A.A.J.A NOS MOVILIZAMOS A LA PLAZA DE MAYO

ESPERAMOS QUE CONCURRAN TODOS LOS MARTES DE 18,00 A 19,00 HORAS ALREDEDOR DE LA PIRAMIDE DE MAYO

MARCHAREMOS EN SILENCIO Y EN ORDEN, ALREDEDOR DE LA PIRAMIDE DE MAYO

CON PANCARTAS ALUSIVAS A NUESTRA PROBLEMÁTICA, INVITAMOS A QUE HAGAN LO MISMO LOS JUBILADOS DE TODAS LAS PROVINCIAS.

LO UNICO QUE PEDIMOS ES QUE SE COLOQUEN EN ALGUN LUGAR VISIBLE UN  PEQUEÑO CORAZON HECHO DE PAPEL BLANCO.

 NUESTRAS PANCARTAS TENDRAN LOS SIGUIENTES TITULOS:

DERECHOS HUMANOS PARA LOS JUBILADOS

Exigimos el cumplimiento del Art. 14 bis de la Constitución Nacional, que garantiza jubilaciones y pensiones móviles. La pronta sanción de una verdadera Ley, como lo ha exhortado la Corte Suprema de Justicia, que determine un mecanismo permanente y objetivo, de ajuste de los beneficios previsionales, sin necesidad de reclamos judiciales y no la actual falsa Ley de movilidad. El respeto a la dignidad personal y los derechos humanos de los adultos mayores que han aportado durante años, en el 2003 los jubilados que cobraban la mínima era del 17% y hoy la cobran el 78%.

 AYER APORTAMOS, HOY RECLAMAMOS, MAÑANA VOTAMOS

Nosotros queremos que la sociedad conozca esta situación vergonzante y exigirle a los futuros candidatos de los diversos partidos políticos, que se comprometan a sancionar una NUEVA LEY PREVISIONAL que contemple un haber jubilatorio del 82% móvil del salario del trabajador en actividad y además que el haber mínimo no sea inferior al SALARIO MÍNIMO VITAL Y MÓVIL. Que se nos respete por lo que fuimos y por lo que somos: trabajadores dignos y auténticos, que no queremos que se nos utilice demagógicamente, ni como variable de ajuste para encubrir déficits de administración o lograr ventajas electoralistas.

JUBILACIONES Y PENSIONES DIGNAS 82% MOVIL

Aceleración del Pago de Juicios pendientes con sentencia firme, tal se comprometiera la ANSeS ante la Comisión  Interamericana de Derechos Humanos de la OEA y hasta ahora continua incumpliendo lo celebrado. Actualización de los haberes para todos los Jubilados y Pensionados, con una haber mínimo,  igual al salario mínimo, y el 82 % Móvil del sueldo y salarios de los activos.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

El cigarrillo es sinónimo de EPOC

Por Dr. Daniel Cassola

Durante esta semana, alternadamente, se conmemoraron el Día del Cáncer del Pulmón, el Día del EPOC y el Día del Aire Libre de Humo. Hoy viernes nos parece una buena oportunidad para recodarles a todos sobre lo nocivo del hábito de fumar.

Decimos a todos porque todavía hay mucha gente que fuma, también hay mucha que dejó de fumar y por último están quienes nunca fumaron, a los que les decimos que continúen de esa manera.

El EPOC, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, es una patología que prácticamente es monocausal: se produce por fumar. Es importante detectarla a tiempo, ya que no tiene cura pero sí tratamiento.

La prevención es no fumar. Tenemos que tener presente que cada cigarrillo está diseñado para potenciar la adicción a la nicotina, y de esa manera reafirmar el consumo.

En la actualidad los expertos sostienen que el cigarrillo se compone por dos mitades. La primera está dada por el marketing. Si bien hay restricciones para la publicidad del cigarrillo, existen distintas campañas propagandísticas.

La industria del tabaco suele tener variantes “light” de cigarrillos, que dan la idea de ser inocuos. Es falso, ya que hacen tanto daño como los otros, por más que el humo que desprenden sea menos concentrado.

Lo mismo ocurre con los filtros. Hay cigarrillos con filtros larguísimos, otros más pequeños e incluso hay cigarrillos sin filtro. Todos son dañinos.

La otra mitad es el cigarrillo propiamente dicho. Sabemos que se compone en un 90 por ciento de tabaco. Ya solo fumar tabaco, sin filtros ni aditivos, es cancerígeno.

Pero además los cigarrillos contienen una variedad de sustancias que la industria dispone para hacerlos más adictivos. Por ejemplo, tienen azúcares y amoníacos, que mejoran la absorción de la nicotina.

Otros tienen cacao, que además de darles sabor, funciona como broncodilatador permitiendo que la nicotina llegue a más alveolos.

Algo similar ocurre con los mentolados, que al dormir la garganta evitan la tos. La trampa es que las sustancias pueden ser aptas para el consumo humano, pero al entrar en combustión se alteran y se vuelven nocivas.

En conclusión, quienes no fuman deben mantener su conducta, los ex fumadores también deben continuar así y quienes sigan fumando deben tratar de dejar ya. Hoy existen hasta aplicaciones para el celular que acompañan a quienes están dejando de fumar. Hasta hay algunas que indican los productos que podemos comprarnos con el dinero que se ahorra al no comprar cigarrillos.

Ya no hay excusas. Para evitar el EPOC y el cáncer de pulmón hay que dejar de fumar.

“Hay que buscar el momento para dejar de fumar, y si no se puede solo hay que buscar ayuda”

Lo afirmó María Cristina Borrajo, presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria.

“Hay que buscar el momento adecuado que siempre aparece para dejar de fumar. Y si no puede solo tiene que buscar ayuda. No siempre tiene que ser un profesional, puede ser una aplicación en el teléfono, o un amigo que dejó de fumar. Hablando del EPOC, las personas fumadoras mayores de 45 años pueden tener EPOC. El diagnóstico tardío no es aconsejable. El EPOC tratado a tiempo puede lograr la detención de la evolución de la enfermedad. Y siempre es mejor la detención en los momentos iniciales”, comentó la especialista.

“El EPOC no se revierte pero sí se puede detener. Al dejar de fumar el estado del pulmón va a mejorar aunque el EPOC no se pueda curar”, agregó.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Cartas de lectores

Fuente: El Litoral.com

Siempre los jubilados nacionales

Alejandro Reiner

DNI 93495091

El solo hecho de leer y escuchar que los jubilados y pensionados nacionales no serán “bendecidos” con un bono para paliar el déficit diario del presupuesto, me llena de rabia, rencor y odio hacia aquellos que manejan “nuestra” caja de la Anses. Ellos argumentan que están haciendo un gran esfuerzo para pagar en tiempo y forma, cuando han sido ellos los que han vaciado la caja utilizando “nuestro” dinero para otros fines. Son ellos los que han llenado las arcas de la Anses con bonos a cambio de “nuestro efectivo”. Son ellos que con bombos y platillos anuncian beneficios a personas que nunca trabajaron ni trabajarán y les crean nuevos planes a costa de la caja de la Anses.

Es una ofensa, una falta de respeto, el desprecio que se tiene hacia el jubilado nacional. Muchos de los que han aportado ya han muerto y los otros pisan ya los 80 años y son justamente ésos los que han trabajado en aras de hacer una gran nación. Por ende son los que merecen la consideración y el respeto, por la sola razón de que ya son personas mayores.

Y les digo a esas personas que se esfuerzan para pagar en tiempo y forma los haberes que en la Anses siempre sobró plata, pero sucede que la han vaciado. Si tan sólo de la caja de la Anses no saldrían tantos planes para alimentar a cientos de vagos, sobraría dinero para el bono de fin de año.

¿Por qué los jubilados nacionales deben penar? ¿Por qué el Estado utiliza la Anses como caja de cambio de bonos? ¿Existe una ley que permita al Estado utilizar el dinero de los jubilados para otros fines?

El señor Bossio ponderó que pudo cumplir con la ley de movilidad jubilatoria. Por favor si alguien lo ve, dígale que con la inflación los sueldos están en déficit. Si todos los gremios consiguen un bono de fin de año para paliar el desfasaje del sueldo, ¿por qué razón a un jubilado nacional no le corresponde, si hemos aportado una vida para tener la satisfacción de tener una vejez en paz?

Respetuosamente le preguntaría al señor Bossio, ¿ser jubilado nacional es una mala palabra?

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Los jubilados y sus tiempos

Fuente: La Nueva

No deja de ser una decisión alentadora la tomada recientemente por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que habilita para los jubilados y pensionados que reclaman a través de la justicia reacomodamientos en sus haberes, la posibilidad de exigir a la Anses el pago de la Prestación Básica Universal, uno de los tres componentes de sus jubilaciones.

Hasta ahora, esa prestación no había sido recompuesta y el Anses planteaba que cada reclamo debía ser analizado “caso por caso”, lo cual suponía una importante dilación en la cuestión, de resultado incierto y que obligaba a quienes lo hacían a seguir con su paciente espera, para que le reconocieran la correspondencia de ese pago.

La noticia alcanzó a disfrazar en parte la decisión del Anses de no pagar este año el bono de fin de año a jubilados y pensionados, como consecuencia de lo ajustado de sus recursos para afrontar sueldos y aguinaldos.

El bono era muy esperado por el sector, que hoy percibe una jubilación mínima de 3.230 pesos, la mitad de lo que se valúa la canasta jubilatoria.

Por otra parte, sigue siendo un tema espinoso la postura del Anses de cuestionar a los jubilados que recurren a abogados para hacer sus reclamos frente a pagos indebidos o con errores.

De acuerdo a distintos colegios, la entidad no los deja trabajar porque entiende que son profesionales “que se han llenado los bolsillos” a costa de ellos. La realidad es que se trata de situaciones en las cuales los jubilados se encuentran completamente desprotegidos frente a una maquinaria tan poderosa como la del Anses y en ese sentido es lógico que recurran a un asesoramiento profesional para hacer valer sus derechos.

Es claro, además, que los juicios se inician por errores reales cometidos en las liquidaciones y que el propio Anses se ha hecho un especialista en dilatar, a partir de repetidas apelaciones que han hecho incluso colapsar a la Cámara Federal de Seguridad Social.

Los jubilados no pueden verse sometidos a estos manejos, donde a sus magros ingresos deben sumarse la incertidumbre, la burocracia, esperas y discusiones.

Porque además se verifica que los tiempos de la Justicia –que, en rigor de verdad, no son los tiempos de nadie- se vuelven particularmente perversos para estas personas, que, de acuerdo con estadísticas que nos involucran a todos, tienen una expectativa de vida que debiera considerarse primordial al momento de iniciarse cualquier debate.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

NO SOMOS DESCARTABLES

3 comentarios

noviembre 20, 2014 · 6:38 pm

PAMI: urge una profunda investigación

Fuente: Diario Los Andes MENDOZA

Un juez federal ordenó un allanamiento en la sede central del PAMI en una causa que investiga los préstamos del organismo al Tesoro de la Nación. La Justicia debe actuar en forma profunda y rápida, porque está en juego la salud de los jubilados.

a decisión del juez federal Claudio Bonadío, de ordenar el allanamiento de la sede central del PAMI en el marco de una causa por los préstamos de ese organismo al Tesoro de la Nación, exige que la investigación llegue a lo más profundo para establecer si hay o no culpables de lo que sucede, en razón de que lo que está en juego es la salud de los jubilados.

La medida adoptada por el magistrado nace en el marco de un expediente que se inició por una denuncia del fiscal Carlos Stornelli, quien cuestionó que el organismo nacional no puede hacerle concesiones al Gobierno.

Además, es necesario señalar que en forma paralela avanza otra causa, a cargo del juez Sergio Torres, donde la cúpula del PAMI fue denunciada por manejos económicos irregulares.
Nadie puede dudar de que el sector pasivo atraviesa por una situación preocupante. De acuerdo con lo afirmado por las propias autoridades, poco más del 50 por ciento de los jubilados percibe el haber mínimo y lo hace en un momento de la vida en que gran parte del salario deben destinarlos a la salud.

Por una cuestión económica, no pueden acceder a los sistemas prepagos de atención, razón por la cual se ven obligados a aceptar esperas de meses para acceder a un turno de especialistas o a las cirugías.
Según se afirma, entre las principales deficiencias figuran la falta de cercanía de las prestaciones, falta de calidad, no hay suficientes camas para internación de los afiliados, un inadecuado sistema de contrataciones, geriátricos y establecimientos de salud mental que no cumplen los requisitos y la falta de médicos y centros de atención.

Todo ello, enmarcado en denuncias efectuadas por las entidades que agrupan a las clínicas y sanatorios que denunciaron falta de financiamiento del instituto, aunque desde el PAMI  negaron retrasos en pagos o deudas con prestadores. El PAMI es la obra social más grande del país y cuenta con un presupuesto de 45 mil millones de pesos.

Es conducido por Luciano Di Césare, un hombre muy cercano a la familia presidencial a la que acompañó desde que Néstor Kirchner lo designara director de la obra social de Santa Cruz, en 1991.

Una de las mayores críticas que surgen desde los sectores se centra en la cantidad de personal con que cuenta el organismo, que pasó de 10.700 a 20.000 empleados en los últimos siete años.
Es dable señalar también que el Estado, a través de fondos del PAMI, está construyendo siete hospitales, seis de ellos ubicados en la provincia de Buenos Aires (dos en La Matanza y los restantes en Esteban Echeverría, Ituzaingó, Escobar y General Rodríguez) y en Entre Ríos.

Las informaciones señalan que sólo los de La Matanza presentan algún grado de avance, mientras el resto se encuentran paralizado, pese a que se han derivado importantes fondos, lo que ha llevado a que las críticas surjan desde los propios empleados del organismo nacional.
En el caso de la investigación de lo que está sucediendo en el PAMI surge la necesidad de que los tiempos de la Justicia se aceleren. Los jubilados, por su edad, no pueden esperar y, debido a sus condiciones económicas, no les queda otra salida que aceptar lo que se determine desde el organismo para la atención de su salud.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Los jubilados también sufren la pérdida de poder de compra

Fuente: diario Clarín

IMPACTO DE LA INFLACION. Los más afectados son los que cobran por encima de la mínima, porque les dieron los menores aumentos.

Ismael Bermúdez

La caída del poder de compra no es un problema que golpea sólo a los salarios, sino a todos los sectores de ingresos fijos. Uno de los más afectados es el universo de los jubilados y pensionados, cuyos haberes también pueden comprar ahora menos alimentos que los que podían adquirir en 2001.

Pero en este caso el impacto no es uniforme, sino que presenta una gran disparidad según los haberes que percibe cada franja, porque el Gobierno otorgó aumentos diferenciados en forma arbitraria.

Hasta comienzos de 2009, la política del Gobierno fue la de subir más el haber mínimo que el que cobraba el resto de los jubilados. Así los que cobran ese piso de ingreso jubilatorio, en términos de alimentos, pueden comprar más pan o leche, pero menos carne o quesos.

En cambio, los que perciben haberes que están por encima de la jubilación mínima pueden comprar menos alimentos porque recibieron menos aumentos a lo largo de los últimos 13 años. Estos casos quedaron en una situación muy similar a la de los asalariados.

En octubre de 2001, la jubilación mínima era de $ 150, a lo que se le adicionaban $ 50 de subsidio de pobreza. Pero la cobraba sólo el 17% de los asalariados. Ahora, más del 50% del total de jubilados percibe el haber mínimo de $ 3.231. Punta a punta, representa un incremento del 1.515% en ese período.

La última moratoria previsional ayudó a compensar el deterioro real de las jubilaciones, porque muchos cónyuges de mujeres o varones jubilados accedieron a obtener el beneficio, en su mayoría el haber mínimo. Y de cobrar un solo ingreso, en esos hogares pasaron a tener dos haberes y así mejoró su poder adquisitivo.

Accedieron a la jubilación por moratoria 2,7 millones de personas que no tenían los aportes necesarios para hacerlo. Ahora, el Gobierno decidió impulsar una nueva moratoria, que permanecerá abierta hasta 106, donde se estima que se podría jubilar otro medio millón (ver página 18).

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized