a la actual fórmula de movilidad, en marzo del año próximo el aumento debería ser del 11,56%. En total, esos aumentos comprenden a 18 millones de beneficios.

El interrogante que surge, a raíz de las declaraciones del Presidente Alberto Fernandez durante la campaña electoral, es si el nuevo Gobierno mantendrá esa fórmula, si impulsará alguna modificación de la ley previsional u otorgará antes un aumento de emergencia adicional a cuenta o no de ese aumento.

Además, la Corte Suprema deberá pronunciarse respecto a si la aplicación retroactiva de la formula de movilidad es inconstitucional, según el fallo de la Sala III de la Camara de la Seguridad (caso Miguel Fernández Pastor), y si su vigencia también lo es porque perjudicó a los jubilados, como reclama el demandante Fernández Pastor.

Una variante que impulsa el ex Ministro de Trabajo Carlos Tomada es reemplazar la actual fórmula por otra que tome en cuenta, alternativamente, la evolución de la inflación (IPC del INDEC) y el RIPTE (salarios de los trabajadores formales). De ambos índices prevalecerá el que sea más favorable a los jubilados, con la condición de que el RIPTE sea consistente con la evolución de la recaudación del sistema de Seguridad Social. Si no cumple ese requisito, los haberes se ajustarían por la inflación.

La propuesta también modificaría los plazos para cobrar los aumentos:  en lugar que la movilidad se aplique cada tres meses con un rezago de seis meses, se mantendría la suba trimestral pero en función de la variación del IPC o RIPTE de los dos meses anteriores.

En ese caso, en el primer aumento el empalme de ambas fórmulas deberá sumar el ajuste de la anterior fórmula y el primero de la nueva fórmula.

Mientras tanto, el nuevo incremento de las prestaciones que debería aplicarse en marzo –y que se conoce con más cuatro meses de anticipación– surge en un 30% de la evolución de los salarios formales según el índice Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) y del 70% de la inflación entre julio y septiembre pasados, según la fórmula de movilidad aprobada a fines de 2017, con retroactividad a septiembre de 2017.

Con el incremento del 8,74% en diciembre la jubilación mínima alcanzará los 14.068 pesos. Y en marzo a 15.694 pesos. En tanto, las pensiones no contributivas se reducen al 70% del haber mínimo y la PUAM (Pensión Universal al Adulto Mayor) al 80% de esos valores.

A su vez, la AUH (Asignación Universal por hijo), que en marzo tuvo un adelanto para todo 2019 del 46%, debería recibir en diciembre la diferencia entre el 51,1% y el 46% adelantado.

En estos cuatro años, con la anterior y la nueva fórmula de movilidad, la evolución real de las prestaciones fue la siguiente:

En 2016, con una inflación del 40,7%, bajo la fórmula anterior, los haberes subieron el 31,7%: 10 puntos menos.

En 2017, la movilidad arrojó un 28,5% contra una inflación del 24,8%; una mejora de 3,7 puntos.

En 2018, ya con la nueva fórmula, la suba de los precios ascendió al 47,6%, y los haberes aumentaron el 28,5%: un retroceso de 19,1 puntos.

En 2019, de punta a punta, los haberes subirán el 51,1%, con una inflación estimada de 55,6%, según consultoras y entidades privadas, que elevan sus pronósticos al Banco Central. Sería un retroceso de 4,5 puntos.

En resumen: a fin de 2019, las jubilaciones y demás prestaciones sociales tendrán una caída en términos reales del poco más del 20%. con relación a fines de 2015.

El resultado real del 11,56% de marzo dependerá de que pase con los precios en el primer trimestre del año próximo.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Por subas en la indumentaria y medicamentos, la inflación saltó a 5,9% en septiembre

FUENTE: DIARIO CLARIN

Se trata de la suba más alta en un año tras el aumento que registrara el dólar luego de las PASO. En doce meses el IPC se incrementó 53,5% y 37,7% en lo que va de 2019.

ISMAEL BERMUDEZ

Por el fuerte aumento de los medicamentos, artículos de limpieza y tocador, pan, carne y frutas y las cuotas de los servicios de televisión, en septiembre la inflación fue del 5,9%. Con esta cifra, en los 9 primeros meses el IPC (Indice de Precios al Consumidor) acumula un alza del 37,7%. Y con relación a un año atrás, un incremento del 53,5%.

De estos datos se desprende que la inflación del mes pasado fue la la mayor en lo que va del año, la tercera de la gestión Macri, luego del 6,7% de abril de 2016, según la medición del IPC Congreso, la única cifra disponible en aquél momento debido al proceso de normalización del INDEC, y al 6,5% de septiembre de 2018.

En tanto, si se descuenta que en los meses de octubre, noviembre y diciembre suba de los precios podría rondar un 13/14%, este año la inflación cerraría con el 55/57 %, un indice que no se alcanza desde 1991.

La fuerte suba mensual estuvo impulsada principalmente por la devaluación posterior a las Primarias que, a diferencia de lo ocurrido en agosto, pegó de lleno en septiembre.

Dentro del sector alimentos, de acuerdo al organismo estatal, los principales incrementos se dieron en pan y cereales, carnes y derivados, frutas, azúcar y golosinas y aguas minerales y bebidas gaseosas.

Este aumento en el rubro alimentos se produjo a pesar de que desde mediados de agosto se eliminó el IVA para algunos de ellos. Según el Banco Central, la reducción del IVA “amortiguó” la suba de los precios de los alimentos.

Los incrementos en alimentos, según el rubro y la región.

Los incrementos en alimentos, según el rubro y la región.

Días atrás, el presidente de Banco Central, Guido Sandleris, anticipó que por los datos que manejan en ese organismo, la suba de precios de octubre debería ser menos que la de septiembre.

En un clima de incertidumbre sobre el rumbo económico que tomará Argentina tras las elecciones, el Fondo Monetario Internacional proyectó una inflación de 57,3% para este año y 39,2% para 2020.

No obstante, por su mayor incidencia en el índice de precios, con un alza del 5,7% los precios de los alimentos no se quedaron atrás .

Los que más aumentaron fueron el pan de mesa (14,2%), el pan francés (7%), galletitas dulces ( 10%), harina de trigo (6,4%), pollo entero (14,3%), manteca (6,6%), hamburguesas congeladas ( 11%) y banana (18,5%). También los artículos de limpieza, como detergente liquido ( 10,2%), jabón en pan (10,9%), algodón ( 12,7%), desodorante ( 10,2%) y pañales descartables ( 11,4%).

Estos datos anticipan que la inflación de la canasta de indigencia – que toma en cuenta los alimentos básicos- fue muy superior a la inflación promedio.

Por regiones, con el 6,2% el NEA encabeza el ranking inflacionario de septiembre, seguido del 6,1% de la región pampeana y el 5,8% de Capital y GBA, Cuyo y NOA. En la Patagonia fue del 5,3%.

En la Ciudad de Buenos Aires, según la Dirección de Estadística y Censos porteña la inflación en septiembre fue del 5% , acumulando en los primeros 9 meses del año un incremento de 36,1% y un interanual del 50,8%.

En alimentos los principales aumentos porteños provinieron de Pan y cereales (7,6%), Carnes y derivados (6%) y en menor medida, Leche, productos lácteos y huevos (3%) y Aguas minerales, bebidas gaseosas y jugos (6,8%).

También se destacó Prendas de vestir y calzado que promedió un alza de 10,3% “ como resultado del comportamiento estacional de la división”. Y Recreación y cultura subió 7% “debido fundamentalmente al incremento en el abono del servicio de televisión”..

En Mendoza, los precios en septiembre subieron el 5,6%, el 37,2% en los 9 primeros meses del año y 53,7% en los últimos 12 meses. En Neuquén, el alza fue del 6,9%, con un 41% en lo que va del año y un 58% interanual.

A diferencia de los últimos meses, en septiembre subieron más (8,5%) los precios de los productos estacionales y 6,4% lo que se conoce como “Inflación Núcleo”, así denominada porque responde a los precios que no tienen regulación estatal ni están condicionados por factores climáticos u otros estacionales. Por el congelamiento de los combustibles y otras tarifas, los precios regulados subieron el 3,4%.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Por qué los medicamentos subieron más que la inflación

FUENTE: DIARIO CLARIN

Los laboratorios dicen que impactó fuerte la devaluación, pero hay otras explicaciones.

Los medicamentos subieron un 87% interanual según el INDEC. Foto: Rafael Mario Quinteros

NATALIA MUSCATELLI

En el índice inflacionario de septiembre que se conoció el miércoles, la Salud figuró entre los rubros con mayores aumentos. En particular, los medicamentos -que son los de mayor peso dentro del grupo “productos medicinales, artefactos y equipos para la Salud” que releva el INDEC, registraron la mayor suba interanual (87%, contra 53,7% del índice general). Es decir muy por encima de los aumentos que registraron otros productos. ¿Cuál es la razón?

Desde la Cámara que agrupa a los laboratorios extranjeros (CAEME), explican que “los medicamentos pertenecen a una industria fuertemente impactada por las variaciones en el tipo de cambio, ya que una gran parte los productos comercializados en la Argentina son de origen importado y, a su vez, los producidos en el país se realizan con principios activos importados”. En este sentido,”luego de las PASO, el peso sufrió una devaluación de más de 30%, lo que impactó directamente en el sector”, explican.

Otra fuente vinculada a la comercialización confirmó que claramente las nuevas listas de precios fueron publicadas con posterioridad al aumento del tipo de cambio.

Según los datos que maneja CAEME, en septiembre, el aumento promedio de los medicamentos fue de 4,85%. Mientras que indicador relevado por el INDEC promedió 10,1% en el mismo lapso.

Otra de las versiones sobre las remarcaciones en los precios de los medicamentos señala que los laboratorios temen que los aumentos vuelvan a estar controlados. Y que, por ese motivo aprovecharon la situación para realizar los ajustes.

“Muchos productos son importados pero es cierto que aumentaron todos sin importar el impacto del dólar que cada uno tenía sobre la materia prima”, explicó otra fuente del mercado que prefirió no identificarse.

Según la cámara de los fabricantes extranjeros, “el precio de los medicamentos no está únicamente ligado al incremento de los laboratorios, sino que hay que observar toda la cadena de valor y el componente impositivo. Para entender el peso específico de esa cadena, un medicamento que sale del laboratorio a un precio de $ 100, llega al consumidor a $ 175 en promedio”, explicó un vocero de la entidad.

Eugenio Semino, ombudsman de la Tercera Edad, explica que, para los jubilados, los remedios implican un tercio de la canasta mensual que, hasta los primeros días de octubre, ascendía a $ 37.800. En el último año, “los medicamentos de PAMI subieron según el promedio de la inflación pero el resto subió un 100%”, dice.

En esta canasta de la Defensoría se incluyen los medicamentos generalmente más consumidos por los adultos mayores, como antihipertensivos, analgésicos, productos para el colesterol y la diabetes, entre otros. “Además, hay que agregar los insumos farmacéuticos, como los adhesivos para las prótesis o los protectores nocturnos, que están atados al precio del dólar e impactan muy fuerte en el gasto”, señaló Semino.

Otra hipótesis que explicaría la suba exponencial de los remedios es que las farmacias, al tener una menor rentabilidad de la venta de los productos subvencionados por PAMI (menos 30%), optan por recuperar ese déficit en las ventas particulares o de obras sociales, confió una fuente conocedora de las operaciones con el organismo previsional de Salud.

Jimena Worcel, de la Cámara que agrupa a los medicamentos de venta libre (CAPEMVeL) -que concentran el 10% del mercado-, asegura no tener datos sobre los últimos incrementos de precios ya que eso “lo establece cada empresa con su portfolio de productos”, dice. Pero explica que los artículos de venta libre (como antiácidos o tratamientos para la alergia, entre muchos otros), tienen mucha competencia entre productos, con lo cual hay una gran variedad de precios. “Son una categoría de productos elásticos: cuando la gente tiene menos dinero, deja de utilizarlos. Por eso, en el último año especialmente tuvieron una caída de consumo que promedió el 18%.

NE

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cartas al País

FUENTE: DIARIO CLARIN

En el debate, los jubilados esperábamos más de los candidatos

En los debates presidenciales del 13 y 20 de octubre, los jubilados aportantes esperábamos algún pronunciamiento concreto respecto de nuestra situación. Sólo lo hizo el candidato Espert, cuando afirmó que el actual sistema jubilatorio es una “estafa, una mentira” y que resulta inviable porque por cada jubilado existen dos trabajadores aportantes, cuando deberían existir cuatro.

Ese criterio significa desconocer que los aportes previsionales efectuados por un trabajador en tiempo y forma durante toda su vida laboral, debidamente administrados, conforman un valor más que suficiente para financiarle un haber jubilatorio de por vida que sea un razonable sustituto del haber que hubiera percibido de mantenerse en actividad. Y que a ello no obsta ni la prolongación del promedio de vida ni la relación entre trabajadores aportantes y jubilados. Y también será una “estafa y una mentira” cualquier otra reforma previsional que se introduzca so pretexto de hacer sustentable un sistema de seguridad social, en tanto y cuando no reconozca los derechos que generan esos aportes previsionales.

Ahora, a los jubilados aportantes -que con nuestros familiares directos conformamos una pequeña minoría de unos 4.000.000 de votos- nos quedará una duda cuando vayamos a votar en las próximas elecciones respecto de si estamos eligiendo a representantes que defiendan nuestros derechos, o si estamos jugando una boleta del Loto.

Ricardo Cammi

ricardocammi@yahoo.com.ar

Voces, reclamos y esperas de jubilados

Marcha de jubilados. En la sede de la Corte Suprema de Buenos Aires para reivindicar una mejora en sus pensiones Foto: EFE.

Marcha de jubilados. En la sede de la Corte Suprema de Buenos Aires para reivindicar una mejora en sus pensiones Foto: EFE.

No entiendo, si uno trabajo y aportó la mayor parte de su vida, cuando se jubila tiene que cambiar de obra social, o sea a PAMI o alguna otra, porque la mía que es ASE no acepta jubilado, o sea para poder continuar tengo que presentar un amparo, porque tengo conocimiento de causa que de esa manera lo obligan a continuar la afiliación, porque tenemos que recurrir a un amparo que no es gratis, por ser derecho adquirido, cuando uno se afilia, eso no te lo aclara.

De ser así nadie la elegiría. Me parece muy injusto, en mi caso nunca tuvo gasto, ya que no usé ese servicio por tener una prepaga que me cubrió todo lo referente a mi salud y ahora que la necesito, por haberme jubilado, me haya dado la baja y deba afiliarme al PAMI.

Inés Dorado

inesdorado_57@yahoo.com.ar

No lo podemos creer. Nadie levanta la voz cuando los gobernantes actuales usan nuestros fondos para financiar sus gastos. Se ha probado, lo han dicho ellos mismos: los fondos de los jubilados son privados. También los fondos del PAMI son privados. Pero los están gastando de la misma manera que lo hicieron los gobiernos anteriores. Desde la creación de las Cajas de Jubilaciones, allá desde el gobierno de Perón, fueron saqueadas. Cuando los gobernantes “se apoderaron”, de los fondos que administraban las AFJP, ya se habían “apropiado” por medio de leyes, de más del 50% de los fondos. Desde el momento en que “cayeron en sus garras”, ese porcentaje ha aumentado en forma sideral. La prensa, quien es la única que nos dice “¿dónde están los fondos”?, nos manifiesta que 3.155 miles de millones de pesos y otros que no recordamos, pasaron a manos del Gobierno.

Esto significa que se ha “invertido” en títulos y fondos del Estado, tal vez en más del 60% Esto es jugarse a perdedor. Se vuelve a repetir lo mismo de los años anteriores. No pagan a los médicos y sanatorios, pero sacan mil millones para poder viajar al exterior. ¿No diremos nada? A no llorar después.

Carolina Vega

carolinaelenavega@yahoo.com.ar

Mi queja en esta oportunidad va para los peritos de la Cámara de Seguridad Social. Si bien el ideólogo responsable es la ANSeS por liquidar mal las sentencias, también tiene un buen grado de responsabilidad la Cámara de la Seguridad Social. En mi caso, la ANSeS, con sus malas prácticas, liquidó mal y a su favor mi sentencia, y si bien pagaron sostuvieron sin ningún “empacho” que la sentencia estaba bien liquidada, razón por la cual mi juicio contra la ANSeS que arrancó en 2009 continúa, pero esta vez en peritos de la Cámara de Seguridad Social desde febrero de este año.

A esta altura debo pensar que “duerme en algún cajón” a la espera que me llegue el turno que pareciera ser es el de mi muerte. Dado mi actividad por la cual me jubilé tengo acceso a la información. Investigué que sólo quedan dos peritos de la Cámara de la Seguridad Social en lugar de seis. Al parece ser no tengo derecho a reclamo y debo esperar que el perito lo liquide. Desde que lo tiene han pasado ya 9 meses.

Los profesionales que consulté dijeron que hay que esperar, tal vez hasta fin de año o más. Hasta ahí todo bien ( es decir, todo mal) y para peor sin derecho al “pataleo”. Señor perito número 6 de la Cámara de la Seguridad, para usted va este ruego de pronto despacho que le curso la Cámara el 6 de septiembre de 2019 y que hasta el momento de escribir esta carta se encuentra sin contestación de su parte. Y a la Cámara, les digo que sé que hay cientos de profesionales de Ciencias Económicas dispuestos a ser peritos si alguien los convoca.

No debe ser tan difícil la elección y supongo que no será por falta de presupuesto, porque en ese caso y tratándose de jubilados (en mi caso 88 años) sería criminal.

Oscar Paterno

oscarpaterno@yahoo.com.ar

Tengo 71 años, de los cuales trabajé los últimos 55, buena parte de ese tiempo como periodista. Cesé en mi trabajo el 7 de julio último. Previamente inicié el trámite de mi jubilación. De esto hace ya 5 meses. Aún no salió. Fui varias veces a la ANSeS a recabar información. Y en realidad prácticamente no la hay, los empleados solamente me contestan que mis 45 años de aportes están “en revisión”, que es un “procedimiento normal” para “corroborar” mi foja de servicios.

Ante mi reclamo, la respuesta fue “tenga paciencia”, que “tiene que salir”. Y eso es todo. ¿Se necesitan 5 meses, o más, para éste trámite?

Doctor Emilio Basavilbaso, titular de la ANSeS, ¿usted cree que con “paciencia” voy a sobrevivir, cuando mi último sueldo fue el del mes de junio?

Daniel Lagos

del49ar@yahoo.com.ar

igo las cartas del lector que denuncian el despojo que los sucesivos gobiernos han venido haciendo en nuestro actual sistema jubilatorio y en los mal denominados beneficios pasivos. La última carta del 21 de octubre manifiesta que los aportes y contribuciones bien administrados resultarían autosuficientes para asegurar un haber jubilatorio de por vida, sin depender de la relación activos/pasivos.

Sin embargo, sería extraordinario y casi divino que lo único que se salvara de las sucesivas crisis inflacionarias sea el precitado sistema. También cita la única propuesta de un candidato, en el último debate, que a mi entender resulta muy interesante porque propone continuar con el sistema preexistente y que los próximos ciudadanos que comiencen a trabajar ingresen a otro de capitalización administrado por el Estado y, por supuesto, paralelamente acabar con el déficit primario.

Considero que resulta lo más serio que escuché hasta el presente.

Jorge A. Varela

jorgealfredo.varela@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Mauricio Macri y Alberto Fernández abrieron otra grieta: ¿Los abuelos usan celulares?

FUENTE: DIARIO PERFIL

El Presidente defendió su gestión en el PAMI mientras el candidato del Frente de Todos denunció que los adultos mayores no tiene celulares porque “no pueden pagarlos”. Qué dicen los datos oficiales.

El debate presidencial abrió una grieta inesperada sobre el uso de celulares en la tercera edad. Cuando el presidente Mauricio Macri se refirió a la modernización del PAMI y la posibilidad de utilizar recetas médicas electrónicas, el candidato Alberto Fernández retrucó: “Los abuelos no tienen celulares porque no pueden pagarlos”. Según los datos oficiales, cerca del 65% de los adultos mayores tienen telefonía móvil, aunque no se especifica si con esos dispositivos acceden a Internet. “Cuando asumí, el PAMI prestaba un pésimo servicio a los afiliados y era una cueva de corrupción. Hoy dos de cada tres medicamentos son gratuitos y funciona de forma transparente y digitalizado. Eso demuestra que se puede administrar una empresa pública con eficiencia y transparencia”, resaltó el Presidente durante el debate que se realizó en la provincia de Santa Fe el pasado domingo 13 de octubre. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

El candidato del Frente de Todos se encargó de responder con suspicacia: “Los abuelos no tienen celulares, Presidente, porque no pueden pagarlos, hablemos en serio”. Pero ¿qué hay de cierto en los dichos de los candidatos? Según los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y el Sistema de Información Cultural de la Argentina (SInCA), cerca del 64% de los adultos posee un teléfono móvil y el 41,5% tiene acceso a Internet. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

La directora del Centro de Estudios sobre Medios y Sociedad en Argentina (MESO), Eugenia Mitlchensen, también detalló que en el país existen 129 celulares por cada 100 personas aunque “eso no significa que tengan Internet, ahí los números bajan bastante”. En diálogo con Radio Metro, la especialista dijo entre los adultos mayores “hay mucha diferencia por nivel educativo: los que tienen sólo primaria incompleta llegan al 14% y los que tienen universitario completo 79.2%”. “Fue una chicana, no creo que Alberto Fernández piense en serio que los adultos mayores no tienen teléfono celular. Ni Macri ni Alberto están lejos de esta demografía”, agregó. En diálogo con PERFIL, Luciano Galup, especialista en medios sociales y autor del libro “Big Data & Política”, coincidió en que las frase de Fernández es “metafórica” porque “no tiene tanto que ver con el uso de celulares sino con describir una situación económica de los jubilados. Porque dice ‘no lo pueden pagar’ lo que habría que ver es el uso de banda ancha móvil en ese sector. No de acceso a celulares. Lo que sí es cierto es que el uso de tecnología baja en ese sector. Y que si se excede en la ‘tecnologización’ de la burocracia puede quedar gente descolgada por brechas de acceso”. (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

Para redoblar la apuesta, Macri insistió con la temática en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, durante una nueva marcha del Sí se puede al arengar a los militantes: “Nuestros abuelos tienen celulares, tienen corazón, tienen fuerza. Todo eso tienen nuestros abuelos”. DR (Fuente www.perfil.com). El periodismo profesional es costoso y por eso debemos defender nuestra propiedad intelectual. Robar nuestro contenido es un delito, para compartir nuestras notas por favor utilizar los botones de “share” o directamente comparta la URL. Por cualquier duda por favor escribir a perfilcom@perfil.com

DR

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

ANSES ELECCIONES 2019

Si sos mayor de 70, tenés prioridad para votar

Este 27 de octubre son las elecciones generales: se elige presidente, vicepresidente, diputados y senadores nacionales.

Como tenés prioridad, ese día no vas a tener que hacer fila para entrar al cuarto oscuro.

Recordá llevar el último DNI que tramitaste (Documento Nacional de Identidad, Libreta Cívica o Libreta de Enrolamiento).

 

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized